Aranguren insiste en la reestructuración de YCRT

A través de su Departamento de Prensa, el Ministerio de Energía y Minería de la Nación dio a conocer un informe acerca de la reunión celebrada el lunes en Buenos Aires entre el titular de esa cartera, Juan José Aranguren, y el interventor en Yacimientos Carboníferos Río Turbio, Omar Zeidán, con representantes de la Intersindical de los cuatro gremios que nuclean a los trabajadores mineros.

Estos estuvieron representados por Miguel Páez (ATE), Pablo Mercado (APS), Luis Avendaño (Luz y Fuerza) y Guillermo Barrionuevo (La Fraternidad), habiéndose tratado dos puntos específicos: la situación actual y futura del yacimiento y la Central Termoeléctrica a carbón de Río Turbio.

El parte oficial indica que el ministro señaló que es responsabilidad de su cartera “administrar los recursos de todos los argentinos de una forma responsable y sustentable”.

En tal sentido destacó que en 2017 el Estado Nacional aportó 4.100 millones de pesos para el sostenimiento de las actividades de YCRT y que la dotación de trabajadores que era de 700 en 2002 se fue incrementado hasta alcanzar 2.954 en 2015.

A ello suma la “ausencia de producción efectiva de carbón en volúmenes significativos en la última década, los cuales se han mantenido durante ese tiempo en un promedio similar al registrado en 1951 (50.000 toneladas por año)”, todo lo cual “hace impostergable la adopción de medidas para lograr una administración racional de los recursos públicos afectados al emprendimiento”.

Más adelante, tras citar que no hubo consensos con las organizaciones gremiales cuando se les pidió establecer nuevas condiciones de trabajo para dar sustentabilidad a la empresa, la misma se vio obligada adoptar acciones que posibilitaran la continuidad de sus actividades.

INFLEXIBLE

En consecuencia, durante la reunión del lunes el polémico Aranguren ratificó las medidas adoptadas por la intervención, pero comunicó a los gremialistas que se reabrirá el programa de retiros voluntarios que venció el 28 de febrero y que ahora se extenderá hasta el 31 de marzo.

Por otro lado, el ex CEO de Shell propuso a las organizaciones gremiales firmar una adenda para modificar los convenios colectivos de trabajo que se encuentran vencidos y continuar dialogando para lograr los consensos tendientes a viabilizar y dar sustentabilidad a la empresa.

Finalmente, con respecto a la Central Termoeléctrica a carbón de Río Turbio, el ministro -luego de informar sobre la rescisión del contrato con Isolux Corsan UTE a través de la Resolución 144/2018, publicada hoy en el Boletín Oficial- reiteró la voluntad del Estado Nacional de concluir la obra en la medida de que se logre un consenso para la reestructuración mencionada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico