Arcioni le tomó juramento a Paulo Cassutti como ministro de Educación

El nuevo ministro se venía desempeñando en esa cartera como subsecretario de Política, Gestión y Evaluación Educativa. En un contexto donde ya transcurrieron más de 40 días sin clases, afirmó que trabajará para fortalecer el diálogo entre distintos sectores "para salir adelante en esta compleja situación".

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, presidió ayer en Sala de Situación de Casa de Gobierno, en Rawson, el acto de asunción de Paulo Cassutti como ministro de Educación de la provincia.

Durante el acto el escribano del Gobierno del Chubut, Marcelo Lizurume, efectuó la lectura del decreto Nº 975, a través del cual se puso en funciones al nuevo funcionario y seguidamente el gobernador Arcioni le tomó juramento.

El mandatario provincial estuvo acompañado por los ministros Coordinador de Gabinete, Federico Massoni; de Gobierno, Mariana Vega; de Economía, Oscar Antonena; de la Familia, Valeria Saunders; de Ambiente, Eduardo Arzani; de la Producción, Leandro Cavaco; de Salud, Adrián Pizzi; de Infraestructura, Gustavo Aguilera; distintos funcionarios provinciales; y contó con la presencia del ministro de Educación saliente, Leonardo De Bella; diputados Provinciales y público en general.

“El Ministerio de Educación es el más grande (del Estado provincial), con mayor cantidad de agentes y por la infraestructura que acompaña al recurso humano, lo cual implica un desafío importantísimo, y más si uno tiene en cuenta que estamos en un contexto que no es el óptimo, o el mejor de todos”, sostuvo Cassutti, en diálogo con el periodismo, luego de asumir.

En el mismo sentido, el funcionario provincial resaltó: “yo y el equipo que me acompaña tenemos muchos años en esto y a través del diálogo como camino entre todos los sectores, ya sea docentes y auxiliares, estoy convencido que vamos a salir adelante”.

“Sabemos que la coyuntura que estamos transitando es bastante difícil y complicada, así que vamos a trabajar fuertemente en intentar conseguir un acuerdo a través del diálogo, para que vuelvan las clases normales, pero también tenemos como prioridad medidas de mediano y largo plazos como es el caso de la infraestructura, por eso pedí que me den la situación edilicia en la que se encuentra cada uno de los establecimientos, para poder terminarlos lo antes posible”, detalló el ministro.

Cassutti aprovechó la ocasión para hablar sobre cómo va a ser la recuperación de los contenidos perdidos por la falta de clases, “se va a hacer a través de propuestas pedagógicas como se ha hecho en años anteriores”, señaló.

“Priorizaremos los ejes más importantes, a partir del trabajo que hace el docente con los alumnos, para intentar acercarse lo más posible a las capacidades, habilidades, destrezas y conocimiento que tenga que tener ese estudiante”, subrayó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico