Arcioni tomó distancia de la idea de Macri de eliminar impuestos provinciales en las tarifas públicas

El gobernador Mariano Arcioni fijó ayer una clara postura en contra del proyecto del gobierno nacional por el que se promueve la eliminación de los impuestos provinciales en las tarifas, con el fin de morigerar el incremento de las mismas. "Es cierto que es un tema delicado y difícil, pero eso no sirve ya que solo agravará la situación de los municipios", dijo el mandatario, quien de paso calificó la postura del diputado Gustavo Menna de "obediencia debida".

El gobernador Mariano Arcioni expresó claramente ayer el rechazo de su gestión a la propuesta que, para atenuar el impacto del tarifazo sobre los servicios públicos, hizo el propio Mauricio Macri y que consiste en eliminar los impuestos y cargas provinciales que las facturas tienen y que, en gran parte, llegan a los municipios.

“No estamos de acuerdo en eso. Ya se lo hicimos saber, a través del ministro de Hidrocarburos, Martín Cerdá, a Juan José Aranguren. Es un tema muy difícil, es cierto, pero la solución no pasa por sacar estos impuestos, ya que si se avanza en ese sentido se va a perjudicar más a los municipios”, indicó el mandatario.

En rueda de prensa, efectuada tras la toma de juramento de Raúl Chicala como nuevo ministro de Infraestructura, Arcioni fue consultado por la propuesta del gobierno y por la postura asumida por los diputados nacionales quienes, a excepción de Gustavo Menna de la Alianza Cambiemos, sumarán sus votos para congelar o retrotraer las tarifas a noviembre.

“Hay que trabajar en otras alternativas que esta quita de impuestos. Ya fijamos postura, que mantenemos y que comparten los diputados, a excepción de Menna, cuya posición es lógica ya que está alineado con el gobierno nacional y su espacio político. Cuando uno tiene obediencia debida con un partido o gobierno pasan esas cosas; por eso nosotros siempre planteamos trabajar desde un partido provincial”, acotó.

SE VA AGULLEIRO

En otro tramo de la conferencia, Arcioni confirmó que Ignacio Agulleiro no está más al frente del ministerio de Ambiente, el cual transitoriamente es conducido por la subsecretaria Mariana Vega y adelantó que posiblemente esa cartera se modifique y forme parte de un nuevo ministerio de Energía y Ambiente.

“Estoy trabajando personalmente en el nuevo esquema de gobierno. No quiero comentar todavía nada porque me falta pulir algunas cosas. Quiero ponerlo a disposición de la Legislatura la semana próxima”, indicó el titular del Ejecutivo, quien reconoció que se trabaja en la posible desaparición del ministerio de Coordinación, cuyas tareas serían absorbidas por una futura secretaría Legal y Técnica.

“Estamos pensando en una estructura más ágil y vamos a avanzar en ese sentido porque lo que buscamos es optimizar los recursos del Estado y hacerlo más eficiente”, completó, para luego reconocer que todavía no tiene nombres para la Fiscalía de Estado y la Contaduría General, sin responsables tras las renuncias de Diego Martínez Zapata y Mario Glades.

Finalmente, cuando fue consultado por la denuncia por presunto enriquecimiento ilícito que los diputados provinciales del Frente para la Victoria presentaron contra el director de ceremonial, Oscar Alarcón, el gobernador planteó la necesidad de “dejar trabajar a la justicia” y luego invitó públicamente al todavía funcionario a vindicarse.

“Tengo que interiorizarme de la denuncia. Hay que dejar a la justicia que avance e investigue. Lo que yo recomiendo y pido es que todo funcionario, cuando es nombrado, se vindique. Yo lo hice”, recordó, para luego insistir en que recién tomaría una determinación luego de analizar los alcances de la presentación efectuada ayer por los diputados Blas Meza Evans, Gabriela Dufour y Alejandra Marcilla.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico