Bowman: "los habitantes de Telsen piden posibilidades de desarrollo"

"Vivimos con demandas en muchos aspectos, pero hay una fundamental: el reclamo de posibilidades de desarrollo y de calidad de vida digna", dijo el presidente de la Comuna Rural de Telsen, Leonardo Bowman, respecto a los anuncios realizados por el Gobierno del Chubut para generar el desarrollo productivo de la Meseta. Valoró la discusión plural lograda en el ámbito de las Mesas de Desarrollo en la región, durante este año.

El presidente de la Comuna Rural de Telsen, Leonardo Bowman, afirmó que la principal demanda de los habitantes de su localidad y de la Meseta en general “es el reclamo permanente de posibilidades de desarrollo y de calidad de vida digna por parte de cada uno de nuestros habitantes”. Y puso en valor el trabajo realizado durante este año en las Mesas de Desarrollo, con la inclusión de todas las voces de la zona.

Bowman calificó de “muy importante” para los Departamentos de Telsen y Gastre “y para la provincia en general también” al proyecto de desarrollo productivo de la Meseta que anticipó el Gobierno del Chubut, en un encuentro online con la presencia del secretario de Minería de la Nación, Alberto Hensel, intendentes, diputados provinciales y representantes de distintas entidades y organizaciones públicas y privadas.

“Lograr el debate formal de un tema que la región viene esperando hace más de una década es tener la posibilidad de discutir la diversificación productiva de una amplia región, que es una de las más postergadas del país, y de las que tienen menor densidad poblacional: 0,09 habitantes por kilómetro cuadrado”, explicó Bowman.

Precisó que “en esta zona hay pequeños centros urbanos, aldeas escolares, que surgieron como lugares de servicios de pobladores rurales que se han dedicado desde hace más de 100 años a la ganadería”.

Sin embargo, dijo, “esta matriz productiva que ha dado origen y estableció una dinámica en estos Departamentos, desde hace dos o tres décadas atraviesa una profunda crisis dada por múltiples factores: hechos climáticos extraordinarios como la caída de cenizas volcánicas, nevadas e inundaciones como la que nos tocó vivir en Telsen en 2014 que no solo terminó con toda iniciativa de producción agrícola sino que también se cobró vidas humanas; factores políticos y económicos que marcan la baja rentabilidad del valor del producto, sin contar con posibilidades de estabilidad en este aspecto”.

Y agregó a estos factores el “pastoreo y sobrepastoreo en unidades productivas que son muy propensas a la desertificación; y políticas públicas que no han tenido el suficiente apoyo para el sostenimiento del sector”.

MIGRACION

Bowman repasó que “todos estos factores, junto a otros socioambientales, han hecho que cambiara abruptamente la dinámica de la región sufriendo una migración de la población rural”.

“Este movimiento de la población hoy nos indica que tenemos menos del 10% en el sector rural”, enfatizó, y graficó: “En el caso de Telsen, cuenta con 132 unidades productivas registradas en el sector rural al año 2000. En ese momento había un movimiento productivo de 200.000 cabezas de ganado ovino. Y en los datos del año pasado contamos con 33.000 cabezas”.

“Esto -sostuvo- es un factor más que afecta a los productores que todavía siguen apostando a esta matriz productiva como única alternativa”, aunque “hay una gran cantidad de campos desocupados que van quedando detrás de esta migración”.

Además, dijo, “hay campos ocupados pero también subocupados, y por ello la propagación de depredadores que hacen estragos y afectan año tras año a las majadas”.

Ante este panorama, Bowman sostuvo: “Actualmente vivimos en cada comuna con demandas en muchos aspectos, pero hay uno fundamental: la posibilidad y el reclamo permanente de posibilidades de desarrollo y de calidad de vida digna por parte de cada uno de nuestros habitantes”.

Agregó que en muchos casos se trata “ni más ni menos que de la demanda de posibilidades de igualdad, de acceso a muchas cosas que en otras localidades y regiones de la provincia sí existen. Y que lo han hecho seguramente a través de tener una matriz productiva más diversa y de acuerdo al uso de los recursos naturales que cada uno tiene en su región”.

MESAS DE DESARROLLO

De esta manera, comentó, “en mi rol de presidente comunal se comenzó a trabajar en la búsqueda de alternativas productivas para modificar esta realidad. Por ello se decidió, a partir de julio de este año, retomar y replicar el modelo de Mesas de Desarrollo que se llevaban a cabo en nuestra región donde se trataban temas productivos”.

“A través de ellas, que convocamos bajo las condiciones que permitieron esta situación de pandemia, hemos elaborado un diagnóstico para saber concretamente dónde estamos parados”, dijo.

Bowman puso en valor que en esos ámbitos “hemos incluido a distintos sectores de cada lugar. Es una mesa plural, donde está incluido el sector productivo rural, las instituciones locales, las iglesias. Y se respeta la posición de cada uno”.

Explicó que “se trata de que desde el sector local surja una propuesta lo más rica posible, con inclusión de todas las voces, tratando de que no sea una discusión acerca de si vamos a tener la posibilidad de desarrollar la minería o no, sino que hemos optado por ver bajo qué condiciones vamos a incentivar a que se desarrolle la actividad”.

“Es sumamente necesario para nosotros generar condiciones de desarrollo en la región para brindar condiciones de vida dignas”, enfatizó, por lo cual instó estas condiciones “se den de manera ambientalmente segura pero, sobre todo, nos permitan, como habitantes y responsables de cada una de las comunidades, brindar a los habitantes de nuestra región posibilidades de desarrollo e igualdad para todos”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico