Buscaban etiquetados en idioma ruso

La abogada Verónica Heredia afirmó que el juez les dijo a sus representadas que no tenía nada contra ellas, pero no les devuelve los celulares que son su elemento de trabajo.

La representante legal de varias mujeres que fueron allanadas en el marco de la desaparición de vacunas Sputnik V del Hospital Regional realizó una serie de cuestionamientos al procedimiento realizado por la Policía el martes 16 de este mes, avalado por el Ministerio Público Fiscal y el juez Miguel Caviglia.

La abogada Verónica Heredia demanda la devolución de los teléfonos celulares secuestrados, ya que son la herramienta de trabajo de sus representadas, que son personal de salud o de limpieza.

“Fue un procedimiento muy irregular. Son jefas de hogar que trabajan con su celular; enfermeras o personal de limpieza; las más precarizadas de este sistema de salud y que han puesto el cuerpo en la primera línea. Es su herramienta de trabajo. Nos presentamos ante el juez y dijo que no hay ninguna causa, aunque reconoció que tiene secuestrados sus celulares”, dijo.

“Es grave porque una investigación no se comienza con lo que se encuentra en un celular, sino que esto es consecuencia. El propio juez dice que no hay pruebas contra ellas”, acotó la abogada que resaltó que “el allanamiento fue violento; hubo mujeres a las que desnudaron delante de sus hijos”.

Su cuestionamiento no solo se centra en los métodos policiales que supervisó el ministro de Seguridad, Federico Massoni, sino en la calidad de las pruebas que aportó el Ministerio Público Fiscal para pedir los allanamientos.

“En la orden de allanamiento el juez puso que la policía debía buscar prospectos etiquetados en idioma ruso. Es de ignorantes pensar que salieron con las vacunas en sus mochilas”, acotó Heredia, insistiendo en que “si no hay nada, que les devuelvan el teléfono que es lo que necesitan para trabajar”.

En FM Tiempo Comodoro, sostuvo la abogada defensora de Derechos Humanos que “desde la Defensa Pública, a cargo de la doctora (Lucía) Pettinari, sé que se analiza la violencia desplegada por la policía, que hasta pedía la clave del bloqueo del celular, lo que no se puede hacer. Pero la policía hace lo que le permite el Ministerio Público Fiscal”.

Acotó que tanto “la violencia desplegada”, como la falta de control del Ministerio Público Fiscal y de los jueces “es muy grave”.

Añadió que harán la reserva de “plantear la nulidad de cualquier cosa que hagan con sus celulares. Estas mujeres no tienen ningún problema en que se vea todo lo que tienen porque son jefas de hogar y el celular es su elemento de trabajo, pero esto no corresponde. No podemos permitir que la justicia actúe de esta forma. Lamentablemente cada vez es peor con los sectores más vulnerables; siempre fue contra los más pobres y ahora lo vemos con las mujeres precarizadas que lo único que piden es que les devuelvan el celular para poder trabajar”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico