Cantón: "se hizo lo que se debió haber hecho hace más de 30 años"

El secretario de Derechos Humanos bonaerense, Santiago Cantón, opinó ayer que con la exoneración del detenido Miguel Etchecolatz y otros once represores de la Policía Bonaerense, "se hizo lo que se debería haber hecho hace más de 30 años", y anticipó que el gobierno de María Eugenia Vidal abrirá a los organismos de derechos humanos, los archivos de la bonaerense, que incluye los legajos de los miembros de esa fuerza durante la última dictadura cívico militar.

“Por el símbolo de lo que representa Etchecolatz, es increíble que no se haya hecho antes”, dijo Cantón, en declaraciones formuladas a Télam, al referirse a la decisión informada ayer por la cartera de Seguridad de la gestión de María Eugenia Vidal, encabezada por Cristian Ritondo.
En este sentido, el secretario de Derechos Humanos provincial precisó que la decisión de dejar afuera de la Policía Bonaerense a estos doce represores fue fruto de “un trabajo en colaboración con el área de Asuntos Internos de la Policía bonaerense” y su área.
“Trabajamos con el auditor Guillermo Berra y el ministro Cristian Ritondo”, describió Cantón y detalló que “la información salió cuando el año pasado se notificó al gobierno de que había una sentencia nueva contra Etchecolatz y el auditor se puso a ver que nunca había sido exonerado”.
En ese marco, detalló, fue que hablaron con la gobernadora María Eugenia Vidal, quien consideró “una barbaridad que no se los haya exonerado antes y no dudó un segundo en pedir que eso se lleve a cabo”, relató Cantón.
“Etchecolatz tiene cinco sentencias: una es de 1986 con dos militares, que fueron exonerados, pero él no. Sí se hizo el trabajo en el Ejército de destituirlos. También tiene condenas en 2004, 2006, 2014 y 2016. En todos esos casos hubo notificaciones y no se hizo nada. Recién se tomó la decisión cuando, en 2016, nosotros tomamos conocimiento de esto. Se hizo lo que se debería haber hecho hace más de 30 años”, afirmó el funcionario.
En este sentido, subrayó que “la diferencia la hace un control civil en manos de la fuerzas de seguridad y la decisión política de la gobernadora de avanzar a fondo”.
“Éste es un tema de memoria, verdad y justicia. Esto es justicia para todas víctimas”, finalizó el secretario de Derechos Humanos bonaerense al fundamentar la medida.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico