Cazaban liebres en la zona urbana con un rifle de gas comprimido

Habitantes del barrio Los Arenales, situado a la vera de la ruta Nacional 3, alertaron que tres hombres andaban a los tiros en el lugar. Al concurrir el personal policial, uno de los individuos descendió de un vehículo con el arma en la mano y luego se constató que era un rifle de gas comprimido. Además se secuestraron las liebres cazadas en infracción a la ley de fauna silvestre.

El episodio se registró a las 21:40 del martes en el antiguo loteo Colla, ubicado a unos tres kilómetros al oeste de la rotonda de las rutas 3 y 26. Según denunciaron los vecinos que se comunicaron al 101 de la policía, se escuchaban tiros en lo que es considerado una zona urbana y donde a esa hora existe un fluido tránsito porque el principal ingreso al barrio conecta con otros loteos.

Por esa razón, concurrieron dos patrulleros de la Seccional Tercera, donde los efectivos interceptaron a un vehículo marca Ford desde donde se realizaban disparos. Al momento de proceder los uniformados, descendieron tres hombres, uno de ellos con arma tipo rifle.

Los individuos explicaron que cazaban liebres y además los policías verificaron que el arma era de gas comprimido calibre 22, con balines de plomo que poseen un poder destructivo similar a un arma de fuego calibre 22, explicaron las autoridades policiales.

Los cazadores fueron demorados en infracción a la ley 22.421, artículos 24, 25 y 26 que prohíbe la caza de animales silvestres.

Además, tomó intervención la Dirección de Fauna Provincial que se encargará de multar a los furtivos cazadores. Desde la dependencia intervinientes destacaron la tarea del oficial Ibáñez, el sargento Mancini, el cabo primero Rodríguez y el agente Durá, quienes actuaron “sobre todo por la premura, lo alejado del lugar y la mesura porque el tipo bajó con el arma en las manos”, analizaron las autoridades policiales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico