"Chatrán" Hernández fue herido en una pelea con otros internos

César "Chatrán" Hernández se encontraba detenido cumpliendo prisión en la Seccional Cuarta y anoche protagonizó una pelea con otros internos. Sufrió cortes leves en la cabeza y en los brazos.

Sobre las 22:40 de este viernes una pelea entre internos de la Seccional Cuarta dejó herido a Cesar “Chatrán” Hernández, quien permanecía detenido en esta dependencia cumpliendo una causa por “estafas” en el año 2016.

Según adelantaron fuentes policiales a El Patagónico, Hernández fue asistido en el Hospital Regional en donde recibió curaciones primarias. Después se procedió a su traslado y alojamiento en la Seccional Sexta.

Minutos antes de generarse el enfrentamiento entre presos, “Chatrán” habría intentado ingresar al calabozo un teléfono celular, que luego durante una requisa fue secuestrado junto a un hierro punzante de 15 centímetros.

En la disputa, en la que Hernández resultó con cortes leves en la cabeza y en los brazos, participaron otros tres reclusos.

“LAS ESTAFAS DE CHATRAN”

La investigación preparatoria permitió acreditar que César Hernández captó a la víctima vía Facebook el 14 de marzo de 2016. Después, a través de comunicaciones telefónicas, invocó ser propietario de la empresa Petro Energy que presta servicios para una importante operadora petrolera en Comodoro Rivadavia. De esa forma, simulando ser empresario, adujo necesitar alquilar vehículos tipo camioneta.

De acuerdo al relato de Fiscalía, ese ardid le sirvió para captar bajo engaño la voluntad de la víctima con quien suscribió en Pico Truncado, ante una escribana, un contrato de alquiler, por el término de un año en el cual el perjudicado entregó a Hernández su vehículo marca Ford modelo Ranger color negro, quien lo recibió como locatario y acordó pagar una determinada suma de dinero.

De igual forma y con la promesa de que generaría alquileres en la empresa simulada Hernández, en ese mismo acto indujo a la segunda víctima, para que firmara un contrato de locación similar por un segundo vehículo, señala la Fiscalía.

Así, Hernández utilizó como medio, los contratos y con ello logró inducir a error a los propietarios y desapoderarlos de los vehículos, sacándolos de su esfera de custodia para apropiarse de manera ilícita de los mismos en claro detrimento patrimonial de los damnificados para luego proceder a su venta.

Con esa finalidad, Hernández convocó para la venta ilegal de las camionetas a Juan Carlos Cuellar Gamboa quien al momento de las ventas conocía la procedencia ilícita de los mismos. Seguidamente mientras Hernández y Cuellar Gamboa circulaban por Rada Tilly en uno de esos rodados, se les secuestró por carecer de documentación. Entregándose el vehículo posteriormente a su titular registral, indica el relato fiscal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico