Cinco allanamientos sin detenidos por el tiroteo

La policía y la justicia comenzaron a esclarecer, aunque por ahora de manera parcial, los violentos sucesos que se registraron el jueves en Caleta Olivia, sobre todo el referido al impresionante tiroteo que en horas de la tarde se produjo frente a una vivienda ubicada en la calle Bernardino del Hoyo 830, zona del barrio Miramar

En horas de la madrugada del jueves, la misma vivienda había sido objeto de robo de numerosos elementos, como así también dinero en efectivo ( algo más de un millón de pesos y 7.600 dólares), además de un minero de bitcoin, dispositivo electrónico para la emisión de ese tipo de criptomonedas.

El parte de prensa oficial no hace referencia a un trascendido que indica que el propietario de esa casa es un individuo de 31 años, quien hace pocos meses fue aprehendido por amenazar con una pistola 9 milímetros al propietario de una gomería.

El individuo estaba ausente de su domicilio cuando tres sujetos ingresaron al mismo forzando una puerta, pero los identificó al revisar los registros de cámaras de video.

En razón que se trataría de un individuo muy temperamental, no se conformó con denunciar el hecho en la Comisaría Tercera sino que más tarde habría ido a balear la casa de uno de los sospechosos.

Esto generó la reacción de los presuntos autores del robo y al menos dos de ellos volvieron a eso de las 19 a la casa del robo y dispararon a mansalva al menos veinte proyectiles, no registrándose heridos.

Sin embargo, provocaron terror entre los vecinos y una gran preocupación en toda la comunidad dado que no hay antecedentes en Caleta Olivia sobre un ajuste de cuentas de este tipo.

FUERTES OPERATIVOS

La investigación de estos sucesos, a partir del análisis del material de video e informaciones recabadas por la DDI, derivó en la madrugada de este viernes en cinco allanamientos a domicilios particulares ordenados por el Juez de Instrucción Penal N° 2 , Gabriel Contreras.

El informe oficial indica que los mismos recayeron en dos viviendas ubicadas en la calle Azcuénaga a las alturas catastrales 500 y 600, y otros en la calles Cabo Blanco al 900 y Frazcher al 1.300.

No se precisó el sitio del quinto operativo pero se indicó que el personal de la DDI contó con el apoyo del equipo táctico de la División Fuerzas Especiales.

En tales procedimientos “se incautaron prendas de vestir, un cargador de 9 mm., un rodado marca Peugeot Partner, el cual estaría fuertemente vinculado al hecho. También se incautó una motocicleta y una bicicleta denunciadas como sustraídas que se encontraban en el interior del utilitario Peugeot”.

“En cuanto a los ocupantes de las viviendas, los mismos fijaron domicilio a disposición del Juzgado interviniente” se añade en el parte emitido por el Departamento de Comunicaciones policial, con lo cual se confirma que por ahora no hay detenidos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico