Colectivos volvieron a circular luego de 6 días de retención

Luego de la protesta de vecinalistas y la transferencia de 7 millones por parte de Provincia a Patagonia Argentina, ayer a las 15 se levantó el paro de los choferes, que dejó a la ciudad durante 6 días sin colectivos. Pese a que los sueldos no pudieron ser acreditados ayer, los trabajadores aceptaron volver a sus puestos, en función al compromiso asumido por la transportista de pagar hoy por ventanilla. Hay preocupación por lo que sucederá el mes próximo.

A las 15, luego de 6 días sin servicio y tras la acreditación del pago de 7 millones por parte de Provincia a Patagonia Argentina, comenzaron a salir ayer los colectivos de las terminales de avenida Congreso y del Máximo Abásolo, donde varios vecinalistas pasaron la noche, con quema de cubiertas incluida, en reclamo por el restablecimiento de la circulación de unidades.

A las 9, los dirigentes barriales tuvieron una breve reunión con el intendente Carlos Linares, quien les informó de un, hasta ese momento, probable principio de acuerdo que se trabajó con la empresa, provincia y los choferes, que consistía en el envío de 7 millones de pesos y la firma de un compromiso por el pago del resto de la deuda, que según los cálculos superaba los 20 millones de pesos.

Los vecinalistas salieron del despacho del jefe comunal sin hacer declaraciones para dirigirse a la terminal de Patagonia Argentina, donde permanecieron hasta la salida del primer colectivo, algo que sucedió pasadas las 15 y no las 12, como inicialmente se preveía.

Como el giro de los fondos se realizó fuera del horario bancario, la empresa indicó que no podía transferir el dinero a las cuentas sueldos. Esto motivó una reunión-asamblea de los choferes en la sede de la Unión Tranviaria Automotor donde, luego de una extensa discusión, se aceptó levantar la medida, a partir del compromiso de la empresa de pagar hoy a partir de las 8, desde ventanilla.

¿Y EL MES QUE VIENE?

Luego de la reunión con los vecinalistas, el intendente Carlos Linares encabezó una conferencia de prensa, en la que habló del principio de solución para el conflicto, reiterando su preocupación por “la grave situación económica que tiene la provincia.

El panorama es realmente preocupante; esto lo venimos diciendo hace meses, pero se nos negaba lo que ahora reconocen los propios funcionarios provinciales”.

En lo que tiene que ver con el servicio en sí, el jefe comunal, luego de insistir en la “poca responsabilidad que tuvo y tiene provincia para manejar el tema”, aseguró que “hay que trabajar para una solución definitiva del tema porque así como estamos y como viene sucediendo los últimos meses, en diciembre tendremos el mismo problema”.

Linares dijo que “así como están las cosas, de nada sirve llamar a otra empresa, como sugieren en la calle o en los medios. Si no se arregla el esquema del TEG, subsidios y demás, el problema va a seguir, esté Patagonia u otra firma al frente del servicio. Esperemos que Provincia atienda y resuelva la situación porque el municipio cumple con todo lo que está a su alcance y le corresponde”, resaltó.

EL PAPEL DE LOSVECINALISTAS

El titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de Comodoro Rivadavia, Juan Carlos Cossio, fue quien confirmó a El Patagónico que el servicio se reestablecía a partir de las 15. “

"Hemos aceptado volver a trabajar, pese a que los sueldos recién los recibiremos mañana (por hoy) por ventanilla. La empresa se comprometió a eso y como nos consta que el dinero está, no queremos perjudicar más a los usuarios”", destacó.

El sindicalista también valoró “el trabajo y la búsqueda de la solución, en la que estuvimos gestionando fuertemente con el intendente.

"Las vecinales, también jugaron un papel clave, al ir a la empresa a respaldar nuestro reclamo y pedir por la vuelta del colectivo. Ojalá que este haya sido el último mes en el que los trabajadores debimos recurrir a las medidas de fuerza para cobrar lo que nos corresponde"”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico