Comenzó el juicio contra "Chito" Alarcón por enriquecimiento ilícito

El juicio por enriquecimiento ilícito contra Oscar "Chito" Alarcón comenzó ayer en Rawson y en caso de ser declarado culpable la Fiscalía pedirá que se aplique una pena de cumplimiento efectivo, puesto que ya tiene una condena por el juicio al que fue sometido en Esquel. Se destacó en el inicio del debate que el patrimonio del acusado se incrementó en más de 9 millones de pesos durante las tres gobernaciones de extinto Mario Das Neves.

a causa que llegó a juicio investigó cómo hizo Oscar “Chito” Alarcón para adquirir cuatro terrenos en Playa Unión y una construcción moderna de dos plantas y una vivienda en Rawson.

En su presentación, los fiscales Alex Williams y Omar Rodríguez anticiparon que de ser hallado culpable, en la etapa de cesura de pena, la acusación tendrá en cuenta que el imputado ya tiene una sentencia condenatoria en Esquel.

El tribunal de juicio está integrado por los jueces Marcelo Nieto Di Biase, Mirta Moreno y Sergio Piñeda. En carácter de querellantes participaron la Fiscalía de Estado, la Oficina Anticorrupción y diputados provinciales del Frente para la Victoria.

Por su parte el defensor Fabián Gabalachis anticipó que quedará demostrado que Alarcón adquirió esos bienes de manera legal en conjunto con su familia y negocios realizados por ésta.

LOS TESTIGOS

El primero en declarar fue Blas Mesa Evans, diputado provincial y querellante en la investigación que dio cuenta de que a partir de la denuncia por la emergencia climática comenzaron a llegar denuncias en general y una de ellas contra Alarcón por el edificio que estaba construyendo en la calle Gregorio Mayo de Rawson, además de terrenos en Playa Unión.

Con respecto al edificio de 600 metros cuadrados valuados en 1.500 dólares cada uno, el testigo dijo que le llamó la atención esos valores en función de los ingresos de Alarcón. De allí la realización de la denuncia ante el Ministerio Público Fiscal.

También declaró Gustavo Codesal, quien debió responder informes pedidos por los fiscales en función de su cargo en el Registro de la Propiedad Inmueble. Dijo que Alarcón tenía registrados seis inmuebles de su propiedad.

También declaró Julio Blanco, director de la Oficina Judicial del Ministerio Público Fiscal del Chubut que fue quien a pedido de los fiscales Williams y Rodríguez realizó las investigaciones sobre la adquisición de las propiedades de Alarcón, fotografió los terrenos y el edifico comprado por el imputado y en el juicio dio detalles a los jueces.

El testigo mencionó a Carmela Miranda, pareja de Alarcón y propietaria de una librería en Rawson.

Rosa María Risso Patrón es profesional en el Tribunal de Cuentas de la Provincia y se refirió a las declaraciones juradas de bienes de Alarcón presentadas ante ese organismo de control.

Dijo que en su declaración dio cuenta de ser solo propietario de un Renault Clio modelo 2004 y de un sueldo en su momento por 5.000 pesos. Posteriormente declaró ser propietario de un auto similar modelo 2008.

Carlos Toledo es empleado del Instituto Provincial de la Vivienda y dio cuenta del periodo en que Alarcón se desempeñó en ese organismo adscripto desde la Municipalidad de Trevelin.

También declaró Silvia Alvarez, que se desempeña en el área de liquidación de sueldos del Instituto Provincial de la Vivienda.

Diego Fernández Dopazo y Jorge González fueron los arquitectos que diseñaron el edificio de la calle Gregorio Mayo a pedido de Susana Celi con el objetivo de proyectar oficinas y consultorios.

La obra quedó concluida en un 90 % ante el fallecimiento de Celi, en 2015, quedando a cargo entonces de Bárbara Tocho, hija de la propietaria original.

Al momento de estimar el costo, dijo que se estipula en función de la venta, entre 600 y 1000 dólares el metro cuadrado sin tener en cuenta el costo del terreno, en donde influyen la ubicación y la calidad de materiales usados.

Consultados por los fiscales, Fernández Dopazo se refirió al precio de venta del edificio valuado en 480.000 dólares por ser de una calidad de media a alta. “Si yo le digo que fue comprado en 29 mil dólares, ¿usted qué opina?”, le preguntó el fiscal Williams”. “¡Que fue un negoción!”, respondió el arquitecto antes de retirarse de la sala.

Finalmente declaró el escribano de Esquel, Juan Cruz Lagos, quien escrituró las propiedades adquiridas por Alarcón en Rawson.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico