Cómo sería el nuevo paseo de compras de La Saladita en el Cordón Forestal

El municipio planea que la feria informal se convierta en un atractivo turístico que, en el Cordón Forestal, incluiría playa de estacionamiento, patio de comidas, escenarios y baños. Pero los feriantes se oponen al traslado.

En los últimos años hubo diferentes intentos para instrumentar cambios en el funcionamiento de La Saladita. Sin embargo, esta es la primera vez que el municipio presenta un proyecto concreto para trasladar la informal feria desde el Quirno Costa a otro sector de Comodoro.

La iniciativa se basa en conformar un paseo de compras en la entrada al Cordón Forestal, más precisamente en la avenida 10 de Noviembre y calle Ricardo Torá, donde se avanzará en un predio con una playa de estacionamiento, patios de comida, escenarios y baños. Cada feriante contaría con un stand fijo y ello posibilitaría que los visitantes estén más cómodos.

El proyecto fue presentado hace una semana por los funcionarios municipales y se espera que el viernes 6 de mayo haya una reunión en la que los feriantes fijen posición. Ya trascendió que una gran mayoría no quiere dejar el Quirno Costa debido a que es su lugar de trabajo desde hace 15 años y a que la nueva ubicación les quedaría lejos para llegar caminando.

“La Municipalidad nos dijo que teníamos que salir de ahí. Nos ofrecieron un proyecto y la gente lo tiene que pensar, pero la mayoría no se quiere ir. El municipio nos dijo que estaba predispuesto a urbanizar el lugar y más como viene creciendo en infraestructura Comodoro. Vamos a esperar a ver qué deciden los feriantes”, subrayó Ruth Torres, delegada de La Saladita.

15 AÑOS, 500 FERIANTES

En diálogo con El Patagónico, la referente de la feria informal manifestó que los funcionarios municipales presentaron un modelo del paseo de compras para que los involucrados puedan hacer las modificaciones que deseen. “Mucha gente preguntó si se podía seguir quedando y mejorar el espacio donde estaban, pero desde el municipio dijeron que no. Desde antes de la pandemia nos plantearon esta situación. Nadie quiere abandonar el espacio donde trabajamos hace más de 15 años”, aseguró Torres.

El objetivo del cambio en La Saladita tiene por objeto contribuir a una oferta turística extra en Comodoro, por lo que se piensa en un proyecto que pueda contener a los más de 500 feriantes que asisten actualmente al Quirno Costa.

Torres consideró que la iniciativa del municipio ofrece soluciones que en la feria buscan históricamente, como el tema de los baños. Pero los feriantes temen que sus ingresos se vean afectados en la nueva ubicación. “Lo que pasa es que donde funciona La Saladita es un espacio público y no hay un documento que diga que es un espacio para los feriantes. El lugar donde estamos es chico, pero la gente tampoco quiere ir porque está muy lejos. El municipio puso a disposición todo para que se puedan trasladar cuando esté todo urbanizado”, afirmó.

“Los feriantes harán una encuesta entre ellos y nosotros como asociación vamos a apoyar a la feria. Vamos a escuchar a la Municipalidad y si los concejales están dispuestos a ayudar, bienvenido sea”, agregó.

El plan de los feriantes es asistir el viernes al Concejo Deliberante para pedir una mesa de trabajo y esperar la reunión con la Municipalidad para seguir avanzando en un plan de urbanización de La Saladita.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico