Crimen de Abril: detuvieron a un adolescente de 17 años

Se trata del segundo arrestado, acusado de ser el cómplice de Pepito, en el robo que terminó con el asesinato de la nena de 12 años en la puerta de su casa, en La Plata.

La Policía de la provincia de Buenos Aires detuvo a un segundo sospechoso por el crimen de Abril Bogado, la nena de 12 años que murió el domingo después de ser baleada en un intento de robo.

Se trata de un menor de 17 años que fue capturado en la casa de un familiar en calle 117 entre 524 y 525, en el barrio del Mercado Regional, en La Plata.

El otro detenido acusado de robo calificado y tentativa de homicidio es José Edgardo Echegaray Biel alias "Pepito", que estaba libre desde el 2015, a pesar de que tenía que ser liberado recién en el 2018. Nicolás Villafañe, el juez que le permitió salir, tiene un pedido de juicio político.

Según los investigadores, al momento de ser detenido, Echegaray admitió haber sido quien disparó y mató por accidente a la adolescente, pero su confesión no tiene validez judicial porque no la hizo ante un fiscal.

“En presencia de testigos, el sujeto reconoció haber sido el autor del disparo que le quitó la vida a la menor manifestando que se le había escapado”, dijo uno de los jefes policiales que intervino en el operativo.

EL CASO

Abril fue asesinada el domingo a la madrugada en medio de una entradera en La Plata. El episodio ocurrió a las 4.30 de la mañana, en la calle 510 al 1666, cuando la familia Bogado, la madre, Laura Silvana Pupo (42), el padre, Cristián Bogado Esquena (44), sus dos hijas y el abuelo, Hugo Bogado (73) volvían a su casa luego de un casamiento.

Llegaron en su auto, un Renault Sandero, y fueron sorprendidos por dos delincuentes que previamente habían intentado robar el vehículo de un vecino, según mostraron las cámaras de seguridad.

Uno de los ladrones disparó un balazo por la ventana derecha trasera donde estaban sentadas las dos hijas del matrimonio. La bala le pegó en la frente a la chica de 12, fue traslada al Hospital de Niños y a las pocas horas falleció.

El abuelo que también viajaba en el auto logró pegarle un botellazo a uno de los delincuentes, pero ambos escaparon y están prófugos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico