Denunció a un jugador, el club la ignoró y ahora renuncia a ser socia

Meses atrás una hincha de Estudiantes de La Plata denunció a un jugador del club de sus amores por acoso, Diego García. A pesar de que fue separado del plantel por un tiempo, semanas atrás volvió a jugar. La hincha denunciante ahora anunció que dejará de ser socia del Club por falta de políticas de género. "Si Estudiantes es una escuela, enseñen primero a respetar a la mujer. Sean la familia que dicen ser".

La joven que denunció en febrero de este año a Diego García por abuso sexual se expresó públicamente por primera vez y comunicó que dejó de ser socia de Estudiantes, en donde jugó al hockey, molesta por cómo el club se está manejando con el tema.

"Como muchos de ustedes sabrán, hace alrededor dos meses hice una denuncia contra Diego García jugador de Estudiantes de La Plata por abuso sexual. Y quiere hacer de público conocimiento mi desacuerdo e indignación con las decisiones tomadas por el club", comenzó indicando en un comunicado publicado en sus redes sociales.

"Desde que nací soy hincha de Estudiantes. Fui jugadora de hockey, representé la camiseta toda mi vida, adentro y afuera de la cancha. Siempre sentí que fue mi segunda familia y mi segunda casa, pero hoy lamentablemente no lo siento así. El club dejó de representarme en el mismo segundo que no supo defenderme ni cuidarme", añadió.

Por otro lado, precisó: "Hoy en día me di de baja y no soy más socio justamente por esto. El club no tomó las medidas necesarias para cuidarme. Se resguarda en lo legal, hablando de los derechos del denunciado pero mis derechos se olvidaron. Sé lo que se habla, sé lo que se dice y a pesar de que sé que tengo el apoyo de muchos de ustedes, también sé que hay gente que hago esto por dinero o por fama".

Y prosiguió: "Créanme que esta fuera la situación, porque me ahorraría el trauma que me genero vivir todo eso. Y mientras el jugador denunciado va a ser transferido a otro club, en el cual podría salir del país para jugar una copa, a mí me toca sufrir desde casa, estar con tratamiento psicológico, con mil miedos e inseguridades".

Por último, aseguró: "Por eso pido por este medio justicia y coherencia. Yo ya lo viví, ya el daño lo tengo, pero sigo fuerte y sigo con la denuncia en pie para que a otra no le toque vivir mi situación. Si Estudiantes es una escuela, enseñen primero a respetar a la mujer. Sean la familia que dicen ser".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico