Distinguieron a los policías que secuestraron 13 kilos de drogas

“Para ser héroe no se necesita llevar una jerarquía determinada, sino simplemente ser policía”, dijo el jefe de la Policía de Chubut, Rubén Cifuentes, en el acto en el que fueron condecorados los policías. El oficial Hugo Cabezas, el cabo primero Eduardo Medina y la agente Liliana Díaz recibieron una distinción.

 El jefe de la Policía de Chubut, Rubén Cifuentes encabezó el acto donde se distinguió al personal policial que intervino en el procedimiento realizado ayer en Arroyo Verde, donde se incautaron 13,4 kilos de marihuana y se detuvo a una persona. Las distinciones fueron para el cabo primero Eduardo Medina y la agente de Policía Liliana Díaz.

En la ceremonia, que se desarrolló en la Sala de Situación de la Jefatura de Policía, en Rawson, y en la que también fue distinguido el oficial ayudante Hugo Vicente Cabezas, Cifuentes destacó el valor mostrado por los suboficiales y el compromiso con su función, en una acción en la que corrieron serio riesgo sus propias vidas, al producirse un tiroteo con el sujeto que luego fue aprehendido.

Con la presencia de la plana mayor policial y oficiales superiores de la fuerza, el jefe de la Policía dijo sentirse orgulloso de la labor policial de Medina y Díaz, ya que ello “enaltece el prestigio institucional y son un espejo para los demás miembros de la fuerza”; sintetizando que “para ser héroe no se necesita llevar una jerarquía determinada, sino simplemente ser policía”.

A su turno, el subsecretario de Planeamiento de la cartera de Seguridad y Justicia de la Provincia, Gabriel Guerrero, hizo hincapié en el hecho puntual del lunes, al sostener: “veo, en este caso, representados a todos los policías que cotidiana y anónimamente transitan las calles de todo el territorio provincial, exponiendo sus vidas con sacrificio, trabajo y profesionalismo, como quedó evidenciado en el procedimiento de Arroyo Verde”.

Es importante destacar que, durante el procedimiento en Arroyo Verde, los agentes mencionados, que realizaban el operativo de control, interceptaron a un Fiat Siena para solicitar la identificación. Luego de revisar el automóvil y dar cuenta de la presencia de sustancias prohibidas, el conductor y el acompañante intentaron escaparse del lugar, pero uno de ellos, el conductor, fue detenido por la Policía, además de producirse el secuestro de un poco más de 13 kilos de marihuana.

Dentro del marco de esa aprehensión, se produjo la fuga de los implicados, quienes se resistieron a su arresto no sólo escapándose, sino agrediendo a los uniformados a través de un tiroteo.

Además de este reconocimiento, los efectivos policiales recibieron una licencia estímulo de ocho días de franco.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico