Dobló a alta velocidad, destruyó una palma y chocó dos vehículos

La descontrolada carrera del conductor de una Toyota Hilux terminó con su vehículo incrustado contra el portón de un garaje. El incidente vial se registró este sábado a la mañana en Juan Díaz de Solís al 1.900. Habitantes del sector reclaman la instalación de reductores. Ya se produjeron siete accidentes en esa zona por la excesiva velocidad de circulación.

Un habitante de Juan Díaz de Solís al 1.900 resultó damnificado este sábado a la mañana a raíz de los daños provocados en su camioneta, en el portón de su garaje y en el automóvil de un familiar, por el conductor de una Toyota Hilux que dobló a exceso de velocidad desde la calle Juan XXIII.

Al derrapar, la Toyota Hilux destrozó la parte trasera de un Chevrolet Classic estacionado en el lugar, derribó una palma de cemento del sistema eléctrico, tiró un canasto de basura y se incrustó contra el portón de un garaje, provocándole también daños a una camioneta guardada en dicho garaje.

El Chevrolet Classic pertenece a la hermana del dueño de la vivienda en la que terminó incrustada la Toyota Hilux.

El damnificado comentó a El Patagónico que a pesar del cambio del sentido de circulación que adoptó la Municipalidad en ese sector de Comodoro Rivadavia, existen conductores que continúan circulando a alta velocidad y ya se registraron siete accidentes.

Otros habitantes del sector reclamaron la colocación de reductores, badenes o lomadas, que obliguen a los conductores a disminuir la velocidad. También piden controles para multar a quienes transgredan la velocidad máxima permitida en esa zona.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico