Dos policías a juicio por vejaciones en la Alcaidía

A uno se lo acusó de ponerse a pelear con un detenido mientras los otros uniformados miraban; y a la restante por dispararle con un arma luego de la pelea.

Este martes se realizó una audiencia preliminar en la que se resolvió enviar a juicio a dos efectivos de la Policía del Chubut por vejaciones ocurridas en la Alcaidía de Trelew.

La jueza Mirta Moreno resolvió elevar a juicio a Juan Carlos Lucero Cortés y Alejandra Dihanela Duarte, acusándolos de haber atacado a un interno que, primero se resistió a ser reducido y luego se peleó a golpes de puños con uno de los uniformados.

En la causa fueron sobreseídos otros cuatro uniformados, se indicó de manera oficial, los cuales estaban imputados por incumplimiento de deberes.

De acuerdo a la acusación, el hecho ocurrió en horas de la noche del 12 de agosto de 2018 cuando se detectó un foco ígneo en una dependencia del edificio, ocupada en ese momento por el detenido Walter Luciano Aybar. Al intentar sacar al recluso del lugar, el mismo tuvo una reacción agresiva, lanzando golpes contra los uniformados.

El funcionario de la fiscalía, Aldo Nizetich, sostuvo que en este contexto Lucero Cortéz, “lejos de actuar de manera coordinada para impedir la agresión, de manera espontánea incumplió sus funciones y permitió que uno de ellos se trenzara en pelea con el detenido”.

Esto ocurrió mientras “los policías Antieco, Arrative, Narambuena y Cardozo lo rodeaban, observando la escena de pugilato”. Agregó que “ambos sujetos se trenzaron en combate directo en al menos dos oportunidades, y producto de ello Aybar sufrió distintas lesiones, especialmente en la boca y ambas regiones oculares”, sostuvo Nizetich.

LA OFICIAL VENGADORA

Minutos después de que Lucero Cortéz se retirara del lugar, “la oficial de guardia, Dihanela Duarte, ingresó al recinto con una escopeta en sus manos, apuntó y disparo contra la humanidad de Aybar, provocándole lesiones en su abdomen por la acción de las postas de gomas”.

En ese contexto, Nizetich imputó a Lucero Cortéz por “vejaciones sobre un detenido en concurso ideal con lesiones leves, agravadas por haber sido cometidas por un funcionario policial”.

En tanto, a Duarte le imputaron el delito de “vejaciones cometidas sobre un detenido, en concurso con lesiones leves, agravadas por haber sido cometidas por una integrante de la fuerza policial y haber utilizado un arma de fuego”.

En este sentido la querella, representada por los defensores públicos Carlos Pericich y Alejandro García, adhirieron a la acusación fiscal.

El defensor particular Martín Castro rechazó las imputaciones y pidió el sobreseimiento para Lucero Cortéz, Antieco, Arrative, Narambuena y Cardozo, argumentando que los hechos ocurridos tenían como base la agresión de parte del detenido Aybar, de quien sostuvo ha tenido episodios similares en otros lugares de detención.

Tras escuchar a las partes, la jueza Moreno resolvió la elevación a juicio oral y público a los dos imputados por vejaciones, mientras que dispuso el sobreseimiento de los otros cuatro policías por entender que “desde la acusación no se había logrado determinar de qué manera habían contribuido a los hechos imputados ni la función de cada uno en los mismos”.

Fuente: Radio 3

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico