El ajuste de Nación ya empezó a pegar donde más duele

Dejaron de enviarse partidas que tienen que ver con la salud, mientras se presiona para que les voten un presupuesto que sólo contien más recortes. El freno de Arcioni, la arenga de Linares, los vaivenes en la Unidad Anticorrupción y la pelea en el pago chico.

Mala leche

El Gobierno de Chubut debió salir a comprar leche para bebés porque Nación interrumpió los envíos de partidas sin explicación alguna. La afirmación del ministro de Salud provincial, Adrián Pizzi, es grave y un anticipo crudo de lo que vendrá si finalmente Macri se sale con la suya y consigue en el Congreso que le avalen el acuerdo con el FMI que llega en forma de Presupuesto 2019, el cual justamente prevé recortes en los sectores más vulnerables. En los días por venir se define si desde la Patagonia le darán esa herramienta a la Nación, que de este modo consolidaría injusticias como las descriptas, las que también se traducirían en aumentos en los servicios y en el transporte, sin mencionar que el salario de quienes aún tienen empleo se va depreciando según pasan las horas.

Puntos claros

Mauricio Macri podría reconducir el actual presupuesto para el próximo año, sin necesidad de esperar que se lo voten en el Congreso. El está acostumbrado a gobernar por decreto. El tema es que para que le adelanten los dólares que necesita del FMI, le piden consenso absoluto con las provincias y de allí que haya aceptado reunirse el martes con los gobernadores, la mayoría de los cuales no le negó la foto. Algunos lo hicieron con más énfasis, como el salteño Urtubey, y otros porque entienden que en tiempos de crisis hay que fortalecer la gobernabilidad para evitar desbordes sociales que están a la vuelta de la esquina. Entre estos últimos se ubica el chubutense Mariano Arcioni, quien sin embargo se despachó con sus reclamos cuando tuvo al Presidente cara a cara (justo los sentaron enfrente). Según quienes allí estuvieron, fue junto a la catamarqueña Corpacci y la fueguina Bertone de los más duros. Es que, visiblemente molesto, le advirtió a un impertérrito Macri sobre el impacto de los despidos de Agroindustria y del SENASA en esta provincia, aprovechando además para insistir con un viejo reclamo por regalías hidrocarburíferas mal liquidadas por unos $10.000 millones. Arcioni destacó que desde que asumió el gobierno hace 10 meses, “hice el ajuste que tenía que hacer, pero la respuesta no fue la que esperaba. Necesito que me ayuden con políticas activas”.

A la deriva

El tema de los despidos en la Subsecretaría de Agricultura Familiar y en el SENASA pone en riesgo a 3.000 familias del interior que dependían del asesoramiento del personal que cumplía funciones para la dependencia que conduce el expresidente de la Sociedad Rural, Luis Miguel Etchevehere, quien decidió prescindir de casi todo el personal en Chubut. Solo dejó a cuatro delegados y a dos administrativas. “Hay 50 proyectos en marcha; son 30 años de trabajo”, les dijeron los despedidos a los diputados con los que pudieron reunirse. Allí también cargaron las tintas sobre el coordinador del macrismo, un tal Fernando Martín Ferrera, al que no se le conoce prácticamente la cara, menos por estos días. También recibió reproches el responsable del Proyecto Patagonia, Sebastián Lew, quien tiene su propia interna en la UCR, donde se multiplican los que afirman que el joven es de mucho hablar, pero de pocas concreciones.

Dar la cara

Según los despedidos de la Subsecretaría de Agricultura Familiar, primero los dejaron sin vehículos para llegar hasta los lugares más alejados de la Meseta, donde pequeños productores viven de lo propio ante la ausencia de alternativas; después los dejaron sin lugar físico de trabajo ya que no renovaron el alquiler de una vivienda y debieron instalarse en un quincho del INTA. Ahora llegaron los despidos. Esto es parte del ajuste.

En este contexto, los afectados le pidieron al intendente de Esquel, Sergio Ongarato, una mediación en virtud de que hay muchos proyectos en su área de influencia y de qué él es parte del macrismo. Como Ongarato no los llamó más, el miércoles se fueron todos al municipio cordillerano y prácticamente conminaron al jefe comunal a que los escuchara. Como es de rigor, el funcionario se comprometió a realizar las gestiones que estén a su alcance.

Sí, se pudo

La medida la adoptaron ellos; firmaron el decreto; lo publicaron en el Boletín Oficial y se sentaron a esperar a ver qué pasaba. Y pasó una reacción de tal magnitud que hasta les ponía en duda lealtades propias. Es que el recorte en las asignaciones familiares iba a ser otro duro golpe para el bolsillo de los patagónicos, que ya empiezan a sentir en toda su magnitud lo que implica un gobierno nacional que solo protege a una minoría y en donde no entran niños pobres; trabajadores en su mayoría; adultos mayores pobres y pobres en general. Por eso finalmente el gobierno de Macri sacó otro decreto para anular el anterior y terminar con la zozobra generada entre quienes perciben el beneficio. Y enseguida salieron con ese sonsonete de que este es un gobierno que escucha y reconoce cuando hace algo mal y enseguida lo corrige.

Lo cierto es que si pasaba, pasaba. Ahora se vienen otras batallas igual de duras: eliminación de subsidios al gas y al transporte, así como del Incentivo Docente. Además, habrá que ver la letra chica del futuro Presupuesto para ver si no corren riesgo también algunos extras que perciben, por ejemplo, los jubilados de la región. Esto también es el ajuste.

¿Se podrá otra vez?

El próximo miércoles los diputados nacionales de la oposición intentarán alcanzar el quórum para sesionar y derogar el decreto que elimina el Fondo Sojero. Allí estará el intendente de Comodoro, Carlos Linares, según anticipó el viernes, durante el nuevo encuentro del Bloque Patagónico realizado en Neuquén, donde ese recorte fue uno de los temas excluyentes, ya que no contar con él en el futuro implicaría un parate casi absoluto en la obra pública, donde Nación ya anticipó que no tiene entre sus planes nuevas inversiones. El otro tema dominante en Neuquén fue el Presupuesto 2019 que apura Macri mientras Christine Lagarde lo monitorea desde Washington. “Esperemos que no voten este achicamiento”, dijo Linares mientras tomaba nota de que ya Igon, Llanos y Taboada en Diputados dijeron que no lo harán, mientras en el Senado hicieron lo propio Luenzo, Pais y Nancy González.

Macri no levanta

Según una reciente encuesta realizada por Synopsis Consultores en las ciudades más importantes del país –entre ellas Comodoro Rivadavia-, “la valoración del desempeño del Gobierno de Mauricio Macri no muestra señales de recuperación en septiembre, registrándose una leve caída en la valoración positiva (-0,9), mientras que la valoración negativa se mantuvo estable (una pequeña variación de -0,3), lo que deja el diferencial negativo de imagen en (-23,3)”.

Allí también se expresa que “la preocupación por la inflación pega un salto de +1,4% en septiembre, acercándose nuevamente al techo de 40%, junto a un incremento de la preocupación por el desempleo, lo que impulsa las preocupaciones económicas al 58,0%. La preocupación por la corrupción sigue recuperándose y crece casi 3 puntos (+2,9%)”, en tanto “el porcentaje de gente que ve con pesimismo el futuro del país crece 1,5 puntos llegando al 51,1% de los encuestados, dejando las expectativas sobre el futuro del país con un diferencial negativo -25,9%. El diferencial negativo en la expectativa sobre el futuro personal también se amplió, producto de un incremento de más un punto de los que ven con pesimismo su futuro personal (+1,2%)”.

Y tal vez lo más lapidario es que “por primera vez más del 50% de la gente percibe que este no es el rumbo económico correcto, mientras que los que creen que este es el rumbo correcto caen al mínimo de 16,7%. Solo el 38,9% de la gente tiene confianza que el Gobierno pueda resolver los problemas económicos, mientras que el 59% desconfía que el Gobierno pueda hacerlo”.

Mano a mano

En la misma encuesta de Synopsis se consulta por quién votaría si las elecciones fuesen hoy, a lo que un 52% responde que a otro partido que no sea la Alianza Cambiemos, que conserva un 32,9% de leales, mientras los indecisos suman 15,1%. Pero lo más interesante es cuando se pregunta por un eventual balotaje entre Macri y eventuales adversarios. Allí, proyectando indecisos, el actual Presidente solo superaría a Cristina Kirchner por 52,2 a 47,8%, perdiendo con otros cuatro posibles adversarios: Alberto Rodríguez Saá (48,7 a 51,3%); Sergio Massa (45,3 a 54,7%); Juan Manuel Urtubey (46,3 a 53,7%) y hasta con el desconocido gobernador de San Juan, Sergio Uñac: 48,4 a 51,6%.

En evidencia

Si bien Macri no la tiene fácil en lo político y menos en lo económico, hay que decir que el frente judicial sí lo tiene bien cubierto. A la elección de Carlos Rosenkrantz como nuevo titular de la Corte Suprema de Justicia, le sumó el jueves la designación como jueces de varios abogados de su círculo, lo cual le garantiza beneficios en futuras causas que pudiera desear impulsar o frenar. En la última sesión del Consejo de la Magistratura, el macrismo tuvo mayoría para las designaciones del caso. Incluso votó con ellos el senador Rodolfo Urtubey (hermano del gobernador salteño que se dice opositor). Solo se le opusieron dos jueces, un diputado nacional y el senador por Chubut, Mario Pais. “Estamos haciendo una justicia a la carta, de amigos, con una avalancha de traslados en la justicia federal”, resaltó Pais.

Horas amargas

Son las que viven por estos días los hermanos que hasta 2015 hacían y deshacían a su gusto en Dolavon, donde uno era intendente y la otra, presidente de la cooperativa de servicios. Ahora Martín Bortagaray se vio prácticamente obligado a renunciar tras dormir una noche en una fría celda de Trelew por la causa “Revelación” y Patricia Bortagaray no tuvo suerte de que el juez declarara la nulidad de las pruebas que la comprometen en el incendio de la cooperativa en el verano de 2016, cuando se perdió importante documentación. El juicio empezó el lunes y un perito ya declaró que el fuego fue intencional. Esa madrugada ella fue vista junto a un colaborador –que también está siendo enjuiciado- en la escena del siniestro.

Se presume inocente

No obstante, el procedimiento realizado en Casa de Gobierno el miércoles 5 para detener al entonces ministro de Familia por lo que supuestamente hizo durante su gestión al frente del IPV, continúa siendo motivo de polémica. A las inmediatas críticas del gobernador Arcioni y de los ministros Paz y Massoni por el modo aparatoso en que fue llevado a la cárcel Bortagaray –quien nunca opuso la mínima reticencia-, se les sumaron con el correr de los días las objeciones de otros dirigentes. Una de ellas fue la diputada Rosa Rosario Muñoz, quien llegó a señalar que “la Justicia se ha convertido en el más grande circo mediático que tiene la provincia. Les interesa la tapa de los diarios, nada más. Cometen errores que son injustificables”.

Si nunca se fueron

Otros que reaparecieron por el tema de la detención de Bortagaray fueron los integrantes de Chubut Somos Todos, que parecen despertar de una larga modorra. Tras aclarar que “hemos mantenido el prudente silencio de quienes tienen vergüenza por aquellas inconductas que consternan a propios y extraños y ofenden al pueblo”, se despacharon contra “fiscales y jueces que insisten en caminar por el filo de la navaja entre derecho procesal y marketing”, llegando a comparar su accionar con el de los conductores y panelistas del programa de chimentos “Intrusos”. El comunicado firmado por Máximo Pérez Catán concluye con una frase que de paso sirve para recordar la orientación política del partido fundado por Mario Das Neves. “Como dijo una vez un coronel que el pueblo convirtió en general: dentro de la ley todo, fuera de ella nada”.

Al Consejo

El juez Sergio Piñeda y los fiscales Marcos Nápoli y Héctor Iturrioz despertaron con esa sola acción reacciones unánimes. En contra, por supuesto. Quizás la que más cola traiga será la presentación que hizo el ciudadano Jorge Omar Valiña ante el Consejo de la Magistratura para que analice si el trío en cuestión actuó conforme a derecho. El órgano contralor se reunirá esta semana en Comodoro y entonces podría aceptar o desechar la denuncia. Si ocurre lo primero, se iniciaría el delicado camino del jury. Iturrioz alguna vez atravesó por una sensible situación al no prosperar una causa que le quemaba las manos porque olvidó presentar la denuncia en término y al caerse los plazos un subcomisario no fue investigado por la supuesta connivencia que tenía con un conocido delincuente de las 1008 Viviendas, a quien habían denunciado dos mujeres por querer usurparles el departamento luego de haberlas golpeado.

Doblan la apuesta

Los fiscales Iturrioz y Nápoli quedaron en el ojo de la tormenta desde que acordaron aquellas probation con los empresarios de la construcción Patricio Musante, Oscar Peña y Esteban Torraca que tanta polvareda levantaron y que llevaron a que el juez no las homologara inmediatamente. Tras justificarse en que no había modo de establecer en cuánta plata los citados defraudaron al Estado y en que las eventuales condenas no serían de cumplimiento efectivo, aceptaban que realizaran obras públicas en sus ciudades de origen: Trelew, Esquel y Comodoro, respectivamente.

Después de las críticas, los fiscales decidieron que el monto a invertir debía ser superior y ahora entonces los tres empresarios duplicaron su oferta. En el caso del comodorense Torraca, estaría dispuesto a que su empresa Edisud refaccione la comisaría de Mosconi por un total de 2.232.875 pesos. Claro que desde aquella oferta a ésta el dólar saltó 10 pesos, así que habría que hilar fino para establecer cuánta plata de más pondrían en realidad si es que el juez finalmente accede al pedido de juicio a prueba.

Atrás, atrás

Eramos pocos y apareció Mario Romero. ¿Quién es? Otro fiscal integrante de la Unidad Anticorrupción que depende del procurador Jorge Miquelarena. Romero le dijo al portal ADNSUR que hay firmes indicios de irregularidades también en compras efectuadas durante una emergencia declarada por incendios en la cordillera. El tema es que esto fue en febrero de 2015; es decir durante el gobierno de Martín Buzzi y las sospechas recaerían en su entonces ministro Coordinador, Juan Carlos Garitano, y en su ex director de Defensa Civil, Evaristo Melo. “Nos empezamos a preguntar por qué 1.500 colchones cuando no era una inundación y por montos de tres millones de pesos”, dijo Romero. Además, aparecen compras de latas de atún por 48 mil pesos en un comercio que carecería de dicha capacidad. Casi como las botellitas de agua en un kiosco de Trelew durante la emergencia climática de 2017 en Comodoro.

Salgan al sol

Y yendo más atrás aún, la sesión de diputados provinciales del martes llegó hasta 1991. Todo por los dichos del exconstituyente radical Ignacio Ferreira de las Casas cuando la semana anterior alegó a favor de su defendido, el empresario de la construcción Fernando Quistani, también sospechado de actos de corrupción. El abogado había dicho que los sobreprecios empezaron en 2004 y por eso el diputado Alfredo Di Filippo le saltó a la yugular para recordarle que ya durante el gobierno de Carlos Maestro (1991-99) “había que arreglar con (Juan Carlos) Iralde” si se pretendía realizar alguna obra pública, citando su propio caso cuando estaba al frente de la mutual de empleados públicos. También se acordó de los manejos del extitular del IPV, Pedro Planas, quien luego fuera intendente de Rawson, y de Federico Polak (“la gran estrella de las finanzas”), quien terminaría de darle forma a la ingeniería que prácticamente fundió el Banco Chubut, recuperado en la gestión de Mario Das Neves. De Polak hay que agregar que es célebre en la farándula por ser el padre de Lucila –pareja de Al Pacino- y abuelo de Camila Morrone, novia de Leonardo Di Caprio.

El techo

“No nos dejen con una chapa arriba de la cabeza”, dijo la diputada nacional Ana Llanos al referirse a su voto a la hora de definir el Presupuesto nacional 2019. Ella también manifestó su oposición a cualquier ajuste que pretenda implementar Macri y de paso recordó que quiere ser candidata a intendente, donde ubicó como rival a vencer a Martín Buzzi, aunque con una ironía: “primero que se saque todas las causas que tiene para después decir que puede ser candidato”. Y fue taxativa: “ya le hemos dado una candidatura a intendente y demostró lo que fue; le hemos dado para gobernador y también mostró lo que fue”.

El hacedor

A propósito de la rivalidad entre Ana Llanos y Martín Buzzi, cuentan que hace un par de fines de semana el exgobernador exhibió sus dotes histriónicos cuando ante un acotado círculo en el Hotel Lucania -en el marco de la reunión del Bloque Patagónico donde hizo su reaparición pública-, literalmente se arrodilló para pedir perdón por “haber creado” una diputada nacional como Ana Llanos. “La hicimos nosotros, acá”, agregó en referencia al lugar donde suelen cocinarse varias tortas, tortillas y masas finas cuando en alguna mesa se juntan más de dos.

¿Y JuanPa?

Dentro del círculo que impulsa la candidatura a intendente de Juan Pablo Luque hay algunos bastante apurados porque no quieren quedarse afuera de alguna lista y por eso le insisten para que salga públicamente a decir dónde está parado. Uno de ellos es el concejal Maximiliano Sampaoli. Es que temen que Carlos Linares termine mirando para otro lado a la hora de la bendición. Mientras tanto otro concejal, Guillermo Almirón, no descarta efectuar su propio lanzamiento porque cree que al fin llegó su hora.

Doble comando

No obstante, hay quienes creen que si Luque aún no dijo “esta boca es mía” es porque está meditando con lupa sus próximos movimientos. Al menos eso se desprende de lo que le dice José Glinski a cuanto interlocutor se cruce. El exsecretario de Seguridad se autoproclama “operador político y periodístico”, tanto del viceintendente como del gobernador Mariano Arcioni, quien acaba de obtener el público respaldo del senador Alfredo Luenzo que, como se sabe, fue el último propietario de la radio que hoy maneja Glinski. De allí que algunos sumen dos más dos y les dé cuatro.

Allá vamos

En tanto, Carlos Linares consolida su alianza con dos importantes referentes del valle: los intendentes Rossana Artero y Ricardo Sastre. Así lo manifestó el titular del PJ, Ricardo Mutio, quien mantuvo un cordial encuentro con el jefe político de la ciudad del golfo y descartó de plano la posibilidad de que su sector se referencie en el gobernador Arcioni. Lo cierto es que tanto Linares, como Sastre y Artero, vienen pregonando discursos de unidad y de consolidación de un frente que le ponga coto al ajuste feroz que impulsa Mauricio Macri. A partir de allí aún queda mucho por conversar, pero la base está.

Tirón de orejas

Fue el que recibió la coordinadora de la Secretaría de Gobierno, Liliana Corzo, por la organización del acto “Hay 2019”, realizado hace ocho días en el gimnasio Socios Fundadores y que contó con la presencia del gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá. Parece que más de uno se quedó con gusto a poco y que hubo varios detalles tras bambalinas que no fueron del agrado de los anfitriones. Hay quienes dicen que ello podría costarle a Corzo su deseo de ocupar un lugar expectable en la próxima lista de candidatos a concejales, donde al parecer desconoce que no aplica la ley de cupo femenino nacional, sino la municipal, que es del 25%. Y acá tiene una rival de peso y con pergaminos: la actual concejal Adriana Casanovas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico