El arte de la seducción política en su máximo esplendor

Arcioni hasta sueña con los 14 votos que le permitirían avalar el pacto fiscal. Diputados libre pensadores y otros que directamente serían "extorsionadores". Los reproches que se olvidaron una noche y los malabares para quedar bien con todos.

La gestión

El gobernador Mariano Arcioni jugó todas sus fichas a la aprobación del Pacto Fiscal con Nación y por eso desde el mismo momento en que fracasó el primer tratamiento en la Legislatura del tema se ha dedicado full time a gestionar para conseguir los respaldos necesarios que le permitan aprobarlo en la Cámara de Diputados de la provincia.

Arcioni aún no convocó a sesión porque sólo quiere hacerlo cuando tenga los votos asegurados y por ahora, si bien está cerca, nadie le puede confirmar que cuando el Pacto se ponga a votación tenga los 14 necesarios.

Es por esa razón que desde el gobierno provincial se desplegó una batería de reuniones con distintos sectores, como cámaras de la construcción o de servicios petroleros, para obtener documentos de apoyo al Pacto y hacerles saber a los diputados que lo aprueben.

Las reuniones, en el plano mediático, fueron positivas ya que el gobierno tiene varios documentos de apoyo, pero en la práctica, estas medidas todavía no impactaron donde Arcioni pretende, ya que hasta hoy no está la mayoría necesaria asegurada, ni mucho menos.

Mansilla, el díscolo

Los 14 votos aún no están garantizados y por esa sencilla razón Arcioni sigue sin convocar a extraordinaria. Se hace difícil alcanzar voluntades porque son muy pocos los diputados que adelantan cómo votarán el Pacto fiscal. Es más, en Chubut Somos Todos no pueden asegurar que tengan sus propios 8 votos garantizados.

Hasta el momento se da por sentado que la bancada que conduce Jerónimo García tiene homogeneidad, pero en realidad nadie puede asegurar que el petrolero Mario Mansilla acompañe a sus pares en la aprobación del Pacto Fiscal.

Sin esos 8 de arranque, al oficialismo le cuesta mucho negociar la obtención de los restantes votos de apoyo, aunque está claro que los diputados más decididos a apoyar el Pacto no son los de Chubut Somos Todos, sino los tres de la Alianza Cambiemos que acompañan cada una de las iniciativas que surgen del gobierno nacional, como si fuera palabra santa.

El apoyo del Tano

Si se continúa con este poroteo, descontando el voto dudoso de Mansilla, se puede establecer que el Pacto Fiscal tiene, por el momento, 10 votos de respaldo, es decir que faltan como mínimo otros 4.

Del bloque de Convergencia, que hasta hace poco actuaba como aliado del dasnevismo, hay que sacar a Alfredo Di Filippo y colocar como posible a Sergio Brúscoli, hombre que responde a Néstor Di Pierro, de buena relación con el gobernador. A esos 11, se podría sumar a la ex diputada del FpV, Cecilia Torres Otarola, preocupada por demostrar que tiene juego propio y esta es una buena ocasión para demostrarlo.

Pero como con 12 tampoco alcanza, el gobierno sigue tratando de recuperar los apoyos de los tres legisladores del Frente de Agrupaciones, perdidos por el cortocircuito entre el gobierno y Gustavo Mac Karthy, o “arrancar” uno o dos votos al Frente para la Victoria.

El cambio

El bloque del Frente Para la Victoria, con 10 diputados, es en consecuencia el lugar donde Arcioni debe buscar esos apoyos y por esa razón, desde hace como mínimo dos semanas, el propio gobernador se puso a trabajar en esa posibilidad. Para ello, primero mantuvo la reunión a solas con el intendente Carlos Linares, quien luego gestionó el tema con los diputados por Comodoro, y en la semana que pasó invitó a su despacho al presidente de la bancada, Javier Touriñan, a quien le requirió el apoyo del bloque opositor pero mayoritario para esta votación.

Como respuesta, al otro día el bloque dijo que estaba dispuesto a apoyar el Pacto, pero si antes el gobernador conseguía que Nación le devolviese a Chubut el dinero que, por la cesión de puntos en la coparticipación, perdió durante el gobierno del radical Atilio Viglione.

“Les agradezco que se sumen a la gestión, que desde el primer día que asumí como gobernador estoy haciendo ante Nación, pero esto no puede ser la condición que se ponga para acompañar el Pacto, que es necesario para la provincia”, contestó Arcioni, días después, y públicamente, en el acto por el 85 aniversario de la SCPL.

El voto petrolero

Lo cierto es que Mario Mansilla no aparece como seguro a la hora de contar los votos de apoyo al Pacto Fiscal, pero tampoco puede tomarse como negativo en un cien por ciento el voto de Carlos Gómez, quien como es sabido y él mismo lo reconoce, responde al justicialismo pero sobre todo al gremio petrolero que, a través de su propio titular -el también presidente de Petrominera- Jorge Avila, se expresó a favor de la aprobación del Pacto, no por el acuerdo con Nación en sí (que todos coinciden solo favorece a la provincia de Buenos Aires que gobierna Eugenia Vidal), sino por la situación que atraviesa Chubut. Por lo tanto, está claro que a la hora de votar Carlos Gómez levantará la mano como se solicitó desde el gremio petrolero.

Abstenciones y ausencias

A esta altura del partido, en consecuencia, al oficialismo le faltan uno o dos votos más o lograr que al menos dentro del FpV, por las condiciones críticas de la Provincia, algunos voten a favor o bien se abstengan.

La otra posibilidad, cierta y concreta y que es habitual en los parlamentos, es que algún o algunos diputados ese día no concurran a la sesión y con su ausencia también colaboren para que el gobernador logre, antes del 31 de marzo, el apoyo para el convenio que le significará un ingreso importante de dinero fresco.

ATE en llamas

La carta más importante, de los apoyos externos al Pacto Fiscal, fue la que se logró con ATE el martes pasado, cuando el ministro Coordinador, Sergio Mammarelli, firmó el documento en apoyo con el titular de ATE, Edgardo Hompanera. La rúbrica sirvió durante algunas horas y para los títulos de algunos portales, pero reactivó la dura división que, tras la última interna, hay dentro del gremio de trabajadores estatales. El sector de Quiroga desautorizó a Hompanera que, por otro lado, no supo explicar con claridad por qué acompañó al Pacto y a la Ley de Emergencia.

ATE, a nivel nacional, ratificó la intervención del gremio en provincia, desautorizando a Hompanera para realizar cualquier gestión o firma en representación del sindicato, y desde Comodoro los mismos sectores que apoyaron en las elecciones a Hompanera, como Gerardo Coronado, tomaron distancia y criticaron lo firmado.

Al que le quepa el sayo

“Este gobierno tiene mucha fortaleza. Le digo a los extorsionadores, esos que vienen de la vieja política, que se equivocaron. Conmigo no van a poder, y como dicen en el barrio: los voy a sacar escarpiendo (SIC)” dijo el gobernador Mariano Arcioni el jueves, durante y luego del acto institucional de la SCPL.

La prensa de Comodoro -que todavía pregunta y repregunta- insistió ante el gobernador en precisiones sobre los destinatarios de su mensaje pero el mandatario no se movió de su acusación direccionada pero sin precisiones, y reiteró sus conceptos, aunque ante la insistencia de los cronistas le agregó “una o dos personas” y “perversos que viven de la política”.

“Ya lo voy a decir, con nombre y apellido, en tiempo y forma”, completó, cuando se le preguntó si se estaba refiriendo al diputado de Convergencia, Alfredo Di Filippo. Luego de descartar a los integrantes del bloque de diputados del FpV, porque la propuesta de apoyar a cambio de un acuerdo con Nación por la coparticipación perdida no puede considerarse una extorsión, los focos cayeron sobre el legislador de Rawson que tan mal habla de los comodorenses.

Me lo dijeron

Horas antes de esa acusación generalizada del gobernador, el diputado Di Filippo cuestionó el poder político de Arcioni al considerar que “Das Neves tenía más poder estando internado que el gobernador en funciones y activo”, y también se metió en el paso en falso que se vivió entorno a la eventual salida de Economía de Pablo Oca, que según un medio del valle iba a ser reemplazado por Oscar Antonena.

El diputado Di Filippo aseguró, tras la ratificación que hizo el propio gobernador sobre la continuidad de Oca que el cargo a Antonena se lo había ofrecido el ministro Coordinador, Sergio Mammarelli, pero aseguró que éste no le avisó al gobernador.

«Me lo contó ayer Arcioni. No sabía que su ministro Coordinador se lo había ofrecido. Y hoy lo llamó a Antonena para disculparse», aseguró el controvertido diputado en una entrevista con una radio de Trelew.

Para ratificar a su ministro de Economía, Arcioni habló de una “operación de prensa” y de “malintencionados”. Ahora, lo que no se sabe es si hubo ofrecimiento, o si los dichos de Di Filippo son una nueva muestra de su habilidad como cirujano, con la que logra dejar mal parado al ministro Coordinador y al propio gobernador.

Menna respalda

Mientras tanto, y más allá del ruido que le generó haber apoyado la reforma previsional que ajusto los haberes de jubilados, pensionados, excombatientes y otros sectores vulnerables, el diputado nacional Gustavo Menna continúa dando pasos hacia su futura candidatura a gobernador en 2019. En sus primeros meses como legislador, Menna ya logró ocupar un lugar estratégico en la Cámara, cual es el de integrar la comisión bicameral que analiza los DNU a los que es tan afecto Mauricio Macri.

El ex secretario de Gobierno municipal es el único chubutense en la comisión, lugar en el que alguna vez estuvo Mario Pais, del Frente para la Victoria, y uno de los 8 legisladores nacionales, sobre todo el universo de diputados y senadores, que tiene la responsabilidad de analizar y votar sobre los DNU.

En la primera discusión fuerte sobre el tema se analizó el megadecreto que, entre otros puntos, contempla disponer de los fondos de que aportan los trabajadores activos para jubilarse, así como embargarles el sueldo a los deudores y eliminar la obligatoriedad de dejar de trabajar a los 65 años en el caso de los hombres, y 60 para las mujeres.

Menna batalló dialécticamente para que el oficialismo consiguiera declarar la validez del nuevo ajuste de Macri y luego, ante los cuestionamientos del FpV, se apeló al doble voto del presidente de la comisión para que sea el pleno del Congreso el que a partir de marzo convierta en ley cada uno de los temas ingresados en el decreto. Mientras tanto, los puntos del decreto ya se hallan vigentes.

¿Sentado con el enemigo?

Los hinchas y simpatizantes de Gimnasia y Esgrima se sorprendieron el lunes por algunas presencias que se hicieron notorias, al menos para los más informados, en las ubicaciones de privilegio que tiene el Socios Fundadores para ver el partido ante Instituto.

Resulta que el presidente del club, el viceintendente Juan Pablo Luque, sentó a su lado a un funcionario nacional con el que habitualmente se discute mucho por lo que Nación no hizo para atender las demandas del temporal.

En concreto, Luque invitó al Socios y ubicó a su lado al subsecretario de Planificación Territorial de Nación, Fernando Alvarez de Celis, con quien el intendente Carlos Linares, y el propio presidente del Concejo Deliberante, vienen manteniendo una tensa relación, con declaraciones cruzadas, por la falta de obras luego del temporal del año pasado.

La invitación de Luque, al parecer, fue a pedido del propio funcionario nacional que por unas horas dejó de lado los reproches y las respuestas que Nación todavía debe dar por el temporal y disfrutó del juego que ganaron los cordobeses.

Siempre con “Loma”

Otro que aparentemente quedó descolocado en los últimos días es el secretario municipal de Relaciones Comunitarias, Leonardo Rocha, quien participó el jueves de la reunión que los gremios petroleros mantuvieron con el gobernador Mariano Arcioni.

En el encuentro se repasó las novedades en la Cuenca, entre ellas la subida de equipos garantizada por Pan American Energy, y también la posición que los gremios petroleros fijaron en torno al Pacto Fiscal, al que por pertenencia peronista se oponen pero, en la práctica, están aconsejando a los diputados provinciales votar.

El intendente Carlos Linares, de quien depende políticamente Rocha, a esa altura seguía manteniendo una posición contraria a la asumida públicamente con Avila, y por eso no se tiene en claro si Rocha participó como funcionario municipal o por su padrino petrolero.

Quizás para mantener el equilibrio, el viernes tuvo lugar una reunión similar entre los conductores de los gremios, Jorge Avila y José Llugdar, con Carlos Linares, en la que también participó el susodicho.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico