El barrio neoyorkino que concentra tiendas de lujo, arte y gastronomía

Se trata de Hudson Yards, el nuevo barrio de la "capital del mundo". Concentrará un importante centro comercial con reconocidas marcas de diseñador. El barrio seguirá en expansión hasta el año 2022, y a su finalización se calcula que se habrán invertido más de 22 mil millones de dólares.

El futuro de la moda está surgiendo en Hudson Yards, el nuevo barrio de Nueva York y el desarrollo inmobiliario más grande de la historia de Estados Unidos que desde marzo pasado atrajo a más de cien tiendas de lujo.

Además de compras, los turistas pueden subir al Vessel, una escalera de caracol de 15 pisos, o visitar The Shed, un centro para artes escénicas, visuales y cultura popular con dos hectáreas dedicadas a zonas verdes.

Los históricos adoquines de Seaport District se han transformado en un espacio de 40.000 metros cuadrados que ofrece moda, gastronomía y entretenimiento, incluyendo el Pier 17.

Entre las últimas inauguraciones en Seaport District se encuentran la primera tienda en Estados Unidos de Carla Sozzani, 10 Corso Como, y la tienda de zapatos de Sarah Jessica Parker, SJP Collection.

Los seis rascacielos a orillas del río Hudson, un área que era inaccesible al público, ocupan un lugar que estaba destinado a albergar un estadio para los fallidos Juegos Olímpicos de 2012.

El proyecto de “uso mixto”, que por su magnitud se asemeja más a una miniciudad en el oeste de Manhattan, incluye espacios para el arte, un complejo de restaurantes dedicados a España, un centro comercial de siete pisos en el que se pueden encontrar marcas de diseñadores y tiendas exclusivas, y residencias de lujo.

La pieza principal del plan maestro es el ‘Vessel’, un monumental marco de acero revestido de cobre diseñado por Heatherwick Studio, en donde los visitantes pueden escalar para tener una vista panorámica del nuevo plan urbano y apreciar las escaleras entrelazadas de la estructura.

El nuevo barrio seguirá en expansión hasta el año 2022, y a su finalización se calcula que se habrán invertido más de 22 mil millones de dólares.

El espacio que ocupa es ya mayor que el Rockefeller Center entre la Quinta y la Sexta Avenida, y a su término duplicará en tamaño al nuevo World Trade Center en el bajo Manhattan.

Uno de los atractivos turísticos del lugar es el High Line, el parque elevado que lleva hasta el Meatpacking Distrit que acoge 285 apartamentos de lujo y 107 viviendas de alquiler a precios asequibles.

Es justamente en el High Line que abrió sus puertas The Spur” (El Espolón), con una estatua de la artista Simone Leigh como principal atractivo.

El espacio verde tiene la característica de estar construido sobre unas antiguas vías de ferrocarril con nuevos balcones con bancos desde donde disfrutar las vistas de los rascacielos de diseño o contemplar la Décima Avenida que pasa por debajo de los visitantes.

Además, el espacio cuenta con unos escalones pensados para que el visitante pueda sentarse y contemplar los jardines o “Brick House”, y el busto de Simone Leigh, un homenaje a la belleza negra, según describe hoy la agencia Efe.

La estatua permanecerá sobre el Pedestal, en pleno centro de “The Spur”, durante dieciocho meses y retrata a una mujer negra con un torso que se asemeja a una casa de arcilla típica africana, en claro contraste con los grandes rascacielos de hierro y cristal que enmarcan el recinto.

Otro de los atractivos del nuevo barrio es su exclusiva oferta gastronómica, con locales que han permitido el desembarco de grandes cocineros del mundo como Thomas Keller, David Chang y Michael Lomonaco.

Destaca en este sentido el gran complejo de restaurantes dedicado a España, de 3.200 metros cuadrados, que se conoce con el nombre de Mercado Little Spain de los hermanos Ferran y Albert Adriá.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico