El hijo del presidente de la Corte manejaba alcoholizado y no le retuvieron el auto

Emilio Rosatti conducía con 2.24 gramos de alcohol en sangre, según el test que le realizó la Policía en la Ruta Provincial 1. Solo se le retuvo la licencia y se inició una causa.

Emilio Rosatti, hijo del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti, fue demorado por la Policía de la Provincia de Santa Fe después de que un test de alcoholemia diera como resultado 2.24 gramos de alcohol en sangre.

Emilio Rosatti, de 40 años, es secretario en el Tribunal Oral en lo Criminal de Santa Fe y concursa a cargos en la Justicia federal. Fue demorado por la policía cuando manejaba por la Ruta Provincial 1 de Santa Fe, en las cercanías de la ciudad de Rafaela, el pasado viernes 4 de enero.

"A él no se lo detuvo, se lo acompañó a la casa porque no había acarreo. Se le sacó el carnet para que no pueda manejar y se le inició una causa", contaron fuentes del Ministerio de Seguridad de esa Provincia.

Frente a lo ocurrido, la directora de la Agencia de Seguridad Vial, Antonela Cerutti, explicó a la radio Aire de Santa Fe: “La Agencia Provincial de Seguridad Vial no tiene grúas, ni corralones, si no que trabaja en convenios con municipios y comunas. En el caso de que no haya una grúa en el operativo, la ley provincial de Tránsito plantea otras medidas cautelares”.

Y así fue el caso que no había una grúa para quedarse con el auto de Rosatti. “Acá no existen los amigos de los funcionarios. Para todos la ley es igual, y la estamos haciendo cumplir”, subrayó la funcionaria.

La ONG Compromiso Vial, que representa a víctimas de accidentes de tránsito, pide que se rechace la postulación de Rosatti para el cargo de juez federal: "Es una burla a quienes defendemos la seguridad vial como un derecho de la ciudadanía", plantearon desde la organización.

La organización analizó: "Se lo escoltó hasta su casa, no se le retuvo el vehículo y hubo una retención momentánea de su licencia de conducir. A partir de allí, conociendo esta noticia, una sucesión de preguntas se desencadenan entre víctimas, familiares de víctimas viales y activistas por la movilidad y seguridad vial. Lo primero que nos preguntamos es acerca del operativo: ¿por qué ese trato preferencial de escoltar a un infractor hasta su casa?, ¿por qué su vehículo no fue retenido y remitido a un depósito?, ¿cuánto tiempo será retenida esa licencia?"

Fuente: Perfil

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico