El joven asesinado iba a ser papá

Karina Gallardo, la tía de Daniel Vidal, el joven asesinado el domingo a la madrugada en Marinero López y Marcelo Berbel, comentó que su sobrino trabajaba y que iba a ser papá porque su pareja está embarazada de cinco meses. La mujer a la que le mataron a su hijo Angel Vidal el 19 de octubre de 2016, también en la misma calle del Moure y a la que el jueves casi le matan otro hijo adolescente con un balazo que le rozó la cabeza, hoy pedirá ante el Ministerio Público Fiscal resguardo para toda la familia. "Todo lo relaciono con "los papa fritas'", acusó en referencia a una peligrosa banda que opera en esa zona del barrio Moure.

Karina Gallardo hoy se hará presente en el Ministerio Público Fiscal para pedir resguardo para toda la familia. Es que entre el 19 y el 20 de octubre de 2016 mataron a su hijo, Leonardo Angel “Leito” Vidal (19) cuando caminaba por las calles del barrio Moure, y el domingo la víctima fue su sobrino, Daniel Maximiliano Vidal (20).

El jueves pasado, su hijo menor fue rozado por una bala en la cabeza en Berbel al 1.600 del barrio Moure: el agresor ingresó a la vivienda del menor y le disparó a quemarropa mientras dormía, pegándole un tiro en un glúteo.

“Tengo impotencia, bronca, te dan ganas de hacer justicia por mano propia, pero no vale la pena” le comentó Gallardo a El Patagónico al salir del cementerio en donde había ido a despedir los restos de su sobrino Daniel, a quien consideraba otro hijo.

“Un muerto, más, otra vez un prófugo, otra vez empezamos la historia de nuevo. Daniel era mi sobrino, él ahora estaba trabajando, iba a ser papá, su señora tiene un embarazo de cinco meses” comentó Karina, que ha encabezado decenas de marchas en pedido de justicia por Leonardo y por la detención de Cristian “Piri” Alaniz, presunto homicida capturado luego de estar prófugo de la Justicia un largo tiempo.

“También tuvieron sus errores, se mandaron las suyas también, pero no mataron a nadie, esa es la diferencia” describe a los suyos Karina. Por ellos va a pedir hoy resguardo.

EN MEDIO DEL TERROR

Karina cree que lo que ocurrió el jueves primero con su otro hijo, al que no lo mataron de milagro porque la bala le rozó la cabeza, y la muerte de Daniel el domingo, un joven que había convivido desde niño con Leonardo, se debe a un recrudecimiento de la violencia a partir de un paso más que dio la causa que tiene como principal acusado a uno de los “Papa fritas”, para quien la Fiscalía solicitó una pena de 14 años de prisión.

La audiencia de revisión se realizó el martes 7 de noviembre. A los dos días quisieron matar al hermano de Vidal, al que le tiraron a quemarropa y de milagro no lo mataron.

La funcionaria de fiscalía Eve Ponce en esa audiencia requirió el mantenimiento de la medida de coerción de Cristian “Piri” Alaniz, presunto homicida de “Leito”, por el plazo de tres meses. Por su parte el defensor Guillermo Iglesias propuso la detención domiciliaria de Alaniz. Y finalmente la jueza penal Mariel Suárez resolvió mantener la prisión preventiva del imputado por el término de tres meses, o bien hasta que se produzca la audiencia preliminar.

El pasado 2 de noviembre el Ministerio Público Fiscal formuló acusación en contra del imputado y solicitó como pretensión punitiva 14 años de prisión en base al delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.

“Si hubo una audiencia y pasó esto, ¿qué queda para el día que haya juicio? Me meten una bomba en la casa para matarnos a todos. No entiendo todo lo que está pasando, todo lo relaciono con los ‘papa fritas’ porque no puede ser que haya una audiencia y empiece todo de vuelta. Si estaba todo tranquilo, estaba todo bien y de golpe y porrazo empezó todo esto. Algo raro hay; para mí que ellos quisieron asustar para que uno vaya y tome represalias y ensucien la causa que ya tenemos firme. O que no declaren los testigos” analizó la madre de Leonardo y tía de Daniel Vidal.

Los Vidal –confiesa- son pocos y tal vez por ello “siempre sufrimos nosotros”. Recuerda que hay testigos con identidad reservada y que “la jueza dijo que los nombres no se van a dar hasta el día del juicio”.

“Desde que tuve la audiencia el martes pasado, se removió todo otra vez y creo que lo están haciendo para ensuciar la causa para que los míos y los de mi parte reaccionen y se ensucie la causa. Es lo que yo pienso, ¿pero qué pasa? Ahora hay un muerto más” dijo Gallardo. En la investigación trabaja la Brigada de Investigaciones. Por el homicidio de Daniel ya hay testigos que aportaron nombres. Su homicidio fue el vigésimo en lo que va del año en Comodoro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico