El juez Lleral se hará cargo de la causa Maldonado con dedicación exclusiva durante dos meses

La Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia aceptó ayer el pedido de la familia Maldonado de separar al juez federal de Esquel, Guido Otranto, de la búsqueda de Santiago. Fue apartado exclusivamente por sus declaraciones periodísticas. El titular del Juzgado Federal 2 de Rawson, Gustavo Lleral, se hará cargo de la investigación y contará con 60 días de dedicación exclusiva a la causa. Sergio, el hermano de Santiago, celebró la decisión y manifestó que el lunes se reunirá con el magistrado para dialogar sobre los pasos de la investigación.

En menos de 24 horas, la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia resolvió apartar al juez federal de Esquel, Guido Otranto, de la causa de desaparición forzada de Santiago Maldonado, quien fue visto por última vez el 1 de agosto en un operativo de represión de Gendarmería Nacional en la comunidad mapuche de Cushamen. Asimismo, designó al titular del Juzgado Federal 2 de Rawson, Gustavo Lleral, para que se ocupe de la investigación sobre la suerte que corrió el joven artesano que reside en El Bolsón y que se solidarizó con la causa mapuche respecto a recuperar tierras que hoy ocupa el grupo Benetton. Además, Lleral contará con 60 días de dedicación exclusiva a la causa. Los integrantes de la Cámara, Javier Leal de Ibarra (presidente), Aldo Suárez y Hebe Corchuelo de Huberman resolvieron por unanimidad el apartamiento de Otranto por las declaraciones que realizó el domingo al diario La Nación donde aseguró que “la única hipótesis que se maneja es que Maldonado se ahogó en el río Chubut”, casi quitándole cualquier atisbo de responsabilidad a Gendarmería, la fuerza a la que la ministro de Seguridad, Patricia Bullrich, ordenó despejar rutas en la Patagonia. En tanto, la Cámara rechazó el planteo de enemistad manifiesta que había denunciado el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) que preside el periodista Horacio Verbitsky. En diálogo con Radio Nacional, Leal de Ibarra manifestó que esas “opiniones vertidas por el juez podrían afectar su imparcialidad”, pero aclaró que “no constituyen motivo para una apelación” contra el magistrado federal de Esquel.“Cualquier persona está en condiciones de denunciar a un magistrado, pero de ninguna manera puede surgir de nuestra resolución una imputación al juez Otranto. Apuntamos a un eventual temor de prejuzgamiento por parte de la familia Maldonado”, explicó el titular de la Cámara de Federal de Apelaciones en relación a la denuncia que efectuó Ariel Garzi, uno de los amigos de Maldonado, al juez federal por mal desempeño en sus funciones y haber hecho pública su identidad (reservada) para que la propia ministra de Seguridad la hiciera pública en el Congreso aquella tarde que dijo no estar dispuesta a “tirar gendarmes por la ventana”.Asimismo, Leal de Ibarra descartó que con sus dichos a La Nación Otranto hubiera buscado en forma intencional ser apartado de la instrucción del expediente, y aseguró que “conoce la honorabilidad” del magistrado.“De ninguna manera creo que Otranto con sus dichos haya buscado una medida como esta. Conozco su honorabilidad y no puedo pensar una cosa semejante. Eso violaría su integridad personal, que es enorme. Desconozco las motivaciones que tuvo al pronunciarse de esa forma”, subrayó.

DOS MESES PARA LLERAL

Hay que destacar que la Cámara dispuso que en un plazo de 60 días el juez federal de Rawson, Gustavo Lleral, se aboque con exclusividad al caso Maldonado (recaen en su juzgado ambas causas, la de desaparición forzada y el habeas corpus que se había comenzado a tramitar por la búsqueda de Santiago), mientras que el resto de las causas que estaban en su ámbito deberán ser subrogadas por el titular del Juzgado Federal 1 de Rawson, Hugo Sastre.A todo esto, el jefe de Gabinete del Gobierno nacional, Marcos Peña Braun, afirmó que la administración Macri continuará trabajando con el nuevo juez designado para investigar la desaparición de Santiago Maldonado del mismo modo que “lo hicimos con el (magistrado) anterior” y con “prudencia enorme” para evitar una “polítización de esta discusión”.En rueda de prensa en una actividad que realizó en Tres Arroyos, Peña Braun sostuvo que se seguirá trabajando “codo a codo” con la Justicia sin ningún tipo de presión y con la convicción y el compromiso de que no habrá ningún tipo de ocultamiento o apañamiento a nadie, pero al mismo tiempo es consciente de “la necesidad de que sepamos qué pasó”. La noticia del apartamiento de Otranto fue celebrada por la familia Maldonado. Sergio, el hermano de Santiago, sostuvo que está conforme con la decisión de la Cámara Federal de Apelaciones de desplazar al magistrado, aunque “no fue en la manera en que nos hubiera gustado”.En este sentido, aseguró que como familia se realizó una exposición presentando el maltrato sufrido y las irregularidades en la investigación pero “se lo recusa solamente por sus dichos inapropiados en el diario La Nación”.Asimismo, el hermano del joven desaparecido manifestó que el lunes irá a entrevistarse con el nuevo magistrado para poder “determinar cómo seguirá la investigación; cuándo se trasladará a Esquel y qué equipo va a conformar”.Como la búsqueda de Santiago ya lleva 53 días, Sergio Maldonado consideró que en todo este tiempo “no pudo demostrarse otra cosa que la responsabilidad de Gendarmería” y criticó que “nadie cuestione los dichos de los efectivos (que fueron a declarar a la Justicia) y que no coinciden entre ellos”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico