El Karate-do Deportivo sigue apostando al semillero

La escuela Itosu Kai de karate-do deportivo dirigida por el profesor Daniel Moroncini participará con cinco practicantes de la instancia nacional de los Juegos Evita 2017. La institución apuesta por el semillero de la disciplina, con proyección hacia la competencia con instancias de buen roce a nivel provincial y patagónico.
"Como referentes e introductores de este arte en la Patagonia estamos acá tratando de impulsar la disciplina y seguir progresando en el karate deportivo", comentó Daniel Moroncini, director de la escuela Itosu Kai (Saavedra 65), presidente de la Asociación Chubutense de Karate-Do Deportivo, y profesor de karate con más de treinta años en el arte marcial.
"Como decimos nosotros, es la evolución del karate. Si bien yo hago karate hace 37 años, el karate deportivo en la provincia está hace siete años. Lo que pretendemos es mostrar el semillero y en todo el karate de la zona, que ha crecido a pasos agigantados. Siempre hago hincapié en el acompañamiento; el apoyo gubernamental, ya sea Comodoro Deportes, Chubut Deportes, hace que los chicos tengan una proyección y un trabajo programado", sostuvo Moroncini.
"En esto no hay muchos secretos, como en todo deporte nos manejamos con calendarios nacionales y provinciales. Hemos logrado implementar un circuito patagónico, que es muy importante debido a las distancias que manejamos, al igual que otros deportes. Llegar a competir a nivel nacional no es sencillo y para ello necesitamos que este semillero se fogueé en otro tipo de circuitos para llegar a nivel nacional con pretensiones de podio. Esto es una competencia y si bien la presión no está metida en el resultado, si es el objetivo final", explicó.
"Hemos tenido hace dos semanas la participación de dos atletas de nuestra escuela en el Panamericano que se desarrolló a Buenos Aires. Poder introducir competidores a ese nivel para nosotros es un logro a nivel institución y a nivel provincia. Lo más reciente es la clasificación a los Juegos Evita, ya que cinco practicantes de nuestra escuela serán representantes de la provincia en tan importante evento. Nos llena de orgullo como profesores, porque se van logrando objetivos, ellos logran sus metas personales, y el karate va creciendo, que es el fin de esto. El crecimiento deportivo, sano, y también la proyección del semillero. Más allá de los chicos que van llegando, hacemos hincapié en la formación para los que vienen. Desde edad temprana, 6 o 7 años, que empiecen a entender que el karate es un arte al cual hay que ponerle muchas ganas y sacrificio, pero que va en la voluntad de cada uno", cerró Moroncini.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico