El paro tampoco le modificó nada a Cambiemos de Chubut

Los presidentes de la UCR y el PRO en la provincia, César Herera y Daniel Laudonio, aseguraron ayer que el paro del martes no modifica el plan de gobierno pero, en parte, discreparon cuando hablaron de las razones de la medida de fuerza. Para Laudonio fue "algo inducido y potenciado por los gremios" y que tuvo hasta una intención de derrocamiento. Herrera reconoció que "algunas cosas no están bien y la gente tiene todo el derecho del mundo a protestar".

El presidente de Propuesta Republicana (PRO) en la provincia del Chubut, Daniel Laudonio, aseguró ayer que la contundencia del paro del martes “se debió en gran parte a la presión que se ejerció desde los medios”, que impidió que “la gente que quiera ir a trabajar, pueda hacerlo”.

Laudonio consideró que “para sacar el país adelante hay que trabajar. Hay sectores que no están conformes con la política que estamos llevando adelante, pero también hay mucha gente que reconoce que la cosa está difícil pero que este es el camino”, indicó en diálogo con El Patagónico.

Siguiendo con la línea de análisis del propio presidente Mauricio Macri, el dirigente PRO de Chubut señaló que “la situación está difícil pero no por estos tres años de gobierno, sino por la forma en la que recibimos el país y la provincia. En Chubut, por ejemplo, con la política que se está llevando adelante, en el plano exportador, estamos mejor, pero esto no se ve porque la provincia está en una situación lamentable”, observó.

Cuando se le recordó que ya se llevan tres años de gestión, Laudonio insistió en la visión crítica de la herencia recibida y advirtió que “lamentablemente está a la vista que en este país ninguno se suma para sacarlo adelante, ya que lo que tenemos son piedras en contra todo el tiempo. Así es imposible bajar la inflación porque hay sectores que, en lugar de acompañar, buscan derrocar”.

LIGERA AUTOCRITICA

El presidente de la UCR, César Herrera, coincidió con Laudonio en que la contundencia del paro “era previsible o esperable”, pero tomó distancia de su par del PRO cuando recordó que “la gente tiene todo el derecho del mundo a protestar. Hay que hacer una autocrítica porque la gente está sintiendo necesidades”.

El dirigente radical afirmó que el principal problema hoy “es la suba indiscriminada de precios. Uno va al supermercado y todos los días se encuentra con la remarcación. Esto hace que las otras medidas positivas, o no se vean o se diluyan. El gobierno debería enfocarse en que el impacto de las medidas no afecte el bolsillo del trabajador”, destacó.

Finalmente, el exconcejal consideró que “el gobierno nacional tuvo que ir al FMI porque no le quedaba otra. Tal vez fue demasiado optimista con los mercados; pensó que iban a acompañar. Cuando la respuesta fue evidente y negativa, no le quedó otra que ir a pedirle al Fondo, algo que a nadie le gusta hacer”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico