El pelotazo les duele a todos

La protesta estatal los hace bailar y cruzarse acusaciones, amenazas y citaciones. Contribuciones no tan voluntarias en el IPV, la gente que nunca se va, los cambios de camiseta y los argumentos a la hora de votar leyes que perduraran.

Nada cambia

La semana comienza con un nuevo paro de estatales en la Provincia que especialmente duele en las aulas, donde si bien muchos maestros no adhieren a todas las medidas de fuerza, sí lo hacen en algunas y mientras tanto el clima no es el mejor. Al llamado de hace una semana del gobernador Mariano Arcioni le faltó cierto “punch” como para que fuera efectivo. Si pretendió que los padres lo avalaran y se lo hicieran saber a los docentes, no lo consiguió. Y al gremio solo le dio nuevos bríos para redoblar su apuesta y convocar a huelgas más extensas. Mañana empieza con ellos la discusión por las paritarias y será con la vigencia del paro, justamente lo que no quería el Gobierno. Pero alguien tenía que ceder.

Lengua veloz

Horas después del llamado de Arcioni a los docentes, quien salió a respaldarlo y a afirmar que el Gobierno ha cumplido todo lo posible y que son los otros los que no entienden, fue el ministro de Gobierno, Federico Massoni, quien poco y nada agregó, demostrando que para negociar mejor están otros. Sí sorprendió el extitular de Seguridad este viernes, cuando en Trelew sentenció antes que lo haga la Justicia en un caso de presunto femicidio.

El ministro afirmó que el detendio Archie Phillips “es la persona que realizó este acto horrendo”. Además, como la joven ya había sido víctima de otra situación violenta con este hombre, Massoni aseguró que “fallan los mecanismos porque hay desconexión de la realidad de aquellos que tenemos que tomar determinaciones. Muchas veces la Justicia es la que falla porque no le da la importancia. Hay un solo sector que cumple fielmente y es la Comisaría de la Mujer, que automáticamente tiene empatía ante el sufrimiento de alguien. En los poderes Judicial, Ejecutivo y Legislativo debemos empezar a darnos cuenta de todos los errores que se cometen y pulir para que funcione”. Justamente uno de ellos es la intromisión de funcionarios de un poder en las competencias de otro.

Causa motivadora

Así como Mauricio Macri trata desesperadamente que las penas de los argentinos se olviden un poco con el Mundial, en Chubut hay un tema que por algunas horas cambia el enfoque de las prioridades. Es la causa de corrupción que envuelve a exfuncionarios y empresarios, con detenciones, revisiones, confesiones, videos filtrados, arrestos domiciliarios, fotos detrás de las rejas y otras yerbas. En la semana que pasó el que sufrió un revés fue el exministro Coordinador y exdiputado nacional, Víctor Cisterna, quien descontaba que le concederían el arresto domiciliario por sus problemas de salud. Pero el juez entendió que bien puede tratarse en el lugar donde permanece bajo prisión, así que el hombre al que apodaban “Toallón” se retiró del Juzgado con la cabeza gacha. Mejor les fue a los empresarios Daniel Russo y Juan Ignacio Salaberri, a quienes el Superior Tribunal de Justicia les concedió el beneficio de las salidas laborales. Al último, además, le permitirá asistir el próximo miércoles al acto en que su hija prometerá lealtad a la Bandera Argentina.

Malditas capturas

La semana que pasó estalló lo que ya era un secreto a voces dentro del IPV: el cobro de aportes “voluntarios” -aunque curiosamente obligatorios– a los contratados del organismo que ingresaron bajo la gestión de Daniel Carrizo. Con la denuncia judicial de una de las perjudicadas, es tarea ahora de fiscalía desenmarañar hasta dónde llegaban los cobros, para los que se presentaron entre otras pruebas varias capturas de pantalla de conversaciones de WhatsApp en las que aparecen no solo los reclamos mensuales por el “diezmo”, sino además los ajustes de ese monto voluntario según los aumentos salariales que recibían los trabajadores.

Antes de llegar a los medios de comunicación, las denuncias habían empezado a hacerse públicas en redes sociales, y la “estrategia” de Carrizo para desactivarlas no fue otra que conformar un grupo paralelo de WhatsApp con sus colaboradores más cercanos, que tenían la misión de abrir perfiles “truchos” en Facebook para bloquear sistemáticamente las publicaciones que hicieran los detractores del sistema de recaudación instalado dentro del IPV; táctica absolutamente insuficiente como lo hubiera previsto cualquiera que entienda mínimamente el manejo de las redes, y de la política.

Caja chica

Mientras a estas alturas muchos se preguntan por qué el hombre aún no ha sido removido del sistemáticamente escandaloso IPV, otros hacen cálculos sobre el destino de esos “aportes voluntarios”: en teoría tenían la función de hacer caja política para una eventual candidatura a la intendencia, aunque en los años en que Daniel Carrizo lleva en funciones no se le conoce ninguna acción territorial para la que pudiera haber invertido algunos pesos; solo se le aluden “promesas” de planes de viviendas a determinados grupos, que luego fueron desmentidos a nivel central.

Eso sin contar que el hombre no es parte de ninguna de las encuestas, mediciones o sondeos ni conversaciones en la previa de armado electoral, y siquiera se lo tiene como referente de Chubut Somos Todos en estas tierras de ingrata militancia para ese espacio, máxime en tiempos de embrujo. Así las cosas, habrá que ver si lo que le quitaba a los trabajadores era realmente para la caja política o tenía por mero destino hacer alguna diferencia salarial que le permitiera llegar más holgadamente en meses de pago escalonado. Al fin de cuentas, no son pocos los que recuerdan que allá por noviembre de 2015 y con el dasnevismo consagrado como poder político chubutense para los cuatro años siguientes, el hombre se paseaba por distintas delegaciones locales consultando abiertamente qué caja chica manejaban, basando en las respuestas obtenidas su aspiración “dirigencial” y llegando incluso a permitir que muchos creyeran que era abogado para desembarcar en Lotería, espacio donde duró las horas que llevó detectar que raramente tenga el secundario completo.

Echale la culpa a Río

Mientras la crisis llegó para quedarse un largo rato en el país y en esta provincia, la dirigencia va cada cual por su lado tratando de conseguir para su ciudad-feudo lo que se pueda hasta que caiga esa lluvia que nos posibilite una buena cosecha y nos salve a todos, como se dijo desde siempre. En este contexto los que se destacan son los que le apuntan a Nación y los diputados provinciales de Cambiemos que ponen el acento en los gobiernos que hubo en Chubut en los últimos 15 años.

Arcioni blanqueó en los últimos días que es de tener discusiones fuertes con los funcionarios que lo atienden en Buenos Aires, sobre todo desde que dijeron que ellos ceden fondos a Provincia para que pueda pagar más o menos dentro del mes los sueldos a los empleados públicos. Y surgió también la voz del senador Alfredo Luenzo, quien mencionó cierto “destrato” de parte de Nación y dijo que al gobernador le pasan factura porque él votó a favor de la ley “antitarifazos”, pese a las presiones que sufrió y las veladas promesas de ayuda a su Provincia si ayudaba a que Macri no tuviera que vetar y pagar el costo político del ajuste a los sectores más débiles.

Todo no hizo más que confirmar aquello que se le había escapado a la diputada Rosa Muñoz cuando dijo que tuvo que dar quórum para tratar el ajuste a los jubilados en diciembre porque altos funcionarios nacionales habían presionado a su gobernador.

El default

La versión circuló entre la dirigencia política y resulta creíble. En uno de sus pedidos de auxilio a Nación, el gobernador habría advertido que antes de permitir que la Provincia se le salga de control podría dejar de pagar las deudas en dólares que contrajeron sus antecesores, lo cual implica un default como aquel que aplaudieron un 31 de diciembre de 2001 en el Congreso de la Nación. Por supuesto que las consecuencias de tal decisión también afectarían a la administración nacional que hoy se maneja con guantes de seda ante la nueva Cristina todopoderosa, la Lagarde.

Es que Chubut tiene un déficit mensual de 700 millones de pesos y debe pagar 40 mil millones de pesos en salarios por año. Mientras los empleados estatales obligaron a la apertura de paritarias, de donde tiene que salir un aumento que al menos emparde a la inflación anual, el gobernador prepara un bono para proveedores a 60 días y hasta llegó a analizar el lanzamiento de una cuasimoneda.

Pero la amenaza de Arcioni tiene un carácter más inmediato: el 30 de junio se le vence una cuota de los bonos PUM21, que son dólar linked, por 165 millones de pesos. El 21 de julio, en tanto, se vence un tramo de los bonos PUM19, por una suma superior: 383 millones de pesos. Sólo aquí Arcioni deberá devolver antes de finalizar su mandato más de 2.200 millones de pesos.

Arrepentida

Una de las más encendidas en la última sesión de la Legislatura fue la comodorense Viviana Navarro, quien hizo una confesión e irónicamente efectuó un pedido peligroso. “Estoy arrepentida del Pacto Fiscal. No nos ayudan en nada y si no, que intervengan la provincia. Nación desestabiliza a Chubut no dando una mano”, dijo recordando aquella dilatada sesión en la que respaldaron la firma del gobernador luego de haber hecho lo imposible por evitarlo.

Con un solo ojo

“Pagliaroni y Cano salen a decir que el Gobierno nacional asiste a Chubut. Y lo que ocurre es que salen a asistir a la timba financiera y no a los trabajadores”, sostuvo el diputado provincial Blas Meza Evans en referencia a la dirigencia de Cambiemos que busca hacer leña del árbol caído. Una de ellas, la diputada Jacqueline Caminoa, dijo que “todos los ministros del gobernador Arcioni pertenecieron al FPV y son todo lo mismo; todos también estuvieron con Das Neves”.

El que salió a responderle fue otro diputado, Javier Touriñan, quien le recordó a la blonda legisladora que “se olvida de nombrar a Masssoni, Cambareri, Bulacios, todos de extracción radical; tampoco nombra a Gustavo Menna, nombrado síndico del banco por Das Neves, ni a su socio, Gutiérrez Hauri, nombrado por Arcioni; ni Biss como secretario Legislativo, ni ella misma en la vicepresidencia (de la Legislatura)”.

Grave acusación

Los tres diputados de la Alianza Cambiemos fueron noticia también por una conferencia que dieron el miércoles para justificar su ausencia un día antes en la Legislatura, donde se iba a tratar un proyecto del Frente Para la Victoria que propone más impuestos para compensar el déficit de caja. Además de desmentir un supuesto apoyo inicial a dicha iniciativa, Eduardo Conde, Manuel Pagliaroni y Jacqueline Caminoa respaldaron abiertamente al gobernador Arcioni y tildaron de “destituyente” la iniciativa de los diputados que hoy son la primera minoría.

El mejor verso

Un buen ejemplo de “anton pirulero” lo dio la intendente de Rawson, Rossana Artero, quien estuvo en Buenos Aires reunida con el nieto de Rogelio Frigerio (aquel desarrollista que le dio sustancia al gobierno de Arturo Frondizi y luego respaldo al diario Clarín y hasta un novio a su directora). “El ministro me pidió que convoque a intendentes y referentes del peronismo para colaborar. Seguramente en estos días me reúna con los senadores Juan Mario País y Nancy González y luego con diputados y otros referentes políticos”, enfatizó la intendenta, quien agregó contenta que dejó carpetas con sus proyectos y le pidió colaboración para garantizar la gobernabilidad de Chubut hasta las próximas elecciones. Una de las obras para las que espera respuestas es la reparación del Puente de los Poetas. Frigerio le prometió enviar técnicos para ver qué se puede hacer.

Cuestión de cartel

Uno que ya había viajado a Buenos Aires por su cuenta y que al volver declaró haber traído resultados es el intendente de Madryn, Ricardo Sastre, mientras su par de Trelew, Adrián Maderna, anda desesperado también para que alguien con poder de decisión no solo lo escuche, sino también le brinde soluciones para la grave crisis que atraviesa su ciudad, donde las pocas fábricas que quedaban van prescindiendo de personal y a la par aumentan los pedidos de ayuda social. El caso de Propulsora Patagónica ya es una cuestión de estado municipal después de los despidos entre los textiles.

Por eso destaca el intendente de Comodoro, Carlos Linares, quien periódicamente reclama una mesa de diálogo no solo para discutir el tema de los salarios estatales, sino también la preservación de las fuentes laborales, entre otros puntos. Y en esto –dice- no solo deben estar los jefes comunales, sino los empresarios que no se resignan al cambio de políticas que prioriza la importación y los referentes gremiales que son los que están más cerca de los que van de compras a los supermercados.

¿Y dónde está Hauri?

El actual síndico del Banco Chubut, Juan Andrés Gutiérrez Hauri, fue de los funcionarios más nombrados esta semana. Todo se inició en la Legislatura el miércoles, cuando el presidente del bloque de diputados del FPV, Javier Touriñan, decidió convocarlo para el día siguiente, con carácter de urgente, para que diera cuenta de “información con los saldos diarios que poseyó la Provincia de Chubut en sus distintas cuentas desde el 23 de mayo al 12 de junio”. Según la nota, “el presente pedido obedece a información que circula al respecto –cuya veracidad desconocemos- sobre la existencia de fondos suficientes para abonar los salarios de los agentes públicos en legal forma”.

La información que los diputados del FPV esperaban de Gutiérrez Hauri les serviría para impulsar el proyecto –que en realidad es de la Mesa de Unidad Sindical- destinado a que los empleados públicos vuelvan a cobrar en tiempo y forma porque “con el uso del descubierto bancario y el FUCO (Fondo Unificado de Cuentas Oficiales) se puede hacer una mecánica financiera donde la Provincia en el curso del mes devuelve; entonces en lugar de que espere el empleado público, el que espera es el Banco para cobrar y el Gobierno debe devolverle los fondos al Banco; incluso el Banco cobra intereses pero mucho más moderados”.

Eso lo dijo Blas Meza Evans, justificándolo en que “se hizo muchas veces esto. (Pablo) Oca lo hacía y se excedía incluso en los límites para prestar”. Pero Gutiérrez Hauri no asistió a la cita porque –según trascendidos- se halla en Rusia presenciando el Mundial. Al menos eso afirmaría con posterioridad el mismo Meza Evans: “mientras los docentes están en carpas y pasan frío, el síndico de Cambiemos está en Rusia sin importarle lo que le pasa a la gente”.

Hay que recordar que Gutiérrez Hauri ocupa dicho cargo desde que el anterior síndico, Gustavo Menna, renunciara para asumir como diputado nacional. Ambos son militantes radicales y comparten estudio jurídico en San Martín al 600 de Comodoro Rivadavia.

A comisión

Finalmente, en la sesión del jueves la iniciativa del FPV pasó a comisión porque se necesitaba “más tiempo” para analizarlo. Lo que sí aprobó la Legislatura fue un proyecto de Resolución pidiendo al Poder Ejecutivo dejar atrás el pago escalonado y garantizar el medio aguinaldo y paritarias libres. Además, los 27 diputados tuvieron un gesto de grandeza al excluirse del aumento del 8% que les prometieron el año pasado a los empleados legislativos y del que automáticamente ellos se enganchaban, como hacen los jueces con los empleados judiciales. Por esta cuenta pendiente quedaron truncas varias sesiones en los últimos meses.

La encuesta de la discordia

Que no es el momento de hablar de candidaturas; que la gente espera que se resuelvan sus problemas y no les interesan los nombres; o que falta mucho para 2019 son las frases de cabecera hoy de cuanto potencial candidato exista, pero una cosa son las frases para la tribuna y otra es el armado caliente de estos días en Chubut.

Para muestra un botón: la cantidad de encuestas y mediciones que cada dos o tres semanas se realizan en territorio desde marzo pasado y cuyos resultados marcan por ejemplo que Gustavo Fita cambie de silla en los actos, ya que mientras hasta abril elegía sentarse junto a Juan Pablo Luque, hoy es la sombra de Othar Macharashvili.

El tema es que desde la semana pasada la consultora porteña “Agora Contemporánea” tiene girando un sondeo telefónico en la ciudad, donde pone en línea para la gobernación 2019 a Mariano Arcioni, Gustavo Menna, Ricardo Sastre y Adrián Maderna, en tanto que para la intendencia consulta por Juan Pablo Luque, Leonardo Rocha, Othar Macharashvili, César Herrera, nuevamente Mariano Arcioni, Gastón Acevedo y Ana Clara Romero, una ignota dirigente del PRO sin pasado en cargos políticos o electorales y que dicen tiene teléfono directo con referentes nacionales.

Otra joven brillante.

Y un día regresó

Ocupaba un cargo en el Poder Ejecutivo durante el primer gobierno de Mario Das Neves cuando el ministro Gustavo Mac Karthy fue electo intendente de Trelew y ella se convirtió en su sucesora. Era notorio que no daba la talla y en cuanto pudo buscó otro lugar desde donde respaldar al dasnevismo. Fue entonces diputada provincial. Luego se quedaría como personal del Poder Legislativo y ahora Mariana Ripa acaba de asumir como titular de la Oficina de la Mujer y Violencia de Género. En realidad había sido propuesta para este cargo por el dasnevismo hace más de un año, pero al concursar encontró una durísima rival, Alejandra Tolosa. En mayo del año pasado ya debería haberse producido la designación, pero hubo tal revuelo y rumores de favoritismo que ni siquiera prosperó una peregrina idea de que hubiera una conducción compartida: Oficina de la Mujer para Tolosa y Violencia de Género para Ripa.

Pero un año después ya pocos recuerdan la polémica, Tolosa desapareció de escena y Ripa vuelve a los primeros planos.

Un guanaco

El alejamiento de Federico Sturzenegger del Banco Central implicó también la renuncia –vía twitter- de quien era su vice, Lucas Llach, un economista que alguna vez fuera declarado “persona no grata” en Chubut por su polémica defensa que hizo de matar guanacos por cansancio, corriéndolos con su vehículo. Lo cierto es que el personaje en cuestión ha llamado más la atención por sus extravagancias que por algún acierto económico. Es que en los últimos tiempos se supo de él que cuando tomaba la escopeta y corría guanacos con su jeep, lo hacía descalzo y que además solía ir a cumplir funciones al Banco Central vestido con jogging. Curiosamente, fue el mismo Llach quien al defender la presencia de guanacos, yaguaretés y ballenas en los nuevos billetes dijera: “lo que tratamos de buscar con la aparición de animales en los billetes es la convivencia. Primero la convivencia entre los argentinos y entonces la fauna es un lugar donde todos nos podemos encontrar, dónde nos emocionamos”.

Los unos y los otros

Dos de los cinco diputados por Chubut votaron el jueves a favor de despenalizar el aborto bajo ciertas condiciones. Curiosamente, allí coincidieron un representante del FPV, Santiago Igon, y otro de Cambiemos, Gustavo Menna. Ambos lo fundamentaron. En cambio se expresaron por la negativa los tres restantes: Ana Llanos (FPV y que en la previa denunció amenazas), Jorge Taboada (Cultura, Educación y Trabajo) y Rosa Muñoz (Trabajo y Dignidad). De estos tres, la docente electa hace ocho meses fue la única que habló.

Escuchar y comprender

Justamente una de las afirmaciones de Rosa Muñoz para no acompañar el proyecto resultó bastante polémica. Está bien. Era de madrugada y ya todos estaban cansados luego de una larga jornada, pero vale la pena recordar lo que dijo: “el aborto es un paso más para eliminar a los pobres”.

Gustavo Menna, en tanto, sostuvo que “el hecho de que sucedan miles de prácticas por año, demuestra que el remedio penal no ha servido para prevenir o disuadir”. Y Santiago Igon aprovechó para una chicana: “es histórico porque en casi dos años y medio, pocas veces hemos tratado ampliaciones de derechos”.

Algo cambia

De los ocho representantes chubutenses en el Congreso de la Nación (5 diputados y 3 senadores), mantienen la representación original del nombre con el que fueron electos Ana Llanos, Santiago Igon y Nancy González (FPV); Alberto Gustavo Menna (Cambiemos) y Rosa Muñoz (Trabajo y Dignidad). En cambio los otros tres han mutado en los últimos tiempos y hoy llevan a la confusión no solo del común de la gente, sino de los propios periodistas que les siguen atribuyendo la representación de Chubut Somos Todos o del FPV. Ello sucede con el diputado Jorge Taboada (Cultura, Educación y Trabajo) y los senadores Mario Pais (antes FPV) y Alfredo Luenzo (ChuSoTo), hoy juntos en el interbloque Argentina Federal que responde al rionegrino Miguel Pichetto (electo por el FPV pero ahora en el PJ).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico