El perito accidentológico fue condenado a prisión efectiva

Luis Moreno, el empleado de la Planta Asfáltica Municipal, fue condenado ayer como autor del delito de homicidio culposo por el hecho que el 11 de mayo del año pasado le costó la vida a Eduardo Leguizamón, mientras circulaba en bicicleta por la banquina de ruta 39. La juez Raquel Tassello le impuso una pena de 3 años y 4 meses de prisión efectiva pero no hizo lugar a la prisión preventiva solicitada por los acusadores. Además, durante 8 años no podrá conducir.

Tal como viene informando El Patagónico en exclusiva, el veredicto del juicio que se llevó a cabo contra Luis Moreno, por el hecho que tuvo como víctima a Eduardo Leguizamón, se conoció ayer al mediodía en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia. Allí estuvieron la juez penal, Raquel Tassello; la esposa de la víctima, Ana Toro; y la fiscal general, Cecilia Codina.

Hay que recordar que las partes alegaron el jueves de la semana pasada y allí la fiscal solicitó que Moreno fuera condenado por el delito de “homicidio culposo por la conducción imprudente de un vehículo automotor, en calidad de autor” y se le impusiera una pena de 4 años de prisión e inhabilitación para conducir por 8 años. En los mismos términos adhirió el querellante.

La defensa, en tanto, representada por Francisco Miguel Romero, requirió la absolución de su defendido y en caso que la juez hubiera decidido imponer pena, pidió que la misma no excediera los tres años y que fuera de ejecución condicional.

El hecho ocurrió el 11 de mayo del año pasado sobre la banquina de la ruta 39, camino a Diadema, lo cual para la fiscal quedó probado en el debate, como así también que Eduardo Moreno conducía su camioneta Ranger en dirección a Diadema y que Eduardo Leguizamón circulaba en su bicicleta en dicha ruta.

En esas circunstancias –según la parte acusadora-- Moreno, de manera imprudente e inobservando los deberes de su cargo, embistió fuera de la calzada a la bicicleta de Leguizamón. Luego el imputado huyó del lugar. De esta manera provocó la muerte de la víctima por politraumatismo grave en cráneo y hemorragia cerebral.

En la descripción de la prueba presentada se mencionó que la ropa de Leguizamón tenía elementos refractantes y la bicicleta elementos lumínicos. Se dijo además que la escena del hecho fue modificada y, como agravante, en el momento de pedir la pena se destacó que el imputado es técnico en accidentología.

La pena que pidió la fiscal fue de 4 años de prisión de efectivo cumplimiento y el doble de inhabilitación para conducir, lo cual fue adherido por la querella.

Ayer, finalmente, la juez Tassello hizo lugar al pedido de prisión efectiva y así fue que impuso la pena de 3 años y 4 meses, aunque la misma se cumplirá una vez que la sentencia adquiera firmeza. Reconoció que el condenado tiene arraigo en la ciudad y por tal motivo no autorizó la prisión preventiva de Moreno.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico