El trueno entre las estadísticas

Internas políticas que se suceden, pronunciamientos sorpresivos y denuncias anunciadas. Los estatales padecen y no les gustan las diferencias. Peligra empleo de calidad y del otro también. Presente griego para un juez.

Algo más que una mosca

El diputado provincial Eduardo Conde no la está pasando bien por estas horas. Es que justo él, que se ha caracterizado por realizar mil y una denuncias, ahora ve cómo el boomerang vuelve al cazador y le toca padecer el escarnio en carne propia. Concretamente, la afiliada radical Vanesa Hansen lo ha denunciado ante la Convención Provincial de la UCR no solo por dejarla sin empleo en el bloque que conforman tres legisladores, sino también por prohibirle permanecer siquiera cerca de la oficina que hasta no hace mucho ocupaba la militante.

Al tomar nota de la situación, la Convención que preside Margarita Jones decidió cortar por lo sano y elevar la denuncia al Tribunal de Conducta partidario para que se expida. Ahora, de aquí hasta que se conozca alguna determinación puede pasar un tiempo y mientras tanto quedar claro si el partido que se rompía pero no se doblaba mantendrá la alianza con el neoliberalismo de Macri apoyando a su candidato en las próximas elecciones, o bien postulará uno propio.

Mientras tanto, el diputado que solo levantaba la mano para espantar moscas prepara su defensa.

Siempre hay un roto

“Estoy convencida que hemos administrado mal porque si no no hubiésemos llegado a esta situación, pero también hay otras provincias que están peor que Chubut”, expresó a una radio del valle la diputada nacional Rosa Muñoz, la misma que debió reemplazar a Mariano Arcioni en la banca que tenía ganada tras las elecciones legislativas celebradas pocos días antes de que muriera Mario Das Neves y obligara al escribano a permanecer al frente del Poder Ejecutivo. Muñoz es la misma diputada que denunció en diciembre haber sido coaccionada por el Gobierno nacional para votar el ajuste contra los jubilados, pero en todo momento se mostró en sintonía con el gobernador. De hecho, estas declaraciones se produjeron como respuesta a las críticas que hizo a su propio gobierno el jefe de la bancada de Chubut Somos Todos en la Legislatura, el fugaz ministro Coordinador Jerónimo García. Para la diputada nacional, “no por apetencias personales tenemos que salir a denostar lo que es nuestro; el conductor de este proyecto político nos dejó a cada uno en un lugar para seguir trabajando”.

No era la de Vicco, pero…

También hubo denuncias la semana pasada en la ciudad de Esquel, donde el intendente Sergio Ongarato no gana para sustos. Es que dos concejales detectaron que en una unión vecinal repartían leche vencida el año pasado y de inmediato se presentaron ante la Justicia. Hubo allanamientos en el depósito de la Secretaría de Promoción Social y la administración de Cambiemos sumó una mancha más. Si no lo ayudan sus colaboradores, difícil que Ongarato pueda dar pelea por una candidatura a vicegobernador, como pretende, acompañando a quien sería número puesto si finalmente hay paz con el macrismo: Gustavo Menna.

Hijos y entenados

Entre los empleados estatales últimamente hay varias cosas que no caen nada bien y menos la discriminación que sienten, por ejemplo, cuando se exime a la policía del escalonamiento salarial que sí se aplica en actividades sensibles como la educación y la salud. No es que la mayoría crea en el argumento del sindicalista docente Carlos Magno de que es para no encontrar resistencias si hay que reprimir, pero tampoco convence eso de que fue un gesto para descomprimir el malestar policial por la muerte del comisario Néstor Chávez. Por las dudas, ya el Gobierno aclaró que este “beneficio” solo fue por marzo, ya que en mayo retorna el sistema que afecta a todos por igual y que aún se desconoce cuándo concluirá.

El movimiento es amplio

Ricardo Murcia fue candidato a viceintendente de Chubut Somos Todos en 2015, secundando en la fórmula a Ricardo Gaitán. Tras perder, encontró empleo como funcionario provincial. Ocupaba el cargo de subsecretario de Regulación y Control Ambiental cuando se produjo la gran tormenta de marzo de 2017 en Comodoro y le atribuyeron a él un whatsapp hablando de “dos muertos” en medio de la tragedia. “En realidad Das Neves buscó una excusa para echarme porque molestaba que hiciera bien mi trabajo”, dijo entonces el funcionario que poco después retornaría al PJ para hacerse cargo de la Subsecretaría de Control Operativo del municipio de Comodoro Rivadavia. Ahora, sin embargo, empieza a tener más que un intercambio de saludos con Martín Buzzi, uno que aspira a volver a ser intendente. Claro que estos encuentros se dan en un lugar abierto e inevitable. Es que ambos concurren al mismo gimnasio y casi en el mismo horario.

Silencio stampa

Silencio stampa

En los últimos días no eran pocos los automovilistas que buscaban a los chicos que venden tarjetas para comprarles algunas para estacionar en aquellos lugares donde hay que pagar. Pero no los veían por ningún lado y no es que estaban de tertulia en algún frente de edificio. Directamente no trabajaron. ¿El motivo? El municipio se quedó sin tarjetas horarias, por lo que tampoco los inspectores podían hacer multas si algún vehículo carecía de las mismas. Pero nadie avisó desde la Municipalidad. Eso sí, cuando El Patagónico dio la primicia, el mismo día salieron desde la Subsecretaría de Medios a informar que ya este lunes volverá a regir uno de los sistemas de recaudación con los que cuentan en el municipio.

Con códigos

Este fin de semana, el gobernador Mariano Arcioni esperaba tener resueltos dos reemplazos. Los de los ministros de Salud y de Infraestructura. Ignacio Hernández es uno de los últimos dasnevistas que sobrevive en el gabinete, pero hace rato viene dando señales de que no se siente muy cómodo. Justamente el miércoles dijo no compartir el sistema de pago de salarios escalonados para la salud y cuestionó la falta de profesionales en algunos establecimientos. Estaban por convocarlo en Rawson cuando falleció la mamá del gobernador y el tema quedó en stand by.

Lo de Alejandro Pagani, en tanto, es un poco más delicado. Es que al funcionario que supo llevar cuentas precisas desde que Mario Das Neves decidió ser gobernador en 2015 están por citarlo de un momento a otro en la causa de Diego Correa y por eso prácticamente ha quedado sin influencia en el gobierno. Su reemplazo podría surgir de la Cámara de la Construcción de Chubut, un sector que también siente las penurias del modelo económico que impulsa Macri y que favorece casi exclusivamente a la Pampa Húmeda.

Auditoría latente

La posibilidad de que el Tribunal de Cuentas Municipal (TCM) practique una auditoría contable en la SCPL volvió a cobrar cuerpo la última semana, cuando la Justicia consideró que no había impedimentos para ello. Hasta ahora, desde la cooperativa solo le reconocían potestad en este tema al Concejo Deliberante y al Ente de Control de Servicios Públicos. Es que para el presidente de la SCPL, Gabriel Tcharian, todo esto es nada más que “una jugada política” de Gastón Acevedo, el integrante radical del TCM que se completa con Miguel Hernández (PJ) y Carlos Relly (ChST, pero de cuna radical). Es que no son pocos en el mundillo político los que especulan con una eventual postulación de Acevedo a la Intendencia en 2019. Dicen que pegado en una boleta con Gustavo Menna acrecentaría sus chances y que para ello haría valer las múltiples denuncias que hizo en los últimos años sobre las administraciones peronistas –como la contratación de la consultora CP&GP el año pasado–, las que ahora podrían encontrar más eco.

Una vaquita

Justamente el inédito fallo del TCM de que dos exintendentes respondan con su bolsillo una decisión de gobierno tuvo en las últimas horas múltiples lecturas. Haciendo valer la Carta Orgánica Municipal, Acevedo y Relly (Hernández se opuso) decidieron que tanto Néstor Di Pierro como Martín Buzzi paguen poco más de 3 millones de pesos por no adoptar las medidas que correspondían a favor de un particular que reclamaba un terreno que le habían usurpado en el barrio Industrial. Es dable esperar que ambos dirigentes apelen la decisión, pero no deja de ser toda una novedad política, sobre todo porque el particular damnificado anunció estar dispuesto a insistir para que el fallo del TCM también alcance al actual intendente, Carlos Linares.

Contra el bono

Mientras el intendente Carlos Linares insiste en darle forma al bono de endeudamiento por 50 millones de dólares para la ciudad, otro que se pronunció en contra fue Javier Touriñan. El diputado peronista ofrecía una conferencia para cuestionar la forma en que se conformó el Ente de Control de Servicios Públicos de la provincia cuando le preguntaron por la iniciativa que sumará deuda para los comodorenses. Luego de considerar “innecesaria” la iniciativa, el legislador resaltó que “no se sabe para qué obras se destinará ese dinero y más en este momento tan complicado para endeudarse; no justifica endeudar a la comunidad por más de cinco años”.

Se debe recordar que este tema motivó fuertes críticas entre la oposición local y en el mismo bloque oficialista, donde quedó expresamente claro que no se destinará ni un dólar para pagar alguna deuda que eventualmente pudiera haber quedado de trabajos facturados por el temporal que castigó a Comodoro en marzo-abril de 2017.

Hasta el santo desconfía

Lo cierto es que el dinero que ingrese por la nueva deuda que contraerá el municipio de Comodoro permitiría que los trabajos públicos que se realicen coincidan con la época previa a las elecciones del año que viene, donde se dice Carlos Linares tiene apetencias que trascienden Garayalde, más allá de que cueste imaginárselo en algún acto público en Puerto Madryn, por ejemplo. Justamente desde esa ciudad le surgiría un fuerte opositor que aún no sabe si jugará por Chubut Somos Todos, el PJ o aliado al macrismo. Son varias las opciones que –cuentan- maneja Ricardo Sastre. Mientras tanto, Mariano Arcioni confía en repuntar su imagen en los días por venir. No quiere pasar a la historia como el político que hizo el “trabajo sucio” para que otros se lleven los laureles, sea éste Linares, Sastre o Gustavo Menna. Además del ajuste financiero, cuando se habla de “trabajo sucio” todos piensan en la meseta provincial y la riqueza que guarda en sus profundidades, codiciada por el capital internacional al que el Gobierno nacional ya le dio el sí.

El dilema

La posibilidad de que finalmente haya explotación minera en Chubut continúa generando ásperos cruces entre los pro y los contra y uno de los que más padece la contradicción es el intendente de Esquel, Sergio Ongarato, ya que su ciudad supo ser modelo del cuidado ambiental con aquel plebiscito de 2003 y ahora un gobierno nacional de su color pretende torcer dicha voluntad. Es que mientras los que están a favor cabildean cada vez con más intensidad entre los que deciden, los anti recuerdan que “en Chubut ya decidimos hace más de 15 años que no queremos saqueo y contaminación minera”. A través de un documento, recordaron que “el 31 de marzo de 2018 lanzamos la campaña por el No a la Zonificación y Sí a la Iniciativa Popular”, razón por la cual “exigimos que no hagan oídos sordos, como lo hicieron anteriormente”.

La arenga concluye con un “Diputados chubutenses, llegó la hora de elegir de qué lado estar: a favor del proyecto de las empresas y gobernantes promegamineros y en contra del pueblo de Chubut, o se está en contra de la megaminería y a favor del pueblo”.

Todo por el boleto

Los estudiantes locales han demostrado tener una conciencia crítica y una capacidad de movilización como hace rato no se veía. La lucha por el boleto estudiantil totalmente gratuito los ha unido y el miércoles hicieron una verdadera demostración de fuerza con esa marcha masiva. Mientras aguardaban una respuesta de Rawson, habían adelantado que desde mañana tomarían escuelas en el marco de su plan de lucha, aunque ahora habrá que ver qué pasa tras el fallo de la jueza de Madryn que consideró que la gratuidad debe mantenerse en toda la provincia.

Mientras tanto, continúan los paros docentes y las retenciones de servicio que no todos acatan, pero que trastorna la normalidad de muchas familias que empiezan a sentir en la propia cotidianeidad el clima que hasta ahora parecía ser propio solo de quienes habitan al sur del puesto Ramón Santos.

De confianza

El camarista local Javier Leal de Ibarra ha vuelto a demostrar que es un cuadro destacado dentro de la desprestigiada Justicia argentina. El año pasado fue el presidente del Tribunal que decidió sacarle la causa de la desaparición de Santiago Maldonado al tristemente célebre juez Guido Otranto (hoy a punto de ascender a camarista en la ciudad de General Roca), mientras ahora fue designado por la Corte Suprema de Justicia como uno de los dos jueces que se ocuparán del control de la Oficina de Escuchas, esa que cotidianamente tiene agujeros que filtran lo que dicen los investigados para solaz del “periodismo patrullero” del que habla Jorge Asís y que pretende hacer pasar como investigación lo que le pasan desde juzgados –o servicios- amigos. Leal de Ibarra fue designado en su nuevo cargo a través de un decreto de necesidad y urgencia del propio Mauricio Macri. El otro juez es Martin Irurzun, célebre en los últimos años por instaurar esa doctrina que permite encarcelar gente sin tomarle declaración previa, ni que la pida el juez natural de la causa.

No era para esto

El tuit sorprendió a más de uno, aunque estaba casi cantado desde que en diciembre se aprobó en el Congreso nacional el ajuste a jubilados, excombatientes, AUH y otros sectores vulnerables. “Nosotros no nos aliamos con el gobernador Mario Das Neves para que se perjudique al trabajador, para que pase todo esto que pase”, sostuvo el diputado nacional Jorge Taboada el viernes. El sindicalista que integra el partido Cultura, Educación y Trabajo (CET) añadió que “estamos evaluando seriamente retirarnos de la alianza de Chubut Somos Todos”. De esta forma se produciría un lento retorno del gremio de Hugo Moyano al partido político al que respondieron casi ciegamente hasta 2011, aunque no en su variante K sino en lo que podría quedar del más puro “peronismo de Perón”. Ya en el Senado hizo algo similar Alfredo Luenzo, electo en la misma boleta que Taboada, quien ahora forma parte del interbloque Argentina Federal que preside el rionegrino Miguel Pichetto.

El que dicen no estaba muy feliz con estos vaivenes es el tesorero del gremio de Camioneros, Pablo Mansilla, quien de producirse la ruptura debería renunciar a su cargo en el directorio de Petrominera. La cara que tenía el viernes no invitaba a consultarlo al respecto.

Donde más duele

Las últimas cifras de inflación dadas a conocer por el INDEC no son nada alentadoras para la región. Es que la Patagonia dio los números más altos, con el 3,1%, mientras el resto del país promedió 2,3% y el acumulado en lo que va de 2018 ya indica 6,7%, la mitad de lo que previeron para todo el año los cráneos que integran “el mejor equipo de los últimos 50 años” (+3). Eso sí, nos queda de consuelo la confianza de Nicolás Dujovne, el ministro de Hacienda denunciado por la revista Noticias de blanquear 20 millones de pesos pocos días antes de asumir en su cargo.

Mientras tanto, los mortales padecen. ¡Y cómo! La semana pasada fue lo de Carrefour; ahora es Sedamil, la textil de Trelew que se declaró en cesación de pagos y pidió convocatoria a concurso de acreedores. La misma emplea a 360 obreros en la ciudad chubutense. En noviembre ya había cerrado la hilandería de la firma, dejando en la calle a 107 familias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico