El único acusado de tentativa de robo a una concesionaria irá a juicio

Así lo resolvió el juez penal Fabio Monti este miércoles, en el marco de una audiencia preliminar realizada en el tercer piso del edificio de tribunales de Trelew. En la causa está imputado Darío Andrés Ochonga, del delito de robo triplemente agravado por haber sido cometido en poblado y en banda, por perpetrarse con escalamiento y con efracción en concurso ideal, en grado de tentativa y en carácter de coautor.

El magistrado rechazó meses atrás un pedido de reparación por una suma millonaria que ascendía a $1.500.000 y que la víctima había aceptado.

En esta oportunidad y como cuestión previa, la defensora particular Gladys Olavarría, solicitó el sobreseimiento de su defendido por entender que no hay prueba suficiente para probar la participación de su asistido en el hecho.

Luego y subsidiariamente, hizo un nuevo ofrecimiento por una suma de $ 500.000 en concepto también de reparación. Este dinero, aclaró la defensora ya fue depositada en concepto de caución que en su momento fue fijada para que el imputado recupere la libertad. Y por último solicitó la morigeración de las pautas fijadas al momento de haber recuperado la libertad, que implicaba firmar dos veces por semana en sede judicial, para hacerlo solo una y poder visitar a su familia en Rio Negro.

Por su parte, la representante de la fiscalía Verónica Alabart, en primer lugar, se opuso al sobreseimiento solicitado y para el segundo pedido, recordó lo manifestado en su oposición a la misma, en la primera oportunidad, reiterando, de esta manera, los argumentos para oponerse a esta salida alternativa. También se opuso a la morigeración de las pautas de comportamiento fijadas luego que el imputado recupere su libertad.

LA ACUSACIÓN

Según el Ministerio Público Fiscal, representado por la fiscal general Griselda Encina y la funcionaria Verónica Alabart, el hecho ocurrió en la noche del 30 de abril de 2022, cuando Darío Andrés Ochonga, en compañía de otras tres personas de sexo masculino que no pudieron ser identificadas, se hicieron presentes en la Concesionaria de autos “ELLINOR” de Trelew, propiedad de Gerardo Raúl Bustos, cortaron la cadena que aseguraba el portón de dos hojas del patio trasero, ingresaron al predio trasero, escalaron aproximadamente 7 metros hasta acceder al techo, y ejercieron fuerza sobre las cosas, previo desatornillar las chapas las doblaron para ingresar al interior de un entretecho o depósito, y de allí accedieron a la planta baja, donde rompieron una ventana que ocasionó que se dispare el sistema de alarma, que luego dañaron para finalmente acceder, munidos de herramientas a un sector donde había dos cajas fuertes. No lograron su cometido, toda vez que el propietario, alertado por el servicio de monitoreo se hizo presente acompañado de su hijo. Allí se encontró con cuatro sujetos en el interior de la agencia, los que se dieron a la fuga.

Ambos damnificados intentaron aprehenderles, el hijo del titular del negocio salió en persecución de uno de ellos, quien corría por el patio trasero y luego de un forcejeo con un vecino, logró subirse a un rodado que se hallaba estacionado en la calle Condarco. Personal policial que había sido alertado por el dueño inició un rastrillaje por las inmediaciones de la concesionaria, logrando aprehender a Darío Andrés Ochonga en el techo de una vivienda lindera, cuya propietaria dio aviso a la policía.

DECISIÓN DEL JUEZ

Tras escuchar a las partes, el magistrado en primero termino rechazó el sobreseimiento postulado por la defensa y en cuanto el nuevo pedido de reparación, entendió que los fundamentos invocados por el MPF son razonables, más allá del interés de las partes de llegar a una conciliación y de los requisitos legales exigidos a tal fin, se inclinó por tener en cuenta las características del hecho.

Para la morigeración solicitada por la defensa para que su asistido tome contacto con su grupo familiar, autorizó que pueda trasladarse sin perjuicio de lo establecido oportunamente en cuanto firmar dos veces por semana en sede judicial.

Y finalmente declaró admisible la acusación pública presentada por el Ministerio Publico Fiscal y autorizó la apertura de juicio por el hecho de la acusación Fiscal, encuadrado en la figura de robo triplemente agravado por haber sido cometido en poblado y en banda por perpetrarse con escalamiento y con efracción en concurso ideal, en grado de tentativa y en carácter de coautor.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico