En 11 días, YPF aumentó dos pesos la nafta Super y el litro ya cuesta más de 24 pesos

El precio de los combustibles en las estaciones de servicio YPF volvió a aumentar ayer por tercera vez en once días. En Comodoro Rivadavia, el litro de nafta Super cuesta 24,37 pesos y el litro de Infinia llega a 30,10 pesos. Este último combustible lleva registrado un incremento del 15% en lo que lo que va de julio. Es el séptimo ajuste que se produce en lo que va del año.

Por tercera vez en menos de once días, los argentinos vuelven a sufrir otro duro impacto en su economía cotidiana. Es que las estaciones de servicio YPF aumentaron ayer los precios de sus combustibles para ajustar su valoración en función de la evolución del barril de petróleo y de la cotización del dólar.

Hay que recordar que el primer incremento de este mes se produjo el domingo 1 mientras que el segundo ajuste se aplicó el sábado 7. Así, el litro de nafta Súper pasó de valer 22,34 pesos a principios de mes a costar 24,37 desde ayer, registrando una suba del 8,9% en once días. Mientras que el litro de nafta Infinia, de mayor octanaje, paso de valer 26,36 pesos a costar 30,10 pesos, con un incremento del 15%.

En el mismo lapso, el litro de la Ultra Diesel, que valía 22,25 pesos hasta fines de junio, ahora cuesta 24,51 pesos, registrando una suba del 9,4%. En tanto, el litro de Infinia Diesel pasó a valer 24,16 pesos a costar 27,90, con un incremento del 13,7%.

Si se tiene en cuenta los incrementos que se llevan registrados durante los primeros días de julio, la nafta Infinia ya igualó la meta inflacionaria del 15% anual -luego sincerada- que había fijado el gobierno de Mauricio Macri y que a principios de año sirvió como techo para las negociaciones salariales.

A la par de YPF, las demás petroleras incrementaron sus precios siguiendo las instrucciones del ministro de Energía, Javier Iguacel, quien manifestó: “dije a los señores de YPF que juzguen y pongan el precio que corresponda. Y ellos pusieron el precio de combustible teniendo en cuenta cuidar a sus clientes y seguir invirtiendo para desarrollar el enorme potencial que tenemos”.

Lo cierto es que este nuevo golpe al bolsillo de los trabajadores es el séptimo que se registra en el año y el octavo aumento luego de que el gobierno de Mauricio Macri decidiera en octubre del año pasado liberar los precios, permitiendo que las petroleras puedan fijar los valores que consideren acordes. Es que tras la desregulación se aplicaron incrementos en octubre, diciembre, enero, febrero, abril y junio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico