En Bariloche hubo incidentes luego de que la Justicia resolvió extraditar a Jones Huala

Menores de edad y una mujer embarazada fueron detenidos en la represión que la policía de Río Negro y de la Seguridad Aeroportuaria ejecutaron contra manifestantes mapuches que protestaron luego de que el juez federal Gustavo Villanueva concediera la extradición a Chile de Facundo Jones Huala. Se estiman que son más de 17 los detenidos.

El juez federal Gustavo Villanueva concedió ayer la extradición a Chile del referente mapuche Facundo Jones Huala, en una audiencia realizada en Bariloche a puertas cerradas, sin la presencia del enjuiciado ni de la prensa. Y conocida la sentencia, manifestantes que se habían congregado desde la mañana frente al Juzgado Federal de esa ciudad iniciaron una protesta y fueron reprimidos con gases y balas de goma por agentes de la policía provincial y de la Seguridad Aeroportuaria, a cinco cuadras del Centro Cívico de Bariloche.

En ese marco, fueron detenidas unas 17 personas, entre ellos menores de edad y una mujer embarazada, según informó a Télam la portavoz mapuche Vanesa Millañanco.

“Estamos afuera de la comisaría segunda, frente al Centro Cívico. No a la criminalización de la protesta. Liberación inmediata de nuestros compañeros. Justicia por el Lonko” Jones Huala, expresaron integrantes de los pueblos originarios a través de un comunicado con los nombres de los detenidos.

Fuentes judiciales y policiales aseveraron que las detenciones se concretaron a raíz de “daños que unos 20 manifestantes causaron a dos entidades bancarias” y otras instalaciones durante la desconcentración, e indicaron que investiga esos hechos el fiscal Guillermo Lista.

JONES HUALA SERA EXTRADITADO A CHILE

El fallo del juez Villanueva declaró “procedente la extradición a la República de Chile de Francisco Facundo Jones Huala” para ser juzgado en ese país por los delitos de incendio en lugar habitado y tenencia ilegal de arma de fabricación casera.

En cambio, consideró improcedente extraditarlo por los delitos de tenencia ilegal de munición e ingreso clandestino a Chile, por los que también era requerido en Chile, pero que había descartado ya el fiscal Jorge Alberto Bagur Creta.

En la sentencia, Villanueva negó además la posibilidad de que Jones Huala sea juzgado por tribunales argentinos, tal como lo había solicitado la defensa durante la instancia de alegatos.

“Sabíamos que esto podía pasar porque la sentencia no es de ahora, sino que ya estaba escrita” desde antes del juicio, declaró a esta agencia Sonia Ivanoff, abogada de Jones Huala, y anticipó que apelará ante la Corte Suprema.

La extradición del dirigente mapuche -lonko de la Pu Lof en Resistencia Cushamen, en el noroeste de Chubut- fue requerida por la Justicia de Chile en una causa por un supuesto ataque incendiario a una vivienda en el sur de ese país, en la que fueron absueltos los otros imputados, excepto una mujer, condenada como encubridora a 61 días de prisión.

Las imputaciones alcanzaron a seis personas detenidas en la casa de la machi Millaray Huichalaf, la única condenada, aunque a una pena de dos meses, muy inferior al tiempo que pasó en prisión preventiva.

El supuesto ataque por el que fueron juzgados se produjo en el marco de acciones contra compañías madereras e hidroeléctricas realizadas en el sur chileno en 2013 en memoria de Matías Catrileo, un joven mapuche asesinado en 2008 durante el desalojo violento de una ocupación de tierras.

Por el pedido de extradición, Jones Huala ya había sido sometido en la Argentina a otro juicio, anulado en 2016 por el juez federal Guido Otranto.

Tras la divulgación del fallo de Villanueva, se conoció un mensaje atribuido a Jones Huala en el que se calificó como “político” al juicio de extradición en su contra y se exhortó a los mapuches a defenderse “con lo que tengan en la mano”.

Durante el juicio, Jones Huala había sostenido que “aquí no hay terroristas, hay un pueblo harto que se defiende con lo que tiene a mano, como ese supuesto arsenal de serruchos, martillos y palas que encontraron en los allanamientos” en la Pu Lof en Resistencia de Cushamen en 2017, cuando se investigaba la desaparición de Santiago Maldonado, antes del hallazgo de su cuerpo sin vida en aguas del río Chubut.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico