En Comodoro también le pidieron explicaciones a Linares

Más de 2.500 trabajadores del Estado se movilizaron ayer en Comodoro para rechazar el pago escalonado y otras medidas implementadas, en función de la crisis financiera y económica, por el gobierno provincial. La marcha que llegó hasta el municipio, finalizó en el Concejo Deliberante, donde se acordó un encuentro para hoy entre los ediles y secretarios generales de los gremios.

Una importante movilización de estatales rechazó ayer en Comodoro el pago escalonado implementado por el gobierno provincial y reclamó un “urgente” cambio de actitud de la administración de Mariano Arcioni para con los trabajadores.

La movilización se dividió en realidad en dos etapas. La primera fue protagonizada casi exclusivamente por los docentes de la regional Zona Sur que se concentraron frente al municipio, donde la secretaria de prensa de la entidad, Carina Mardones, leyó un documento con reclamos a Provincia, pero dirigido al intendente Carlos Linares, a quien le pidieron que “se ponga al frente del conflicto” y “explique cuál es el beneficio del Pacto Fiscal que finalmente terminó apoyando”.

Luego de la protesta en el municipio, la columna prosiguió por la avenida Yrigoyen, pasando por la sede de SEROS. Desde allí, por calle Mitre la multitud llegó a la avenida Rivadavia para –en teoría- cerrar la marcha en la plaza de la escuela 83.

ATE PRESENTE

En la plaza de la escuela 83, ocupando de lleno la Rivadavia, estaban los trabajadores de ATE, personal del Hospital Regional y también varios médicos que, generando otro antecedente importante en la protesta, estuvieron en la calle, reclamando como el resto de los estatales por su salario.

Con Gerardo Coronado, titular de la seccional Comodoro a la cabeza, las dos columnas se unieron y volvieron a marchar por la Rivadavia hasta Güemes, donde la multitud, luego de cortar algunos minutos el tránsito simplemente por su presencia, cantó el Himno Nacional.

En el final de la marcha, donde afloraron los cantos a favor de la unidad de los trabajadores, sonó con más fuerza el hit del verano en contra del presidente Mauricio Macri (MMLPQTP) y el que sonó fuerte en el 2001, “que se vayan todos, que no quede ni uno solo”, fue en el Concejo Deliberante.

En las escalinatas, luego de hacerse oír, los trabajadores fueron recibidos por concejales de todos los bloques que escucharon el documento leído por el dirigente de ATSA, Roberto Romero. En representación de los concejales, el titular del bloque justicialista Guillermo Almirón dijo “conocer, entender y compartir el reclamo” que, adelantó, generará un documento o expresión pública que en la sesión de mañana se buscará consensuar con el resto de las bancadas.

Hoy a la mañana, los secretarios generales de todos los gremios fueron invitados a una reunión con los concejales, en la que se espera surja algún grado de acompañamiento más importante que una expresión de deseos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico