En el Stella Maris exigen educación para sus hijos

Un grupo de padres autoconvocados de la Escuela 169 "Estrella de Mar" se manifestó este jueves a la mañana en el establecimiento educativo del barrio costero. Confeccionaron un documento en el que exigen a la Delegación VI del Ministerio de Educación y a Obras Públicas de Chubut que reparen las goteras, la humedad, coloquen vidrios y rejas al establecimiento para que sus hijos comiencen las clases.

Un grupo de padres autoconvocados de alumnos de la escuela 169 “Estrella de Mar” del barrio Stella Maris se manifestó hoy frente al establecimiento para que sus hijos vuelvan a clases presenciales. Reclamaron a la Supervisión de Escuelas, Delegación VI del Ministerio de Educación y a Obras Públicas del Chubut que se reparen los distintos desperfectos en el edificio escolar para que sus hijos vuelvan a las aulas.

Confeccionaron un documento en donde responsabilizan a las autoridades por “la falta de compromiso con el edificio público”, que viene siendo un problema para que las clases comiencen a término tanto en años anteriores y ahora este año nuevamente.

“Los padres ante esta situación, hemos decidido unirnos y ser la voz de nuestros hijos, ante la respuesta que hemos recibido por parte de los directivos del establecimiento que las clases no comienzan porque el establecimiento no está en condiciones”, dejaron en claro en el documento los padres de la Escuela 169.

Los padres fueron invitados por el presidente de la Asociación Vecinal del barrio Stella Maris, Franco Policiccio a participar en una reunión con la Secretaría de Obras Públicas en donde plantearon inquietudes a las autoridades que adujeron desconocer la situación del establecimiento.

“Al escuchar el reclamo ellos manifestaron que no tenían conocimiento del estado de la institución educativa, tomaron conocimiento en ese momento, por lo cual se comprometieron a solucionar los problemas de las instalaciones en el término de una semana”, comunicaron los padres.

El grupo de padres autoconvocados esperará hasta la otra semana para que las autoridades concreten las obras de reparación, de lo contrario se movilizarán por la situación.

Los directivos de la escuela reconocen que no están dadas las condiciones para comenzar con las clases presenciales en el edificio debido a que hay goteras, humedad en las aulas como la de informática, no tienen internet, tampoco calefacción en la mitad del edificio, y existen vidrios y rejas rotas. Incluso el alambrado perimetral de la escuela está derribado.

“Algunos de nosotros tenemos educación y otros no, pero a nuestros chicos no podemos hacerle lo mismo, que es lo más básico que le podemos dejar en nuestra ciudad, cualquiera de ellos puede ser intendente, hasta presidente, doctores médicos o profesionales, tienen derecho a la educación”, dijo Ariel Utrera, vocero del grupo de padres autoconvocados del Stella Maris.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico