En espacios abiertos, una nueva forma de prometer la bandera 

Las escuelas de Comodoro han tomado la decisión de realizar el acto de promesa a la bandera en sus patios o espacios en los que se puedan cumplir con las normativas sanitarias. Es fundamental el rol de los padres para que se puedan llevar a cabo las ceremonias.

La pandemia obligó a que ciertas costumbres se vean modificadas. Los saludos todavía son tímidos y hay ciertas actividades que deben realizarse con algunas precauciones. Los actos en las escuelas son el mejor ejemplo. El año 2020 hizo que las clases fueran virtuales y que los actos se vieran prorrogados.

El plan de vacunación permitió que una nueva normalidad se abriera paso entre los ciudadanos y que, lentamente, se comenzara a recuperar las prácticas que existían antes del coronavirus. La promesa de lealtad a la bandera es una de las tradiciones que vuelven a ser realidad.

index3.jpg

En la Escuela 197 del barrio Divina Providencia, como en otras instituciones de Comodoro, los alumnos de cuarto y quinto grado tuvieron este miércoles su acto. La ceremonia se realizó en la calle para que pudiera asistir la mayor cantidad de padres y que se respetaran las medidas sanitarias, donde el distanciamiento social y la circulación de aire es fundamental para evitar los contagios de COVID-19.

En la mayoría de los colegios se realizan actos de quinto también, debido a que durante 2020 no pudieron hacerlo.

EL ROL DE LOS PADRES

Otras instituciones deciden hacerlo en espacios cerrados. Son aquellas que cuentan con una gran capacidad. Un ejemplo es la Escuela 209 que trasladó a su comunidad hasta el gimnasio municipal 3, en el Máximo Abásolo, para que nadie se perdiera la oportunidad de ser parte de la ceremonia.

Sin embargo, en otros establecimientos los padres juegan un rol fundamental. Tal es el caso de la Escuela 218 “Eva Perón”, institución que todavía continúa siendo reparada y en donde su comunidad sueña con arrancar 2022 con clases presenciales para todos los alumnos.

index4.jpg

El establecimiento tenía roto el mástil de la bandera del patio hace más de siete años, pero un grupo de padres lo reparó para que los niños pudieran tener su ceremonia como todos los demás estudiantes de Comodoro.

El trabajo fue liderado por entusiastas que realizaron las tareas en las alturas para dejar todo listo. El acto se realizó el viernes 19 y contó con la participación de la banda de Fuerza Aérea que musicalizó la jornada tocando “Avenida de las Camelias”.

index5.jpg

Tal como informó El Patagónico, la Escuela 218 se encuentra en un estado de abandono con baños clausurados y sin un cerco que protegiera el interior de la institución. Esto obligó que el establecimiento fuera tachado como lugar de votación y que los electores fueran distribuidos en otras sedes.

En los últimos días, las obras avanzaron con el destape de cloacas y la colocación de nuevos inodoros, por lo que la comunidad educativa aspira a tener un 2022 diferente. En tanto, los alumnos de primer, segundo y tercer grado tienen clases presenciales en el edificio de la Escuela 160.

index8.jpg

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico