En plena expansión de los incendios, hacían una fogata en Puelo

Una repudiable situación ocurrió en Lago Puelo este domingo por la mañana, luego de que un sujeto fuera increpado por lugareños mientras realizaba una fogata en un sitio agreste. Lejos de apagar el fuego, el hombre intentó atacar a quiénes le llamaban la atención.

Una vecina de nombre Estefanía difundió un video de lo ocurrido en Lago Puelo a través de su cuenta de Facebook y detalló que el hecho tuvo lugar en la bajada del río Blanco-Motoco, a muy pocos kilómetros del incendio que ya lleva 14 días desde su inicio y 10 mil hectáreas consumidas por las llamas.

“Vimos a dos personas que se encontraban haciendo fuego dónde no se puede ya que es una zona extremadamente agreste, además de que está prohibido. Con una chica que se encontraba allí les empezamos a decir que lo apaguen. No solo nos dijeron que no, sino que nos ‘ninguneaban’ con actitud superadora”, relató la mujer.

“decidimos acercarnos y empezar a filmar, por lo que intentaron ahuyentarnos agrediéndonos verbalmente, tirando piedras y amenazando con pegarnos; para ese entonces, ya habíamos llamado a la Policía, que, por cierto, nunca llegó”, agregó indignada la vecina de la Comarca.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fandresraz7%2Fstatus%2F1358877927941799943

Estefanía comentó que “decidimos dar aviso a la familia de la comunidad mapuche Motoco-Cárdenas, que se encuentra a pocos metros en el camping Rincón del Motoco. Tuvo que acercarse Bruno, de la familia Motoco, para lograr que lo apagaran, pero siguieron por el camino agreste con una actitud de la cual no sabemos si prendieron (fuego) en otro lado”.

Luego, Estefanía señaló la actitud pasiva de los turistas que observaron toda la situación sin intervenir: “indigna, también, ver cómo varias personas, turistas y no, que se encontraban disfrutando del río Blanco y presenciaban la situación, primero que estaban prendiendo fuego, y luego que nos quisieron pegar, ‘ni se mosquearon’, no hicieron nada, ni se sumaron al reclamo de que apagaran las llamas. Nos gusta disfrutar de la belleza de la naturaleza, pero cuando vemos que están haciendo fuego y en un momento tan sensible para la zona, hacemos como si nada, esa sensación también nos quedó. Mucho ‘hashtag’, Instagram y filtros para foto, pero muy poca conciencia del lugar y momento en el que estamos”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico