En tiempos de duda ya no son tantos los que conservan la fe

La protesta en primera persona. No por mucho amanecer se pueden cortar rutas. Reproches en las propias narices. La minería, los índices de pobreza y las distintas miradas aun entre supuestos aliados. Secuelas sociales de causas judiciales y la tormenta que no cesa.

Animémonos y vayan

Ocurrió en una de las tantas manifestaciones de estatales que hubo el mes pasado y todavía hay quienes sonríen por lo bajo al obligar a exponerse a quienes acostumbraban a manejarse entre las sombras, como esos magistrados que terminan recibiendo los beneficios del reclamo de los empleados judiciales. En este caso fueron los médicos del Hospital Regional quienes les insistían reiteradamente a sus subordinados que se manifestaran por la falta de pago de sus haberes. Pero como estos ya habían cobrado el viernes 16 por percibir menos de 50 mil pesos, por más aprecio que sienten por sus superiores optaron por hacer oídos sordos, razón por la cual los propios profesionales debieron salir a la calle para hacer ruido, batir palmas y hacer sonar algún silbato. Detrás de las ventanas internas del Hospital Regional no eran pocos los que sonreían ante la falta de ejercicio de la mayoría de los médicos a la hora de fijar postura.

El memorándum

En realidad, no es que a la mayoría le faltaran ganas de salir a manifestar públicamente lo que opina sobre el pago escalonado de haberes. Es que en las horas previas recibieron un memorándum de las autoridades sanitarias dando cuenta de que eran pasibles de sanción quienes habiendo percibido sus haberes, hicieran abandono de tareas. Como se sabe, ahora en la Provincia los que menos cobran lo hacen los segundos y terceros viernes de cada mes, quedando para el cuarto los de salarios más altos. A nadie le simpatiza la decisión, pero es lo que hay. La advertencia tampoco cayó bien, aunque sí muchos compartieron el apunte de la directora del Area Programática Sur, Mariana Fernández, resaltando que recién ahora veía a médicos que se caracterizan por estar poco y nada en sus lugares de trabajo en los horarios que les corresponde. No dio nombres, pero en los pasillos del nosocomio no son tantos y se conocen.

Mejor prevenir

Las primeras movilizaciones de estatales –martes 20 y viernes 23 de marzo- confluyeron en el municipio, exigiendo ver al intendente Carlos Linares para que justificara ante los estatales por qué terminó apoyando un Pacto Fiscal que posibilita el actual estado de cosas, siendo que él fue de los primeros en manifestar su oposición a lo que Arcioni firmó con Macri en diciembre del año pasado, argumentando que solo se beneficiaba a la gobernadora de Buenos Aires, María Vidal.

Pero la semana pasada Linares decidió convocar a la dirigencia estatal al municipio el día previo a la nueva manifestación. Allí se comprometió a hacer gestiones ante Provincia dentro de sus limitadas posibilidades. Sin embargo a los observadores no dejó de llamarles la atención que al otro día, en el acto realizado en la explanada del Hospital Regional, se promoviera públicamente un nuevo impuesto, en este caso destinado a operadoras petroleras para cubrir los baches financieros. Por supuesto que nada se dijo de cómo se instrumentaría ni de las dificultades y contradicciones que implica aplicar nuevos gravámenes en la Argentina actual. Ah, y esta vez la movilización estatal no terminó en el municipio, por lo que el solícito secretario de Seguridad, Héctor Quisle, tuvo un martes tranquilo.

Desafiante

“No somos empleados de los gremios”, expresó el diputado provincial Manuel Pagliaroni cuando se enteró de que por un paro en la Legislatura el titular del Superior Tribunal de Justicia, Alejando Panizzi, no iba a poder dar cuenta de su informe anual. En algún momento, el legislador de la Alianza Cambiemos hasta llegó a decir que el acto institucional podía realizarse en la vía pública. Pero la sangre no llegó al río y se consensuó postergarlo una semana, por lo que hoy sí –de no surgir otros inconvenientes- Panizzi podrá compartir con los diputados el año judicial.

¿Y dónde está Linares?

El martes arrancó mal para algunos maestros que fueron temprano a las rutas de acceso a Comodoro con la intención –aunque en público no lo reconozcan- de cortar las rutas para darle mayor visibilidad a su reclamo. Pero esta vez los refutadores de leyendas se levantaron más temprano –o no durmieron- y ya estaban formados para que no se concretara lo que nunca se dijo que se iba a hacer. Lo cierto es que personal policial de Infantería y de la Montada, con el apoyo de gendarmes, no permitió que se impidiera el normal flujo vehicular, ni el acceso de los petroleros a los yacimientos. Por supuesto que hubo empujones, mientras algún “tortuga ninja” de los que ahora proliferan dejó caer bastonazos como al descuido. El sindicalista Daniel Murphy se encargaría de contar luego en detalle lo que pasó poco después de las 4 de la mañana mientras a su alrededor comparaban esta situación con la de otros gremios que históricamente hicieron lo mismo ante la pasividad de las fuerzas del orden. “Y entonces estaba hasta el intendente Linares apoyándolos”, acotaron sobre quien ahora prefirió seguir los pormenores a través de sus informantes.

Ave Fénix

Uno que reapareció en la escena pública la semana pasada fue alguien que supo tener un más que activo protagonismo en las redes sociales hace tres años, lo cual le valió luego ser premiado con un alto cargo público del cual sin embargo salió eyectado con más pena que gloria. El exsubsecretario de Derechos Humanos de Chubut, Fernando Peralta, cuestionó la mano dura que se preocupa por ostentar el secretario de Seguridad, Federico Massoni, cuando desalojó de las rutas a los docentes de Comodoro. Peralta es el mismo que aparece involucrado en causas judiciales que a esta altura ya empiezan a dormir el sueño de los justos porque en boliches nocturnos que eran de su pareja, en Rawson, había menores de edad que ejercerían la prostitución mientras él era funcionario público y otro destacado miembro de la generación de “jóvenes brillantes del dasnevismo” que duró lo que un suspiro.

A escondidas

Mientras los sueldos públicos se abonan en forma escalonada en Chubut, resuenan con más fuerza las voces promineras que aseguran que sí se le da vía libre a la actividad en Chubut se solucionarían todos los inconvenientes casi como por arte de magia. Todo desde aquella reunión de Mauricio Macri en Rusia, de donde volvió con las manos vacías de eventuales inversiones aunque con esos estrafalarios anuncios de explotación de uranio en esta provincia y de una central nuclear a pocos kilómetros de Puerto Madryn. Mientras intendentes del valle impulsan la actividad, como también el comodorense Carlos Linares, ocho intendentes de la meseta acaban de presentar en la Legislatura un proyecto de zonificación prevista en la famosa Ley 5001. Son apenas cuatro artículos avalados por los jefes comunales de Gan Gan, Ricardo Sepúlveda; de Lagunita Salada, Miguel Ancamil; de Telsen, Leonardo Bowman; de Gastre, Marcelo Aranda; de Las Plumas, Nilda Tolosa; de Los Altares, Mario Oviedo; de Paso del Sapo, Víctor Candia; y de Paso de Indios, el insistente Mario Pichiñan.

Bowman explicó que los intendentes de la meseta tomaron la iniciativa de presentar el anteproyecto porque “luego de la reunión de Telsen el tema quedó en stand by y seguimos con la misma iniciativa en busca de alternativas de solución para la situación que se vive, extrema y compleja”.

Se refería puntualmente a aquel encuentro del 20 de febrero con el ministro que no confía en su propio Presidente y por eso conserva sus activos fuera del país. Ese martes del encuentro con Juan José Aranguren hubo protestas y represión que por supuesto se ignoraron en los medios que defienden determinados intereses y que en este caso son unos cuantos. Si hasta le pegaron al cura del lugar que se opone a la minería a cielo abierto, máxime cuando se desconfía hasta de los estudios ambientales que aún se deben realizar.

Al respecto hay que mencionar que el fin de semana también se pronunciaron integrantes de la Pastoral Aborigen y de la Unión de Asambleas Ciudadanas. “Están tomando decisiones y hacen gestiones a espaldas de la población”, alertaron mientras resaltaban que ninguno de los ocho jefes comunales asistió a una reunión promovida por ellos para seguir discutiendo un tema delicado y con muchos intereses creados alrededor.

Uno que desentona

En esto de la minería hay que decir que no son todos los que están, ni están todos los que son. Aún dentro de la alianza gobernante y a la que más le interesa la explotación minera en el sur hay notorias diferencias, tanto a nivel nacional como en Chubut. Justamente se encargó de recordarlas en su reciente paso por la provincia el exdiputado nacional Ricardo Alfonsín, quien se pronunció en contra de una actividad que afecta al medio ambiente y compromete a las generaciones futuras. Y no solo en este tema el hijo del primer Presidente post dictadura marcó distancias con el neoliberalismo macrista, sino que también lo hizo sobre la utilización política del INDEC.

“Creo que tenemos que pensar los parámetros con los cuales se mide la pobreza en el país. Si midiéramos la pobreza en Argentina en función de los parámetros que se utilizan en el Africa subsahariana tendríamos un 2%, y si nosotros utilizamos los parámetros de países desarrollados podríamos llegar a tener 50% de pobreza”, se despachó mientras el Presidente que “enloquece” con algunos fallos judiciales pretende convencernos de otra cosa.

Fuera de cuadro

En Comodoro, Ricardo Alfonsín fue el invitado central al acto de inauguración del monumento a su padre, al cumplirse 9 años de su desaparición física. También ofreció una conferencia de prensa en la que habló de actualidad política y reiteró su postura crítica hacia la mayoría de las políticas del gobierno de Macri, de las que dice su partido se entera por los diarios a pesar de que son aliados desde la convención de Gualeguaychú realizada en marzo de 2015. Junto a él aquí estuvieron los concejales José Gaspar y Pablo Martínez, quienes a pesar de ocupar sus bancas por la Alianza Cambiemos provienen de cuna radical, lo mismo que Gustavo Menna, quien fue funcionario local y provincial, candidato y legislador por ese partido desde 1991, pero que desde 2018 prefiere estar al margen de las críticas que se le hacen a Macri desde la UCR. Lo mismo se apreció cuando Mario Cimadevilla denunció al ministro nacional de Justicia, Germán Garavano, por tener distinta vara para acusar a los encubridores del atentado a la AMIA.

Una vez electo diputado nacional, se ve que Menna está del lado de los que creen que solo hay futuro si persiste la alianza sin fisuras con el liberalismo que gobierna para la Pampa Húmeda.

Las obras que no vendrán

Como para corroborar la anterior afirmación, ayer se hizo público que los gobernadores siguen de cerca cómo es la distribución y qué distritos ganan y cuáles no con las obras que la Nación licitará a través del programa de Participación Público-Privada (PPP), “penúltima bala” que le queda a Macri para levantar su imagen y aspirar a la reelección según el siempre lúcido Jorge Asís.

De acuerdo a lo que publica La Nación, por una cuestión obvia de rentabilidad los distritos centrales llevan la delantera en la adjudicación de los trabajos. El pedido de las provincias es que, en este mecanismo de financiamiento en el que el Estado pone el 70% de los fondos, “se priorice el criterio federal”.

Es que de los gastos presupuestados para este año, el 25% no tiene una asignación provincial específica. Del resto, el 42% se concentra en Buenos Aires (22%) y en la ciudad de Buenos Aires (20%); le siguen Córdoba (4,5%) y Santa Fe (4,3%). Hay 12 provincias –entre ellas Chubut- a las que, en conjunto, se les asigna menos del 10% del gasto.

La posición de los gobernadores con el PPP es similar a la que tienen con el Plan Belgrano, que apunta a revitalizar el norte del país y que también tiene proyectos por PPP. Hay reclamos porque entienden que existen “favoritismos” y que el desarrollo no es “armónico”, según coincidieron distintas fuentes. Catamarca, Tucumán y La Rioja señalan que están rezagadas, por ejemplo, frente a Jujuy y Salta.

El próximo 20 de abril se abrirán las ofertas para la primera parte de la red de Autopistas y Rutas Seguras, que prevé una inversión de U$S6000 millones en los primeros cuatro años del proyecto. Las obras claves están en las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Mendoza, Córdoba y Santa Fe. ¿Y la Patagonia sur?

Otro destino

Si algo ha quedado claro en la actual disputa estatal por el pago escalonado de haberes son los matices que hay en cada gremio y que permiten vislumbrar con qué sectores políticos algunos sienten más afinidades que otros. Es así como mientras desde ATECh y Ctera, por ejemplo, no tienen reparos en meter en la misma bolsa de los ajustadores al gobernador Arcioni y al intendente Linares, otros sectores prefieren apuntarle solo a uno de ellos y otros directamente salir del laberinto por arriba y apuntar al ajustador serial que ama las vacaciones: Mauricio Macri. Pero aún dentro de la ciudad se hacen distinciones y es así como algunos van quedando expuestos. La semana pasada pasó con UPCN, gremio que aclaró que no pensaba marchar hasta el Concejo porque ellos ya habían “resuelto” ese tema con los concejales. Al resto no le gustó mucho, pero estos no son tiempos de andar mostrando al sol los propios trapos.

Dar la cara

En este sentido, también queda al desnudo cómo asume la situación la CGT local, varios de cuyos referentes son parte de los gobiernos local y provincial. Será por eso que durante el último acto, en las puertas del Hospital Regional, a la hora de hablar el referente de ATE, Armando Vargas, no tuvo pruritos en decir a viva voz: “me dijeron que hoy está presente el diputado Gustavo Fita, quien por fin apareció para dar la cara”. Los que estaban cerca del aludido contarían luego que solo atinó a una mueca nerviosa y a agitarse un poco, para luego seguir con atención lo que se decía sobre lo que implicó para los empleados públicos lo que se votó en la Legislatura cuando se adhirió al Pacto Fiscal.

El hombre marcado

El exsubsecretario de Protección Ciudadana, Pablo García, aparece cada vez más comprometido a medida que avanza la causa acerca de la adquisición de cámaras de seguridad para las principales ciudades de Chubut desde el año 2016. Es que es el hombre que siempre estuvo ahí, más allá de que primero le respondía a Rafael Williams (otro de los investigados) y luego a Pablo Durán, ministros de Gobierno de Mario Das Neves.

Tras la denuncia realizada por Federico Massoni ante el Ministerio Público Fiscal apenas asumió, ahora se llegó a esta nueva demanda de parte de la Fiscalía de Estado, por “fraude en la compra” de los dispositivos.

En el relato de los hechos se indica que el 22 de abril de 2016 Pablo García solicitó autorización para la adquisición y distribución de cámaras de seguridad “a los efectos de cumplimentar las nuevas políticas de seguridad adoptadas por contratación directa, estimando el monto presupuestado en $36 millones”.

El monto “fue autorizado por el entonces ministro de Gobierno, Rafael Williams y el secretario de la Unidad Gobernador”; es decir Diego Correa.

A propósito de las cámaras se describe dentro de las fallas que de las 218 que poseía la Provincia, sólo 146 se encuentran en funcionamiento, ya que las restantes 244 cámaras de seguridad no fueron instaladas ni puestas en funcionamiento; que la fibra instalada en la vía tiene desperfectos de montaje, constituyendo una falta grave respecto al contrato; el material colocado no cumple con las calidades técnicas y que existe un “evidente abaratamiento de costos en el material empleado”.

Hasta que aclare

Federico Gatica no solo renunció al directorio de Hidroeléctrica Futaleufú que integraba en nombre de la Provincia, sino que en estos días se hizo público que también dejó la presidencia del club Patoruzú de Trelew. El contador está sospechado de irregularidades a partir de sus vínculos con el omnipresente Diego Correa (hoy preso). A partir de su alejamiento de la institución deportiva que se caracteriza por su selectividad, trascendieron internas disimuladas luego de la reelección del susodicho Gatica, en diciembre último, a partir de la impugnación que se hizo de la lista opositora. Justamente quien aquella vez pretendió enfrentarlo no tuvo reparos en hacer público su malestar porque “lamentablemente el club está en boca de todos y de la peor manera. En el club entró la política hace algunos años y de inmediato se empezó a relacionar con las obras”, expresó Aldo Bisconti.

En tanto, Gatica sufre cosas peores ya que no solo la Justicia le allanó su estudio profesional, sino también su vivienda. Habrá sido por eso que optó por distraerse en otras geografías y se tomó unas vacaciones en Playa del Carmen, México.

“Tormenta perfecta”

Tal la definición que escogió un dasnevista de la primera hora para dar cuenta del sentimiento que embarga a quienes procuran sostener el legado del malogrado gobernador. Al referirse a la detención del extitular de la Unidad Gobernador, Diego Correa, el exintendente de Trelew, Máximo Pérez Catán, admitió que se viven tiempos de angustia en Chubut Somos Todos porque “cuando alguien importante de la estructura política mete la mano en la lata, impacta al partido y además ocurrió todo casi al mismo tiempo: fallece Mario Das Neves, comienzan los procedimientos por estos hechos presuntamente de corrupción, y enfrentamos una crisis de ahogo financiero y económico”. Eso sí, quien hoy preside el Instituto Autárquico de Colonización en esta ocasión no hizo referencia a Seros, obra social que supo depender de él hasta 2011.

Tú también, Juan

Como si no tuviera suficiente para disgustos, en la semana que pasó otro de los primeros apóstoles de Chubut Somos Todos quedó en el ojo de la tormenta y no precisamente por su buen comportamiento. El comisario Juan Luis Ale fue denunciado en Puerto Madryn por haber abusado de dos menores de 9 y 10 años –hijas de su expareja- entre 1998 y 2001. Las víctimas recién el año pasado se atrevieron a hablar y una juez decidió abrirle la causa a quien fuera el jefe de Policía con más años en el cargo en la historia de Chubut, entre 2003 y 2011 y en el último gobierno de Mario Das Neves hasta febrero del año pasado cuando su cabeza rodó a partir de su actitud tras el crimen del remisero Fernando Schmidt en Comodoro Rivadavia. Entre 2011 y 2015, Ale fue diputado provincial.

Límite municipal

En la ciudad de Esquel su intendente, Sergio Ongarato, no solo acaba de acordar la pauta salarial con los empleados municipales, sino también eventuales próximos ingresos de personal. De acuerdo a lo que se dispuso la semana pasada, las partes también se comprometieron a que la planta de personal municipal, independientemente de su régimen de vinculación laboral con el municipio, en el futuro no podrá exceder el 2% del total de la población de acuerdo con los datos del último censo oficial. Además, el 10% de esa cantidad -como máximo- puede corresponder a funcionarios políticos designados por el Ejecutivo. Eso sí, en circunstancias excepcionales debidamente justificadas o de emergencia municipal, podría superarse el 2% con la aprobación del Concejo Deliberante.

En estos momentos, entre efectivos y contratados son 850 los empleados, cantidad admitida por las partes oportunamente. Si se calcula que Esquel tiene unos 40.000 habitantes, habría un desfasaje de 50 lugares, y poniendo dentro del 2% el 10 por ciento de planta política (85), se bajaría a un poco más de 700 empleados. Esos 130 o 140 trabajadores que superan el número que se admitirá a futuro, son los que el Ejecutivo pretende que pasen al sector privado, con el pago de las cargas sociales durante dos años.

INDEC Chubut

La semana pasada, un estudiadamente eufórico Mauricio Macri anunció los nuevos índices de pobreza en Argentina que marca el INDEC tras el apagón de la primera parte de su gobierno y dijo que la misma está bajando luego de que en los primeros meses de su gobierno creciera abismalmente tras la devaluación que instrumentó Alfonso Prat Gay, para quien solo se trataba de “dos pizzas y un taxi”. Pero en Chubut no es mucho lo que hay para celebrar, sino más bien lo contrario, ya que al cierre de fábricas y otras empresas en el valle hay que sumar la eliminación de subsidios en la industria petrolera que hicieron caer notablemente los ingresos al Tesoro provincial, así como el consumo general entre la población. De hecho en los últimos días, ante la crisis provincial, comerciantes de la ciudad de Rawson advirtieron sobre posibles cierres de no pocos comercios, mientras en Comodoro la Cámara de Comercio celebró una reunión de emergencia ante situaciones parecidas. En Trelew y Rawson, según datos oficiales de este INDEC, son 17 mil las personas con problemas de empleo, mientras en Comodoro y Rada Tilly hay un 14% de habitantes que vive por debajo de la línea de pobreza y un 1,4% que directamente es indigente. Son 31.106 personas que no alcanzan la canasta básica de 6.331,50 pesos y 3.119 habitantes que ni siquiera acceden a un ingreso de 2.221,58 pesos.

Por otra parte, vale aclarar que estos números-personas son del último trimestre de 2017, siendo que en lo que va de 2018 ya se produjo una inflación oficial del 7% y según el columnista M, Marcelo Bonelli, la pobreza que bajó al 25% según el Gobierno, ya estaría en el 26,4%.

Sin distinciones

El jueves se cumplió un año del peor desastre climático ocurrido en Comodoro Rivadavia, cuyas secuelas aún pueden apreciarse en rutas, calles y viviendas de muchos barrios. Mientras no hay números precisos acerca de –por ejemplo- cuánta gente volvió a habitar casas anegadas por el barro, persisten denuncias sobre consecuencias en la salud de los habitantes y por la desidia de autoridades que nada hacen para que desechos cloacales permanezcan al aire libre en zanjas y zanjones de barrios periféricos y en canales evacuadores de barrios un tanto más residenciales.

El sábado hubo una importante marcha de protesta para recordarles a las autoridades cuáles debieran ser sus prioridades, antes de echar a rodar versiones sobre candidaturas y/o alianzas para las elecciones del año que viene. Y en este aspecto, los indignados no hacen diferencias sobre si las responsabilidades son de unos o de otros. De Macri, de Arcioni o de Linares.

En tal sentido hubo reproches para las eternas promesas que hace el subsecretario nacional de Hábitat, Fernando Alvarez de Celis, y también para el intendente de Comodoro porque “sabemos que pidieron el bono de endeudamiento por 50 millones de dólares donde no está el detalle de las obras y por eso queremos saber qué compromiso tiene la Municipalidad con todos nosotros porque cada vez que llueve es una tortura para cada vecino”, según dijo Verónica Cruz, una de las tantas damnificadas que participó de la movilización.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico