En total habrían robado 60 dosis para ser aplicadas en Camioneros

La jueza federal Eva Parcio confirmó que se sustrajeron 30 dosis del primer componente de la Sputnik V en enero y otras 30 del segundo componente en febrero.

La causa abierta por el robo de vacunas del Hospital Regional sigue brindando detalles y permite conocer cómo se actuó con uno de los bienes más preciados por estos tiempos. Es que la jueza federal Eva Parcio confirmó que se sustrajeron 60 dosis de Sputnik V de la Cámara de Vacunas del centro asistencial.

En diálogo con LU20 Radio Chubut, la magistrada manifestó que ella no iba a hablar de instituciones sino de personas. “No están las instituciones en juego sino las conductas de las personas”, subrayó.

En total están procesadas 26 personas por el hurto de las vacunas. Cuatro de ellas son empleados del Hospital Regional y el resto son parte -o están vinculados- con la obra social del Sindicato de Camioneros que conduce en Chubut el exdiputado nacional Jorge Taboada.

“Se acordó tener un número determinado de Sputnik V. Entre el 6 y 7 de enero se desviaron 30 dosis de la Sputnik V (primer componente). Entre el 26 y 27 de enero se desviaron 30 dosis más de la segunda dosis de la Sputnik”, detalló Parcio y agregó que se pudo acreditar “a quiénes se la dieron y en qué momento. En principio también se la aplicaron en el mes de febrero”.

Asimismo, la magistrada aseveró que “sabemos que pudo haber habido una transacción económica, pero no lo pudimos comprobar” y confirmó que “la persona que desviaba las vacunas hacia otro lugar tenía conocimientos de Enfermería y sabía cuáles eran los requisitos técnicos de frío (para mantenerlas)”.

En este sentido, Parcio confirmó que la calificación que le corresponde a la persona que tomó las vacunas y las desvió de su destino es “malversación de caudales públicos. Es decir darle a un bien del Estado nacional un destino distinto para el cual estaba destinado. Nosotros consideramos que esa era la figura porque a la persona le confiaron un bien del Estado”.

También se refirió a la nueva imputación que pesa sobre la niñera de dos de los empleados de la obra social. “Dado que pudimos tener el listado (de personas que iban a ser vacunadas), aparecía una persona que no estaba vinculada a la institución gremial y, posteriormente, logramos determinar que prestaba servicios en uno de los domicilios de los responsables de estas organizaciones cuidando sus hijos”, destacó Parcio, quien en diciembre cumplirá 20 años como jueza federal y que afirma que “siempre procuro que la gente pueda confiar en nosotros”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico