En un día y medio llovió el mismo caudal que cae como promedio en todo un año

Entre el miércoles a la tarde cuando comenzó la tormenta y el jueves a la noche, llovió un total de 287,5 milímetros en Comodoro Rivadavia. Se trata de una cifra que no sólo supera con holgura el récord de un temporal de 1958, cuando precipitaron poco más de 70 milímetros, sino que representa el mismo caudal de lluvia de todo un año para la región. Tan solo el jueves llovieron 232 milímetros.

La magnitud del temporal que desde el miércoles a la tarde castiga a Comodoro Rivadavia y que comenzó a atenuarse en la tarde de ayer, quedó claramente reflejada en la cantidad de agua que cayó hasta la noche del jueves, cuando la estadística que lleva el Servicio Meteorológico Argentino, con base en el aeropuerto, marcó 287.5 milímetros.
De esa enorme cantidad -que la ciudad recibe en promedio en un año completo-, 232 de ellos cayeron en la jornada del jueves, momento en el que más daño provocó el agua que, luego de convertirse en alud, arrasó con puentes, casas, rutas, calles y todo lo que encontró en el camino.
El meteorólogo Miguel Linares fue quien, a través de Radio Del Mar, dio los datos precisos del temporal y que recordó, ante la consulta, que hasta este desastre natural, el récord histórico de lluvia en esta ciudad era la producida en 1958, cuando cayeron poco más de 70 milímetros.

LOS EVACUADOS YA SUPERAN LOS 800

El número de evacuados en los distintos centros que se habilitaron, algunos previamente y otros que se fueron sumando ante la magnitud del desastre, seguía creciendo hasta el cierre de la edición, cuando desde el municipio se indicó a El Patagónico que ya se superaba los 800.
Cuando frente al alerta meteorológico el municipio constituyó el martes un Comité de Emergencia se habilitaron cuatro centros para recibir a los eventuales evacuados. Pero apenas comenzó la contingencia, ese número se elevó a seis y ayer ya había más de 26 lugares donde se estaba concentrando a la gente que se quedó sin su vivienda o tendrá que esperar algunos días para que la misma vuelva a ser habitable.
Para llegar a la gente a los centros de evacuación, el personal que trabajó en el Comité de Emergencia tuvo que luchar contra los 287.5 milímetros, el frío, las calles anegadas e inaccesibles y otras dificultades topográficas naturales y habituales de Comodoro Rivadavia pero que, en esta ocasión, eran todavía más difíciles de abordar.
Además del personal municipal y la colaboración de Provincia, en las tareas de rescate intervino fuertemente personal del Ejército Argentino, Defensa Civil, Policía, Bomberos y muchos ciudadanos comunes que se pusieron a disposición y ayudaron en todo lo que fue posible y necesario.


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico