"Era un pibe sano y ahora no puede ni caminar", dijo el padre de Giannone

Luciano Giannone, golpeado el sábado a la madrugada en Sarmiento por un grupo de jóvenes -entre ellos soldados del Ejército- ya está en su casa tratando de recuperarse de la brutal agresión. A su familia le recomendaron en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia que fuera llevado a su domicilio por peligro a virus intrahospitalarios. Ayer hubo allanamientos y la Brigada de Sarmiento detuvo a los tres presuntos agresores identificados, entre ellos a los dos exsoldados del Ejército.

“Era un pibe sano y ahora no puede ni caminar”, relató el padre de Luciano Giannone a El Patagónico ayer, mientras compraba medicamentos para su hijo. El joven fue llevado a su vivienda luego de que saliera de terapia intensiva del Hospital Regional. Es que los mismos médicos le pidieron a la familia que si lo podían tener en la vivienda familiar era mejor para que no corra riesgo de contraer algún virus intrahospitalario. Es que hay que recordar que el personal del hospital está en retención de servicios por la falta de pago de haberes.

Luciano presenta golpes en la cabeza y se debe aguardar su evolución. Descartaron que tenga derrame cerebral, pero el joven padece problemas motores y hasta de memoria en estas primeras horas de la recuperación.

Al cierre de esta edición, la División Policial de Investigaciones de Sarmiento detenía a los dos soldados voluntarios del Ejército, dados de baja luego de la denuncia, quienes fueron identificados como presuntos partícipes de la brutal golpiza a Luciano Giannone (22). Los dos sospechosos de haber golpeado a Giannone el sábado a la madrugada fueron identificados como Gastón Flores y Franco Penz, el primero oriundo de Salta y el segundo de Buenos Aires.

Mientras que en horas de la tarde, la Brigada de Investigaciones a cargo del comisario Emanuel Morales ya había detenido a Kevin Aguilar. Las órdenes que habían sido solicitadas primero por la Brigada y refrendadas por la fiscal Laura Castagno, fueron finalmente liberadas por el juez Jorge Novarino y se llevaron a cabo los tres allanamientos en busca de los sospechosos.

Según informó la Fiscalía, el sábado a la madrugada la víctima fue brutalmente agredida por un grupo de aproximadamente cinco personas. Tres de los sospechosos fueron identificados. Provisoriamente se calificó la conducta de dos imputados como constitutiva de tentativa de homicidio, en relación al tercero se calificó como lesiones graves agravadas por alevosía.

La Fiscalía tomó conocimiento de que un joven ingresó al Hospital Rural de Sarmiento, con importantes lesiones, y que se encontraba inconsciente e intubado. Hasta ese momento no se sabía qué le había sucedido. Se dio intervención a la Brigada y a la médica forense Eliana Bévolo, requiriendo información sobre el cuadro clínico y pronóstico.

El joven estaba en coma y corría riesgo su vida. Se constató que no tenía derrame ni fractura de cráneo, sumado a su edad y estado de salud previo, el pronóstico resultaba favorable. Las averiguaciones posteriores permitieron determinar que había estado en un boliche junto a un amigo, caminaban y en determinado momento se detuvieron. Un grupo de cinco jóvenes iba atrás de ellos. Uno les preguntó si iban a doblar o se quedarían ahí. Entonces comenzaron a golpear al joven. El amigo que lo acompañaba se escapó, esperó un buen tiempo y luego regresó. En el lugar ya no encontró a nadie.

Un integrante de la Guardia Urbana observó parte de la agresión y con esa información se logró reconstruir parte de lo sucedido y determinar las calificaciones provisorias que acompañan la descripción de los delitos realizada por la Fiscalía. Dos de los presuntos autores eran soldados voluntarios. Un teniente del Ejército del área de Comando, contactó a la Brigada y a partir de esto y se tomaron medidas disciplinarias respecto de ambos imputados que fueron dados de baja.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico