Exypefianos y una historia que continúa sin respuestas

Se estima que solo el 30 por ciento de los 36 mil exagentes de la petrolera estatal cobraron sus indemnizaciones tras la privatización de la empresa en la década de los 90. Muchos de ellos fallecieron y los tramites continúan por parte de sus herederos.

Parece que esta vez sí están los caminos allanados. Parece que esta vez sí podrán cobrar sus indemnizaciones a casi treinta años de la privatización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales. Parece que la herida por fin se podrá cerrar. En la Coordinadora Nacional de Exagentes se muestran esperanzados de cerrar una etapa de lucha.

Según se estima, solo el 30% de los casi 37 mil extrabajadores de YPF han cobrado sus indemnizaciones. A esa cifra hay que sumarle los herederos que continúan con los casos de sus familiares fallecidos.

El primer paso se dio con la Resolución 538 que permite agilizar los trámites, pero desde el Ministerio de Economía de la Nación se informó que hay complicaciones en algunos casos. Es que existen muchos trámites que están mal hechos, otros están incompletos y a otros les falta la renuncia a los juicios. Es por eso que, se detalló, que el exypefiano debe dirigirse al Banco Nación, adherir a la Ley 27133 y firmar el Formulario 6. La certificación de la firma se hace en el banco por lo que no es necesario dirigirse a una escribanía.

“El banco tiene que tener el Formulario 6, pero por cualquier tipo de circunstancia que el exypefiano no lo pueda tener, lo puede solicitar a la Coordinadora y nosotros lo vamos a ayudar. Nosotros no cobramos por ayudar”, explicó Ángel Garro, vicepresidente de la Coordinadora Nacional de Exagentes de YPF, en diálogo con El Patagónico.

“Por todo lo que firma el extrabajador, recibe una copia. Lo bueno es que antes tenía que firmarlo en una escribanía, pero eso significaba un costo muy alto. Ahora es todo sin costo”, agregó.

RENUNCIA Y COBRO

El siguiente paso es, que aquellos que comenzaron con un proceso judicial, renunciar a ese reclamo. Garro detalló que las renuncias judiciales no se hacen en el banco y que esto generó problemas en los exypefianos. “Muchas veces desde el desconocimiento se le comunicaba al extrabajador que una vez firmada la adhesión a la ley y certificado el Formulario 6, estaba todo listo y que no se debía hacer nada más. El tramite está bien, pero luego falta la renuncia a los juicios”, subrayó.

Es por eso que el vicepresidente de la Coordinadora manifestó que la renuncia la deben hacer los abogados que intervienen en los expedientes.

“Uno de los errores que nos permitió sacar la Ley 27133, es que en el reglamento decía que el extrabajador tenía que renunciar a los juicios al firmar la lectura de la 25471, es decir renunciaba en el banco y esto no es así. Una firma ante el empleado del banco no se puede trasladar al foro judicial. Eso fue un error. Ahora somos más precavidos. Quien tiene que renunciar es el mismo abogado (representante de extrabajador) que inició el juicio en el mismo juzgado donde comenzó la causa y el juez tiene que resolver esa renuncia”, detalló.

Una vez realizados todos los trámites y si pueden acceder a cobrar su indemnización, se abre una cuenta comitente en el Banco Nación y se les depositan los bonos PR15 que, si bien vencen en octubre del próximo año, se renueva automáticamente con intereses y amortización.

Así, los exypefianos están atentos a las novedades y que la espera de casi treinta años tenga un final.

EL CASO DE LOS HEREDEROS

Mientras tanto, ¿cómo continúan el reclamo los herederos de los exypefianos que iniciaron el trámite? Los familiares de los extrabajadores fallecidos pueden seguir el trámite y un juez determinará el monto que cobrará cada uno de ellos.

El Ministerio de Economía de la Nación publicó la Resolución 538 en noviembre de 2020, permitiendo ordenar algunas contradicciones que se habían generado con antiguas normativas como que los pagos de las indemnizaciones de los exypefianos se debieran hacer en el Banco Ciudad (de Buenos Aires). La medida establece que las liquidaciones se hagan en el Banco Nación. Esto permitió destrabar varios trámites, pero, además, abarca a todos los beneficiarios y herederos.

El pago de las indemnizaciones se informa de manera personal por lo que la Coordinadora Nacional de Exagentes de YPF desconoce el número exacto de extrabajadores han cobrado sus haberes.

Sin embargo, Garro, manifestó que el número de personas a la espera de cobrar las indemnizaciones puede superar los 37 mil. “Muchos compañeros han fallecido y los herederos han seguido los tramites. Por eso dar un número exacto es relativo porque no sabemos cuántos siguen con el reclamo”, aseveró.

En diálogo con El Patagónico, Garro subrayó: “los herederos tienen todo el derecho de reclamar lo que le correspondía al titular” y enumeró los pasos a seguir. “Tienen que hacer una declaración de heredero. No es necesario abrir una sucesión. Una vez que se haga la declaración, el que define el porcentaje de lo que le corresponde a cada uno es un juez y no el Ministerio de Economía”, aclaró.

“Tenemos muchas consultas sobre este tema. La gente tiene que saber que el trámite lo puede hacer o lo puede continuar, pero el juez que intervino en la herencia es el que determina qué porcentaje le toca a cada heredero”, subrayó Garro.

La lucha de los exypefianos comenzó a mediados de la década del noventa cuando tras la privatización de la compañía se produjeron despidos masivos. Los trabajadores cobraron sus indemnizaciones, pero junto con ellas se les entregó un bono, que hoy ya no existe, y cuyo pago casi 30 años después siguen reclamando.

Los interesados en obtener más información pueden comunicarse con la Coordinadora Nacional de Exagentes de YPF a los teléfonos 2995773050 y 2995088229.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico