Facundo Jones Huala cumple 17 días de huelga de hambre

Su madre Isabel Huala asegura que el deterioro en su peso continúa, además de los dolores de cabeza y la recaída de su estado anímico en general. Cabe señalar que el lonko Facundo Jones Huala inició la huelga para exigir por su derecho a la celebración del Wiñoy Tripantu, ceremonia ancestral mapuche.

Hoy se cumplen 17 días de huelga de hambre para el lonko Facundo Jones Huala. Esta mañana, su madre, Isabel Huala indicó que el peso actual de Facundo es de 73,700. “No está bien. Sus dolores de cabeza siguen y su ánimo decayó mucho”. Asimismo, su madre expresó que “duele el poco apoyo de nuestra gente Mapuche duele como madre no poder hacer más, duele no estar al lado de Facundo y ver como se deteriora su salud”.

Asimismo, el Colectivo Des-entramando Cholila dio un parte de situación en el cual explica que “desde hace un año el Lonko Facundo Jones Huala se encuentra detenido, en forma ilegal, en la localidad de Esquel, por encabezar una lucha reivindicativa y de recuperación del territorio ancestral mapuche. Esta detención se da en un contexto de persecución política constante contra todo tipo de reclamos, especialmente los de los pueblos originarios, quienes exigen como habitantes preexistentes a los Estados Nacionales, la restitución del territorio”.

En este contexto, el Colectivo “denuncia y repudia la prohibición impuesta por el Juzgado Federal Nº 14 al Lonko Jones Huala, de impedirle la realización de una ceremonia ancestral del pueblo mapuche, en el contexto de privación a la libertad. Esta acción atenta contra los derechos contemplados en la Constitución Nacional Argentina y los tratados internacionales.

La celebración Wiñoy Tripantu, ceremonia ancestral mapuche, reviste gran significación para su cultura ya que representa la renovación de las energías para un próximo año. La esencia de su cosmovisión se vincula estrechamente con la espiritualidad en profundo equilibrio con la naturaleza. Esta prohibición por parte del Poder Judicial es de una extrema gravedad ya que el Lonko, como mapuche y autoridad de su pueblo, se ve imposibilitado de recibir el nuevo ciclo del Sol junto a su gente y sus ancestros”.

Para la comunidad que apoya a Jones Huala, “el Estado, quien debería ser garante de estos derechos. Por todo esto es que exigimos los siguientes puntos: Que se respeten los derechos constitucionales , Art. Nº 75, inciso 17, que garantiza la existencia étnica y cultural de los Pueblos Originarios y el respeto a su identidad (celebración del We Tripantu)

Qué se garantice el convenio 169 de la OIT, el cual reconoce el derecho de la libre determinación de los pueblos, tal como lo señala el artículo 3 de dicha Declaración. Por este artículo los pueblos indígenas, determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural, lo que no significa otra cosa que su derecho a decidir como Pueblo.

Consideramos que es obligación del Estado prohibir y eliminar la discriminación racial en todas sus formas contra el Pueblo Mapuche y que debe “garantizar el derecho de todos sus miembros a la igualdad ante la ley sin ningún tipo de discriminación”.

EN 2016 LA CELEBRACION DE WE TRIPANTU FUE PERMITIDA EN LA PRISION

Como antecedentes a la situación en la que se encuentra hoy Jones Huala, cabe recordar que en el mes de Junio de 2016 mientras se encontraba en la misma Unidad la celebración le fue concedida. Se autorizó el ingreso de unas 22 personas para la celebración ancestral que tuvo lugar en el patio de la Unidad. Por entonces, Huala consideraba que “se trataba de un hecho histórico", que marcaba un antes y un después en la relación con el Estado, ya que afirma "nos reconocen y nos dejan ejercer ciertos derechos dentro de la prisión", concluyó. Hoy la historia es otra.

Embed

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico