Garavano admitió una mesa de coordinación con la inteligencia

El exministro de Justicia, Germán Garavano, admitió que durante el gobierno de Mauricio Macri, él y otros funcionarios de primera línea mantenían reuniones con Gustavo Arribas, por entonces titular de la Agencia Federal de Inteligencia en lo que se denominó "la mesa judicial".

Este mediodía se dio a conocer el avance en la investigación por espionaje ilegal, el exministro de Justicia del macrismo reconoció reuniones de la “mesa judicial” con Gustavo Arribas de la AFI. De este modo, avanza la causa que investiga las presiones de los operados macristas contra los jueces.

El fiscal federal Ramiro González lleva adelante las actuaciones en la causa en la que se investiga el apriete a jueces por parte de operadores de Macri. En ese marco, los camaristas Ana María Figueroa (Casación) y Luis Raffaghelli (laboral) dieron su testimonio por escrito de las presiones que recibieron para torcer sus fallos en línea con los intereses del gobierno macrista. En esa causa, está imputado el ahora fiscal general porteño, Juan Bautista Mahiques.

Al respeto, Garavano reconoció que él formaba parte de la “mesa judicial” del macrismo junto con el por entonces consejero de la Magistratura Juan Bautista Mahiques, el exsecretario de Justicia Santiago Otamendi, el procurador del Tesoro Bernardo Saravia Frías, el asesor de Macri, José Torello, el secretario de Legal y Técnica Pablo Clusellas y “eventualmente se sumaba el diputado Pablo Tonelli, agregó.

“Efectivamente había un grupo de funcionarios que cumpliendo nuestro mandato legal nos juntábamos a evaluar pliegos de jueces que luego el presidente tenía que mandar al Senado”, afirmó Garavano en declaraciones a radio Mitre, en referencia a la causa en la que se investiga las presiones del macrismo a los jueces para direccionar los fallos.

Al ser consultado sobre si Arribas participaba de las reuniones, dijo que “no”. Sin embargo, cuando le preguntaron por unos mails donde Marcos Peña cancela una reunión porque Arribas no podía estar, Garavano dijo: “esa era otra reunión, no era la que el periodismo denominó mesa judicial”. “Seguramente en los próximos días vamos a estar haciendo una presentación judicial con mis abogados donde vamos a estar poniendo blanco sobre negro la construcción de este relato falso”, agregó el exfuncionario.

La causa que investiga el accionar de la “mesa judicial” se inició por una denuncia presentada por diputados y senadores del Frente de Todos a partir de las declaraciones en una entrevista en AM 750 de la camarista Ana María Figueroa quien reveló como la presionó el ahora fiscal general porteño, Juan Bautista Mahiques.

Ante el fiscal, Figueroa ratificó el episodio y dijo que había sido Mahiques el funcionario y agregó que tras no prosperar ese intento de presión sufrió tres denuncias ante el Consejo de la Magistratura y notas periodísticas que de manera recurrente aludían a su desplazamiento.

Raffaghelli, por su parte, reveló una operatoria similar y apuntó contra el exministro de Trabajo Jorge Triaca. Dijo que el exfuncionario y sus colaboradores realizaron el 29 de marzo de 2016 una visita en teoría protocolar a la Cámara del Trabajo para presentarse y que uno de ellos en medio de una exposición les propuso “consensuar” la doctrina de sus fallos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico