Gremios docentes reclamarán un aumento superior al 29%

Los cinco sindicatos docentes con representación nacional reclamarán el jueves un aumento salarial que supere el 29 por ciento para equiparar el proceso inflacionario, en el marco de la convocatoria a la Paritaria Federal Educativa 2021 lanzada por el ministro del área, Nicolás Trotta.

De la paritaria nacional del sector docente participan la CTERA, el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP, docentes privados), la Confederación Argentina de la Educación (CEA), la Unión de Docentes Argentinos (UDA) y la Asociación de Magisterio de la Enseñanza Técnica (AMET).

A modo de aproximación inicial a los debates, ya que la ronda oficial de discusión paritaria arrancará el jueves próximo, los dirigentes de los cinco gremios mantuvieron en los últimos días varios encuentros con el ministro Trotta.

El titular de la cartera educativa aseguró en diálogo con Télam que una de las intenciones del Ejecutivo al iniciar la ronda de negociaciones es repetir la experiencia de la paritaria del año pasado, en la que las discusiones a nivel nacional pudieron "encauzar los debates pendientes en algunas jurisdicciones".

"Cuando finalizamos la negociación de la paritaria (del 2020), en el mes de noviembre, nos comprometidos a volver a reunirnos en el mes de febrero", afirmó Trotta, quien luego agregó: "Y ahora, como entonces, queremos volver a dar a una señal de claridad de que pretendemos que la paritaria nacional docente sea una herramienta para encauzar los debates pendientes en algunas jurisdicciones", dijo.

En tanto, desde el sector sindical, el dirigente Fabián Felman (CEA), aseguró a Télam que la posición de los gremios será demandar "un aumento salarial que supere los guarismos inflacionarios", reclamo que se perfila en sintonía con el discurso desplegado por el Gobierno en su convocatoria a sindicatos y empresas para discutir precios y salarios.

Felman también confió que los equipos técnicos de los gremios estudian y evalúan la agenda que trasladarán a la mesa de negociaciones, aunque reconoció que "ese día no será posible definir nada", ya que será apenas, dijo, una reunión de evaluación.

"No es posible definir paritarias en un día, a excepción que el Gobierno ofrezca una propuesta insuperable. Pero ello es realmente difícil como consecuencia de la pandemia macrista que soportó y sufrió el país, que provocó elevados índices inflacionarios durante años y la ausencia de paritarias entre 2017 y 2019", remarcó Felman a Télam.

La Paritaria Federal Docente fue 'recuperada' por los gremios el año pasado, durante los primeros meses del mandato del presidente Alberto Fernández.

Ese primer encuentro nacional paritario de febrero de 2020, como también su continuidad en junio, julio y noviembre, permitieron garantizar un salario o ingreso mínimo de 27.500 pesos a lo largo de todo el país.

Con ese punto de partida, la expectativa de los cinco gremios para 2021 es superar en algunos puntos el guarismo de inflación previsto para este año y que figura en el presupuesto (29% anual).

Otro de los objetivos, en el marco de la pandemia y el debate por la presencialidad es el de garantizar "las elementales y seguras condiciones de higiene y seguridad para regresar a las aulas".

En este escenario, en los últimos días se registraron una serie encuentros informales entre los gremialistas docentes y Trotta: en las charlas se fueron tanteando las posiciones sobre cuestiones salariales, aunque también se conversó sobre el ciclo lectivo y el debate -muy extendido- sobre cómo instrumentar el retorno a las aulas.

Los contactos se dieron por separado, el jueves por la mañana con las autoridades de CTERA y ese mismo día, por la tarde, con los referentes de los sindicatos docentes que forman parte de la CGT: CEA, UDA, AMET y SADOP (aunque el secretario general de este último gremio, Jorge Kalinger, no llegó a participar porque viajaba desde Neuquén y recién pudo encontrarse con Trotta el viernes, en la reunión del Consejo Federal de Educación que tuvo lugar en la quinta presidencial de Olivos).

En la reunión de la tarde, aparte de Trotta, estuvieron Felman (CEA), Sergio Romero (UDA) y Ernesto Cepeda (secretario general de AMET, ya que la secretaria general, Sara García, no pudo asistir), quienes a su vez estuvieron acompañados por los dos cotitulares de la CGT, Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio) y otros integrantes de la central sindical de Azopardo al 800, como Antonio Caló (UOM), Víctor Santa María (Suterh) y Rodolfo Daer (Alimentación), entre otros.

Durante el encuentro, al que Romero calificó como "histórico", Trotta garantizó el compromiso del Ejecutivo para garantizar "un regreso a la presencialidad con seguridad".

Todos los gremialistas presentes coincidieron en que durante la charla el titular de la cartera educativa ratificó la consigna de que este año "las paritarias no tendrán techo".

"El jueves, los gremios docentes reclamarán un salario mínimo garantizado y que la recomposición salarial que finalmente se acuerde supere el guarismo inflacionario", reafirmó Felman en diálogo con Télam y además agregó: "Lo que ocurre es que aunque ello suceda, como consecuencia de las políticas macristas, el ingreso de los trabajadores continuará depreciado. Esa es la realidad", reconoció.

Para el titular de la CEA, la superación de la etapa neoliberal encarnada por el gobierno de Cambiemos "llevará tiempo", y recordó que la Paritaria Federal Docente comenzó en 2008 y fue recuperada recién en 2020, tras el "ostracismo macrista".

Por su parte, Kalinger (SADOP), quien no estuvo en el encuentro del jueves, sí estuvo en la reunión del Consejo Federal de Educación que se realizó ayer.

El gremialista de los docentes privados, cuyo sindicato reúne a más de 70 mil afiliados en todo el país, se pronunció por "una recomposición inmediata de los salarios".

Cualquier incremento de sueldos, en el caso de los trabajadores de la educación, debe contemplar que el salario mínimo docente a nivel país hoy equivale a 27.500 pesos.

Pero en la negociación salarial inciden también otros ítems, como "material didáctico y Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid)", detallaron los gremios a esta agencia.

Para el gremio SADOP, la participación en la Paritaria Nacional Docente es vivida como una conquista ya que durante la gestión de Cambiemos ese sindicato fue excluido de la negociación por decisión del expresidente Mauricio Macri y de su exministro de Educación, Esteban Bullrich, con el argumento de que su actividad "es privada o particular", y que por eso debía mantener negociaciones con "empresarios" sectoriales.

Desde la educación privada, los reclamos apuntan a superar el proceso inflacionario y a obtener un urgente aumento salarial que, además, "incluya también a los docentes de institutos y academias (educación no formal), erróneamente llamados extraprogramáticos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico