Identificaron a cinco de los acusados en las ruedas por el asesinato de Fernando Báez

Cinco de los rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, entre ellos el principal sospechoso Máximo Thomsen, fueron identificados ayer por testigos en la segunda tanda de ruedas de reconocimiento y fueron señalaron como las personas que participaron del ataque dentro y fuera del boliche Le Brique que terminó con la muerte del joven el sábado último.

La medida de identificación fue supervisada por la fiscal del caso, Verónica Zamboni, y contó con la particularidad de que varios de los reconocimientos fueron realizados de manera fotográfica, ya que algunos de los imputados, después de pasar seis días encerrados en un calabozo, perdieron el bronceado y se complicaba la conformación de las rondas.

Uno de los principales sospechosos, Máximo Thomsen (20), fue reconocido en la jornada de ayer de manera fotográfica por dos de los tres testigos como una de las personas que le pegó a Fernando en la calle, frente al boliche, la noche del último sábado.

Fuentes judiciales explicaron a Télam que este joven, joven promesa del rugby, es el más comprometido en la investigación, ya que fue identificado de manera directa por cuatro testigos distintos.

En el caso de Ciro Pertossi también fue reconocido por uno de los testigos que lo ubicó como atacante de uno de los amigos de Fernando.

Según los pesquisas, otro de los identificados de manera fotográfica fue Enzo Comelli, el joven imputado que el jueves había sido reconocido por dos testigos golpeando a la víctima cuando se inició el ataque en la calle.

En esta oportunidad, un nuevo testigo lo reconoció como uno de los integrantes del grupo dentro del boliche Le Brique.

También fue reconocido Matías Benicelli (20), a quien un testigo le indilgó haber estado arengando la agresión a Fernando, dijeron a Télam al menos dos fuentes que estuvieron presentes en la rueda de presos.

Según los investigadores, en la medida de ayer hubo un quinto reconocimiento positivo por dos de los testigos, que identificaron a otro de los rugbiers como uno de los miembros del grupo agresor.

PERDIERON EL BRONCEADO

Por la mañana el abogado Fabián Amendola, quien representa a la familia de la víctima, aseguró que cuatro de los diez rugbiers detenidos (Thomsen, Ciro Pertossi, Comelli y Benicelli) iban a ser sometidos desde ayer a reconocimientos fotográfico en lugar de presenciales, debido a que después de seis días detenidos perdieron el bronceado y se complica conformar las rondas.

El abogado explicó que esta medida fue solicitada porque “los chicos, con estos días que han estado encerrados, han perdido el color tostado de la piel y las personas que han encontrado para conformar las ruedas están mayormente bronceadas”.

“Eso era una complicación, así que no hubo inconvenientes en que se realicen algunas de estas medidas de manera fotográfica”, señaló el letrado.

Las imágenes usadas junto a las de los imputados son obtenidas de legajos policiales o de imputados de otras causas: “Lo importante es que las características sean parecidas”.

Según el letrado, seis de los imputados pidieron por su parte continuar con la modalidad presencial iniciada el jueves en la sede de la Secretaría de Seguridad Balnearia, y que está previsto que se extiendan al menos hasta el martes.

Por otra parte, el abogado defensor de los diez rugbiers, Hugo Tomei, aseguro a Telam que el audio que se viralizó en las últimas horas con supuestas declaraciones del imputado Lucas Pertossi, “es falso”.

El crimen de Fernando fue cometido la madrugada del sábado pasado a la salida del boliche “Le Brique”, en pleno centro de Villa Gesell, el cual fue clausurado anteanoche por irregularidades en el expendio de bebidas alcohólicas.

Además de Thomsen, Ciro Pertossi, Comelli y Benicelli, permanecen detenidos Alejo Milanesi (20), Ayrton Viollaz (20), Luciano Pertossi (18), Lucas Pertossi (20), Juan Pedro Guarino (19) y Blas Cinalli (18).

Los diez rugbiers están imputados por el delito de “homicidio agravado por premeditación de dos o más personas”, al igual que el remero Pablo Ventura (21), quien fue liberado el martes último.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico