Jefe policial fue denunciado por hostigamiento y acoso sexual

La denuncia es contra Andrés García y fue radicada en la Comisaría de la Mujer. Es por "hostigamiento, maltrato e intimidación". La joven de 21 años es su secretaria y contó que en cierta ocasión "me dijo que el café estaba tan rico que seguro le había puesto agua de mi tanga".

En las últimas horas se hizo público un grave caso de acoso sexual en las entrañas de la Policía del Chubut. El apuntado es Andrés García, segundo jefe de la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia, quien fuera designado en el cargo a mediados del 2022 tras haber sido jefe de Operaciones desde finales del 2021 y anteriormente titular de la División de Investigaciones.

Radicada el pasado jueves 15 de junio, la denuncia por parte de quien sería la secretaria personal del comisario, una joven de 21 años, reseña situaciones de acoso laboral, maltrato e intimidación articuladas con el fin de que la víctima no denunciara los hechos, que se habrían sostenido en el tiempo.

“Me hago presente en esta dependencia policial para denunciar al segundo jefe de unidad regional de Comodoro Rivadavia, al comisario inspector García, Andrés ya que hace un año aproximadamente me encuentro prestando servicio en la Unidad Regional como secretaria del segundo jefe y desde que estoy en ese sector me ha acosado sexualmente en varias ocasiones”, indica el testimonio de la víctima de acuerdo a lo publicado por Radio Del Mar.

Las situaciones mencionadas en el descargo realizado en la Comisaría de la Mujer sucedieron en su lugar de trabajo, es decir en el edificio de la Unidad Regional, sobre calle Güemes entre avenida Rivadavia y calle San Martín del centro de Comodoro.

“Una vez delante de otros jefes me dijo ¿´qué le había echado al café que estaba tan rico? Que seguro le había puesto agua de mi tanga´ (SIC) y todos los jefes se reían; en otra ocasión me encontraba realizando mates en la oficina y llegó el jefe (García), lo saludé con un beso, él lo esquivó y me dio un beso en la boca”, detalló.

La agente describió que fue amenazada al contar que “nunca dije nada porque realmente tengo miedo, ya que una vez me dijo que él podía ser muy peligroso”.

“Yo los mensajes los borré porque no quería que mi novio vea las cosas que él me decía. Este acoso ya es constante porque todos los días me refiere algo distinto por mi cuerpo y hace comentarios de que quiere tener relaciones conmigo; o yo paso caminando y él de atrás me hace gesticulaciones o hace como que me va a pegar en la cola”, añadió.

“Pensé bien las cosas y decidí realizar la denuncia porque yo no tengo la culpa de lo que me está pasando. Quiero dejar constancias de que él nunca me respetó y nunca tuvo un trato de jefe y subalterna; nunca me llamó por mi apellido; siempre me ponía apodos o me decía ’mamita’”, expresa la denuncia.

Fuente: El Comodorense

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico