Juliana Uribe le pidió perdón a la familia de su expareja por haberle quitado la vida

En la tercera jornada del juicio por el crimen del exboxeador, declaró Juliana Uribe, la imputada por su muerte. Entre sollozos le pidió perdón a la madre del joven. "Yo necesito que ellos me perdonen que si es por justicia divina yo ya pagué con mi salud", sostuvo en alusión a las secuelas que sufrió por un incendio registrado en la alcaidía.

Después de dos jornadas de declaraciones testimoniales en el juicio por el homicidio de Samuel Ovejero, ayer fue el turno de que declarara Juliana Uribe, la imputada por el crimen ocurrido el 29 de julio de 2017 en Comodoro Rivadavia. Se vivió una jornada muy emotiva dado que la joven visiblemente conmocionada pidió perdón a la familia de quien fuera su expareja y padre de su hija.

Fueron testigos de la declaración de la joven, la madre de la víctima y sus hermanos, debido a que el padre de Ovejero no estaba en la sala.

“Pedí perdón porque yo nunca quise que pase lo que pasó, yo estoy arrepentida. Todos los días de mi vida le preguntó a Dios por qué lo permitió. Hoy me siento también bien porque mi hija está disfrutando de su familia, yo nunca le voy a negar ese derecho, pero yo necesito que ellos me perdonen que si es por justicia divina, yo ya pagué con mi salud, si es por eso ya pagué. Me sacudió para acá y para allá Dios, yo necesito estar con mi hija, seguir”, afirmó la imputada al dialogar como Comodoro 24 tras la jornada de juicio de ayer.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico