La autopsia determinó que el hombre que murió el viernes en Km 14 fue asesinado

El estudio forense determinó que además de los cortes en su muñeca derecha que le provocaron un desangramiento, Ismael Martínez sufrió un golpe en la cabeza. Se trata del hombre que el viernes por la tarde caminó hasta una gomería del barrio Centenario, donde pidió un vaso de agua y cayó desplomado. Hernán José Antisoli es el principal sospechoso de haberlo agredido mientras consumían alcohol. El joven de 18 años fue detenido y hoy será sometido a la audiencia de control judicial.

La autopsia confirmó que Ismael Martínez (57) murió producto de un golpe en la cabeza y de los cortes que presentaba en su muñeca derecha, por lo que la Policía detuvo a Hernán José Antisoli (18), como principal sospechoso del primer homicidio registrado este año en Comodoro Rivadavia.

Según fuentes consultadas, el viernes alrededor de las 14, Martínez, Antisoli, un joven de 20 años y otro individuo que todavía no fue identificado, compartían bebidas alcohólicas a la vera de la ruta Nacional 3m en Kilómetro 14. En un momento dado se habría producido una discusión y posterior pelea donde Antisoli habría agredido a Martínez de un botellazo en la cabeza y también le habría provocado cortes en su muñeca derecha cuando la víctima intentó defenderse.

Martínez, quien era cuidador de un campo de doma del sector, alcanzó a caminar varios metros hasta llegar al ingreso de la gomería “El Destino”. Allí, se apoyó en un neumático y pidió un vaso de agua, pero se desvaneció y falleció.

Tras recibir el alerta de que había una persona fallecida, personal de la División de Criminalística y la Brigada de Investigaciones comenzaron con las pesquisas para esclarecer lo sucedido.

En un primer momento se tomaron entrevistas a los testigos y habitantes del sector mientras se avanzaban en las pericias del cuerpo de la víctima. Los testimonios aportados permitieron establecer a los investigadores que no se trataba de un accidente sino de un homicidio.

De esa manera, efectivos de la Comisaría Mosconi comenzaron a sospechar de Antisoli y de un joven de 20 años por su nerviosismo y titubeos, cuando fueron identificados. Incluso uno de ellos presentaba una mancha de sangre en sus prendas de vestir. Fue así que demoraron a ambos jóvenes, además de secuestrar la ropa y un teléfono celular.

En tanto, el personal de la Brigada de Investigaciones tomó declaraciones a un testigo presencial que señaló a los demorados como presuntos autores del homicidio de Martínez. Ese testimonio fue clave dado que se hizo referencia a que el hombre de 57 años había tenido una discusión y que uno de ellos lo golpeó en la cabeza con una botella de cerveza y al romperse, con el pico de la misma le aplicó una lesión cortante en el brazo derecho.

Según fuentes consultadas, este corte le habría generado un sangrado profundo que desencadenó su muerte.

Con el correr de las horas, el joven de 20 años recuperó su libertad mientras que Antisoli quedó detenido a disposición de la Justicia, como presunto autor de la agresión. Se aguarda la audiencia de control de detención donde se dictaría su prisión preventiva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico