La Corte Suprema deberá resolver si el crimen de Banza es competencia federal o provincial

El Superior Tribunal de Justicia del Chubut se declaró incompetente en el caso que debe establecer las circunstancias del homicidio del empresario de Sarmiento, Cristian Banza. Fue luego de que el juez Jorge Novarino remitiera las actuaciones al fuero federal entendiendo su incompetencia pero su par, Eva Parcio, siguió idéntico camino, por lo que un órgano superior debe resolver. Mientras tanto la Fiscalía ya acusó a Axel Pros. Ahora, la pugna por la competencia federal o provincial dilataría el proceso.

Los jueces Miguel Donnet, Mario Vivas y Alejandro Panizzi, del Superior Tribunal de Justicia, declararon la incompetencia del órgano mayor de la Justicia provincial en el entendimiento del conflicto negativo suscitado entre el juez Jorge Novarino y su par federal, Eva Parcio de Seleme, en la investigación por el homicidio del empresario de Sarmiento, Cristina Banza, ocurrido el 20 de julio del año pasado.

La causa penal se instruye en la Oficina Judicial de Sarmiento, pero Novarino entiende que en la causa habría vinculación con la Ley de Estupefacientes. Lo llamativo es que no hubiera manifestado sus dudas apenas comenzó su investigación.

En tanto, la jueza Parcio indicó que no tiene competencia, por lo que se busca ahora que un órgano superior resuelva la cuestión.

Es que el Superior Tribunal de Justicia argumentó que no puede resolver “cuestiones de competencia que se susciten entre tribunales de distinta jurisdicción, en este caso provincial y federal” y citó el artículo 24 del Decreto Ley 1285/58 que dispone que “la Corte Suprema de Justicia de la Nación conocerá de las cuestiones de competencia y los conflictos que en juicio se planteen entre jueces y tribunales del país que no tengan un órgano superior común que deba resolverlos”.

De esa manera, al declararse incompetente, elevó las actuaciones ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación que deberá resolver.

Mientras tanto la fiscal Andrea Vázquez, que trabaja junto a su equipo en el caso desde los albores de la investigación, ya presentó la acusación atenta a los plazos que la ley establece, mientras que el funcionario de Fiscalía, Cristian Castro Albornoz, el 18 de octubre realizó el control de la prisión preventiva de Pros y solicitó al juez Novarino que se mantenga la medida de coerción por un plazo de dos meses.

DILACIONES

La Fiscalía fundamentó su pedido al indicar que en esta etapa del proceso existen elementos de convicción suficientes para sostener que el detenido es coautor del asesinato de Banza.

Entre los indicios detallados por la Fiscalía, se destacan los mensajes y llamadas que la víctima y Pros intercambiaron el día del crimen. Los investigadores afirman que el sospechoso y la víctima se contactaron en once oportunidades, desde las 21:45 a las 23:54 del viernes 20 de julio de 2018.

Novarino consideró que no hubo cambios respecto a la situación procesal del acusado, por lo que resolvió mantener la medida de prisión preventiva de Pros por el plazo de dos meses, o hasta la realización de la audiencia preliminar.

Es decir que antes del 18 de diciembre se llevará a cabo la audiencia preliminar y la misma se debería fijar fecha de juicio, pero si la cuestión de competencia no está definida, la declaración de incompetencia de Novarino y de la juez Parcio terminará siendo dilatoria para el proceso en el que el acusado llega bajo prisión preventiva.

Si la Corte Suprema de la Justicia no define antes de esa fecha y luego se establece la competencia federal la causa ya estaría elevada a juicio, por lo que ya no se podría investigar nuevamente en el fuero federal, sino elevar el proceso ante el Tribunal Oral Federal.

El 20 de julio de 2018, aproximadamente a las 23:40, en el predio ubicado en la Avenida 25 de Mayo, entre calle Alberdi y Subcomisario Morales, conocida como “Cancha La Usina” de la ciudad de Sarmiento, Cristian Banza fue asesinado.

Según la Fiscalía, el comerciante llegó a bordo de su vehículo, un Renault Clío blanco, dominio FVX 467, e ingresó a la cancha a encontrarse con Pros, quien lo había citado en ese lugar.

Para la Fiscalía, Pros y al menos dos personas aún no identificadas, habían acordado acabar con la vida de Banza, quien inocentemente estaban esperando en la Ecosport azul oscura, dominio JWE964, que era usada por Pros.

Instantes después de su llegada, uno de los sujetos le habría provocado la muerte disparándole 9 tiros que impactaron en su cuerpo con un arma de fuego calibre 22.

Este acuerdo previo de matar a Banza, según la Fiscalía, habría sido motivado por la promesa de cobrar una suma de dinero que le hicieron a Pros. Después de matarlo, al comerciante le llevaron una campera tipo parka negra y roja y un celular Samsung J7.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico