La familia del nene fallecido exige justicia tras la picada mortal

La familia del niño que murió atropellado en medio de una picada de autos, prepara una movilización para exigir justicia. "Nadie se contactó ni se puso a disposición nuestra, estamos solos", expresó el tío del nene.

Taiel Contreras, de seis años, se encontraba junto a sus padres esperando para cruzar la Ruta 21 cuando fue atropellado por un auto que corría una picada en Gregorio de Laferrere. Sus padres también sufrieron heridas y hay dos tenidos. Su familia exige justicia.

“Desgraciadamente vamos a tener que hacer algo para que se movilice la Justicia”, expresó Julio, el tío de Taiel y hermano del padre del nene fallecido. Tras el hecho, los vecinos del lugar cortaron la ruta 21 y las vías del tren para protestar y la familia analiza sumarse a las protestas.

"Nadie se contactó ni se puso a disposición nuestra, estamos solos”, expresó el tío del nene en diálogo con los medios. En ese sentido, pidió por la aparición de más testigos y agradeció a los que se encontraban presentes y asistieron a los padres de Taiel después del hecho.

“Cuando llegué ya se lo habían llevado, los vecinos tenían bronca e impotencia, esto no tendría que pasar”, expresó y remarcó que “los domingos no circula mucha gente, hay poco tránsito y se presta para esas bolu…”.

El hecho ocurrió alrededor de las 17 cuando Taiel salió con sus padres a comprar facturas a la panadería. A la altura del kilómetro 30 de la ruta provincial 21, en el cruce con la calle Soldado Sosa, esperaban que el semáforo les permitiera cruzar.

Si bien por el momento no está claro cuántos autos participaban de la picada, algunos de ellos “se tocaron” a alta velocidad y provocaron un choque en cadena que hizo que uno de los autos impactara de lleno contra la familia.

Según indicó, no tuvieron oportunidad de hablar con el conductor del Chevrolet Corsa color bordo ni con quien manejaba el Volkswagen Bora, al tiempo que advirtió que “un Volkswagen Vento color gris que se dio a la fuga”.

Según informó Julio, los padres de Taiel ya se encuentran en su casa luego de haber sido trasladados al hospital, donde los atendieron por los golpes recibidos producto del impacto: “Estamos mal. Esperamos que se haga justicia”, exigió.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico