La mujer que apuñaló a su pareja quedó internada en Salud Mental

G.M. fue detenida ayer a la mañana por la policía tras protagonizar una situación violenta con su pareja en un departamento céntrico donde el hombre recibió puntazos en el tórax que le provocaron lesiones leves.

Una pareja de policías que intentó sacarle el cuchillo a la mujer, que estaba bajo una crisis de nervios, recibieron también cortes en las manos. Ayer se decretó legal la detención, pero no se formalizó la causa hasta tanto la mujer no se recupere de su brote psicótico. Mientras, el juez dictó la prohibición de acercamiento de la mujer a la víctima.
G.M., de 23 años, fue reducida ayer a las 7 en un departamento de 25 de Mayo al 900, en medio de un brote psicótico en el que agredió con un cuchillo a su pareja y también a dos policías que intentaron quitarle el arma blanca.
La joven debió ser internada en el Hospital Regional ante la crisis de nervios en la que fue hallada por la policía. Por prescripción médica quedó bajo los cuidados de los especialistas de Salud Mental.
Según investiga el Ministerio Público Fiscal, la mujer mantuvo una discusión con su pareja, quien intentó quitarle el cuchillo y fue apuñalado en el tórax.
Las lesiones que el hombre sufrió fueron de carácter leves, pero llamó a la policía para que interviniera. De ese modo una pareja de agentes –un hombre y una mujer- de la Seccional Primera se hicieron presentes en el lugar, pero en el intento de sacarle el cuchillo a la mujer recibieron cortes en las manos.
Ambos efectivos de la comisaría del Centro lograron reducir a la mujer pese a los cortes en las manos y luego fueron hospitalizados para que recibieran dos puntos de sutura cada uno.
La joven quedó internada por lo que ayer no pudo comparecer ante el juez penal Miguel Caviglia, quien presidió el control de detención y decretó legal la aprehensión de la mujer.
Ante su internación en Salud Mental, la Fiscalía solicitó una medida de protección para la víctima de las lesiones, para cuando la mujer reciba el alta médica, como lo es una prohibición de acercamiento a la que el juez dio lugar. Es decir, una vez que G.M. se recupere de su estado de salud no podrá acercarse a su pareja.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico